viernes, 1 de mayo de 2009

Recuerdos de un futuro imperfecto


Anoche disfrutaba con la que ha liado David Plaza en su blog a cuenta de preguntar a sus lectores por aquellos circuitos que han formado parte de la historia de la F1, pero que por unas razones u otras ya no están y merecen ser recordados —resulta tonto decirlo, pero la respuesta a tan magnífica y generosa oportunidad ha sido inmediata (¡tú sí que sabes, David!), y el que más y el que menos ha contribuido con su pequeño granito de arena a recomponer ese inmenso puzzle de verdades como puños que las altas esferas del deporte se están encargando de sepultar en el olvido—. Decía que ayer noche, mientras las numerosas referencias me traían infinidad de recuerdos, me dio por pensar en que tal vez dentro de cuarenta o cincuenta años, los aficionados que nos sucedan, ante una propuesta similar, recuerden con idéntico cariño y devoción las abominaciones de Herman Tilke, y nos llamen desagradecidos. ¡Dios, pagaría por verlo!

Según Eduard Punset, la vida es siempre pasado pues tardamos unos instantes (milisegundos) en percibirla y algunos más en procesarla, de manera que cuando la creemos atrapada ya está lejos y perdida. Su afirmación me resulta tremendamente atractiva por la paradoja que encierra, ya que si el pasado es tan subjetivo como parece, fruto de una destilación, de una elección meticulosa de la realidad que nos rodea, y por tanto impreciso e irreal, está confeccionado de la misma materia que los sueños, y de todo ello resulta comprensible que no haya nada más gratificante y hermoso que nuestros buenos recuerdos, siempre reconfortantes y siempre abrigo porque están cincelados a nuestra personal medida.

Decía que el catálogo de referencias elegidas por los invitados que acudieron a la llamada de David me incentivó a mirar hacia adelante, a ese futuro enigmático que es siempre una ciénaga donde no conviene adentrarse por falta de referencias y perspectiva, pero que por lo mismo me supone un lugar interesante donde mirarme en el espejo. Y me dio por pensar en uno lejano, seguramente improbable, con circuitos por donde circularán vehículos como el de más arriba (diseño de Daniel Simon). Monoplazas compactos como reactores; planos, muy planos; o voluminosos, con batallas incomprensibles; con habitáculos sellados, situados asimétricamente en el monocasco y dotados de asientos eyectables; con suspensiones de sustentación magnética; con seis u ocho ruedas de polímero; propulsados por motores cuyas prestaciones se me escapan, pero que podrían ir alimentados por pilas atómicas o por plasma…

Sin duda serán impresionantes, como nos parecen los monstruos de entreguerras a nosotros. Ahora bien, para dar todo de sí necesitarán trazados gigantescos, con rectas interminables, escapatorias como estadios y curvas de radios amplísimos, y para nuestros sustitutos en el tiempo resultarán aburridos, e incluso habrá quien mente a toda la parentela de los Max y Bernie de turno (seguro que algún cabroncete como ellos les recoge el testigo por el bien del deporte) por haber arrinconado maravillas como Shanghai, con una sucesión de curvas iniciales que sí que eran para hombres; o Shakir, donde la arena y el calor sí que pasaban factura…

Obviamente, nuestros nietos o bisnietos tendrán sus propios héroes, incluso alguno de ellos podría haber nacido en la península que cierra en su parte más occidental la Confederación Paneuropea, y hablaría el idioma de sus padres y abuelos… Y nos llamarán ingratos, como si lo viera, porque cedimos ante nuestro pasado y perdimos la oportunidad única de disfrutar del presente deportivo que nos tocó en suerte vivir.

Decía…

13 comentarios:

Alexander dijo...

Muy bueno este post. Me has hecho pensar, me has hecho sonreir, y me has hecho reevaluar.

Curioso. No me esperaba el paseo. Se agradece.

Un saludo.

David Plaza dijo...

Interesante y muy cierta reflexión. Sin ir más lejos a Félix Muelas Imola no le parece digno de haber sido el circuito más votado...

Es asi, siempre la tendencia de que cualquier tiempo pasado fue mejor... pero no el primero de los pasados, sino el más inmediato de ellos.

Nah dijo...

la leche que diseño!!!

me recuerda un poco a lo q se puede ver en algunos juego de ci-fi

magnifico post, como siempre :P

PiratF1 dijo...

Soberbio Maestro.
Además me das pié para cierta entradilla... que tenía rondándome jejeje

Saludos desde la orilla del Meno ;)

Tadeo dijo...

Nombrar al maestro Punset en un blog de F1 es más de lo que cualquier aficcionado puede pedir, pero encima acertar con la cita adecuada es ya de medalla de oro (de Berniemomia).

Salut maestro, es dificl mejorar este post, a no ser que seas Punset claro.

Saludos

Orroe dijo...

