jueves, 18 de diciembre de 2008

«Seb» Vettel


Creo no incurrir en pecado alguno si afirmo que Sebastian Vettel ha sido la revelación de esta triste y recién terminada sesión de 2008. Tampoco creo faltar a la verdad si digo que el alemán se intuye como uno de los más firmes valores con posibilidad de destacar en las próximas.

Aunque sentó sus reales el año pasado cuando fue llamado a sustituir a Robert Kubica en el G.P. de los U.S.A., en Indianápolis, logrando un meritorio 8º puesto y calzándose su primer punto oficial con tan solo 19 años y a punto de cumplir los 20, su paso de piloto probador en BMW a titular en Toro Rosso, a partir de Hungría 2007, auguraba un par de temporadas (como poco) aprendiendo los rudimentos de la profesión, ampliando los conocimientos sobre el coche y la competición, y alguna otra cosa que se me escapa pero que intuyo resulta imprescindible en la elite.

Sin embargo, a pesar de un final de campeonato 2007 plagado de problemas mecánicos y en el que sufrió un injusto accidente en Fuji, contra todo pronóstico volvía a destacar en China, terminando 4º, lo que le colocaba en 14ª posición en la general de pilotos, nada menos que junto a Jenson Button. El caso es que Vettel iniciaba 2008 marcado por la incompetencia de su vehículo (de las cinco primeras carreras no terminaba ninguna), demostrando su calidad en cuanto el monoplaza fue medianamente competitivo, ganando en Monza, acosando y pasando por encima al hijo de Anthony Hamilton en Interlagos, terminando 8º en la general de conductores, por delante de Trulli y Glock, titulares de Toyota, a resultas de lo cual la prensa seria lo ha destacado como uno de los mejores pilotos de 2008, y con amplio consenso.

Y es que hay algo en pilotos como Seb Vettel en Toro Rosso este año, o en Fernando Alonso en Renault en 2003, que sitúa a la altura del barro los logros del hijo de Anthony Hamilton sobre un MP4/22 o MP4/23, y que tiene directa relación con esa belleza que emana de un acto en apariencia sencillo (conducir) que cobra una magnitud indescriptible cuando supera algunos límites y expectativas (vencer contra todo pronóstico). Vamos, que hacer lo que ha hecho el alemán con un vehículo como el suyo no tiene nombre, como no lo tuvo la victoria del Nano con el R23. Y hacerlo a su edad (la de ambos) tampoco.

Alonso ha grabado su nombre en la historia del automovilismo a base romper esquemas, y tiene en el jovencísimo Sebastian un digno sucesor, no sólo porque le ha arrebatado el récord como piloto más joven en ganar un gran premio, que también, sino porque el alemán corre casi igual de rápido en seco que en mojado, ha mostrado hambre de conocer y controlar los mismo un BMW que un Toro Rosso, tiene suficiente picardía como para robar carteras en cuanto un oponente se despista, y una seguridad y frialdad al volante que para sí quisiera el vigente campeón del mundo…

El año que viene conducirá un Red Bull, pero visto lo visto esta temporada en el equipo junior, he desestimado la idea de que suponga un paso atrás, muy al contrario, estoy casi seguro de que Vettel nos va a regalar más de una sorpresa, porque el chaval apunta, y lo hace muy alto.

6 comentarios:

CSM dijo...

Jose
Para mí lo que NUNCA olvidaré de este chico es ese adelantamiento a LHI (por cierto ya le han hecho sellos y va en camino una escultura..¿te acuerdas lo de las tazas y platos conmemorativos que hablábamos?;-)) en el último compás de Interlagos.
Lo que está haciendo muy bien es ir con cabeza y paso a paso, no como otros...Pero me gustaría verle evolucionar un poco más.
Un abrazo
Concha

M.A.N.D. dijo...

A la altura del barro, sí señor, buena frase para describir la diferencia entre un piloto como Vettel o Alonso y un...no sé cómo llamarlo, como Lewis Hamilton.

Sin duda, de acuerdo en todo, Vettel ha sido la revelación y no sólo eso, sino uno de los mejores pilotos del año.

Sabre dijo...

Bueno, haciendo de pitoniso (Y me equivocaré seguramente) creo que a