Buenos días a todos ;)

Alexander ;) Me alegro de que el paseo te haya resultado inesperado. Echar la vista hacia adelante siempre me resulta provechoso precisamente por eso, porque puedo mirar el presente con algo más de optimismo ;)

David ;) Acabo de leer al gran Félix, y aunque objetivamente puede tener razón, la memoria y el cariño son libres y hay que plegarse ;)

Paco ;) Guapo, guapo, guapo, ¿a que sí? XDDDDD

Pirat ;) Pues adelante con ella, que para eso estamos :P

Tadeo ;) ¡Ay don Eduard! la de veces que maldigo tener la manía de dormir por las noches y perderme Redes. Dicen que lo han pasado a un horario mejor, pero yo lo pondría en todos los telediarios para que la gente aprendiera a ver la vida con algo más de ironía ;)

Un abrazote a todos

Jose

Eratostenes dijo...

Jose,

Me ha gustado mucho tu aventura futurista. El futuro, per se, siempre nos es negado por su propia naturaleza. Pero el futuro de los coches de carrera en particular, en los que la tecnología juega un papel esencial, está más allá de nuestros limitados cerebros temporales. Lo que hacen los monoplazas hoy en día era impensable hace, digamos, 50 años. Echad un vistazo a las innovaciones introducidas desde 1957 que nos ha detallado David Plaza en el GPA nº 4. ¡Quién le iba a decir a Fangio que tendría un HANS, fibra de carbono, kevlar, o por ponerlo aún más crudo, que el monoplaza lanzaba MBs (quién le explicaría a Fangio lo son los MBytes ....) en cada vuelta con información de precisa de la presión de los neumáticos, de la temperatura de éstos, y un mil etcétera de parámetros que los ingenieros manejan minuto a minuto a lo largo de una carrera o de los tests ... Es, como les digo a mis hijos muchas veces, imposible intentar explicar a alguien de principios de siglo (XX) lo que es internet ....

Por tanto, ese vehículo de la portada que nos brindas y las reflexiones tan interesantes que has dejado tan bien escritas, pueden ser sencillamente un flash de intuición que se vuelva real es 50 años. Los que vivan (espero que muchos de nosotros ... nuestros hijos, seguro que lo verán ...) podrán recordar tus palabras escritas y decir ... Pues el bueno de Orroe no iba desencaminado ...

Un saludo.

Eratostenes

Consuelo dijo...

La Formula 1 no me interesaba mucho, pero leyendo este blog me he enganchado. Me gustan los enfoques y la forma que tienes de apretar las cosas hasta darles la vuelta. Escribir es difícil pero te recomendaría que lo intentaras en serio, Orroe, tienes la virtud de convertir las palabras en imágenes sencillas.

Te leo desde hace tiempo y no me he atrevido a intervenir antes, pero hoy me apetecía participar en el reconocimiento que te han hecho tus amigos. Gracias por enseñarnos algo cada día.

Consuelo

Orroe dijo...

Hola a todos ;)

Eratóstenes ;), no sabes lo grato que me resulta leerte aquí, tú de ciencias puras y duras y yo de letras XDDDD No llegaré, calzo casi 50, y si la vida me lo permite, seguro que la jubilación no me llega XDDDD

Pero si coincides con tus nietos y puedes, diles de mi parte que cuiden de todo esto, porque siempre ha merecido la pena ;)

Consuelo, qué decirte. Escribo en serio y en menos serio, vamos, que publico, pero la publicación no me llena tanto. Bueno, sí, cuando algún crío o jugador recuerda alguno de mis personajes, se me cae la baba, para qué voy a negarlo, pero créeme, me siento mejor divagando aquí que discutiendo con editores XDDD

La tuya es una de las contestaciones más hermosas que me han escrito, y qué quieres que te diga. Me alegro de que conmigo le hayas pillado el puntito a la F1, y espero seguir correspondiendo para que no vuelvas a perder el hilo, de eso se trata, de compartir ;)

Un besote enorme ;) Eratóstenes, consuélate con un abrazo, espero que me comprendas XDDDD

Jose

David dijo...

No hay mucho que decir, Jose. Redondo, una lección de buena humildad.

Eratostenes dijo...

Jose,

Gracias por el recibimiento. Llegar a todo un Infierno Verde, sólo por el nombre, es un placer. Me seguirás viendo por aquí. Tengo ansias de aprender, y un blogger común (David) me ha comentado que encontraría cosas interesantes ... Desde luego, el Maestro no se ha equivocado. A ver si sigo aprendiendo.

Repito, un placer leerte.

Un saludo,

Eratostenes

PS: Yo calzo casi un 40, así que, no estoy muy lejos ....

csm dijo...

Qué particularidad que te salga esa forma de escribir a "borbotones" !
Muy bueno lo de Punset, lástima que algunos/as cuando procesan la realidad ya no es que sea pasado, sino historia XDDDDDD.
Un besote
Concha

Orroe dijo...

Buenas tardes ;)

Disculpadme que esta mañana no me haya enterado de que andábais por aquí :P

David :) Sospecho que lo de la lección de humildad te refieres a la perspectiva de la entrada, porque yo soy pelín soberbio, como buen artista XDDDDD

Eratóstenes ;) Esta es tu casa , y las gracias debería dártelas yo, porque es un lujo contar con todos y cada uno de vosotros.

40, ¡qué lejos me quedan XDDDD! ¡Disfrútalos ;)!

Concha ;) Algún día tal vez me anime a sacar aquí alguno de mis tochos XDDD

Un abrazote

Jose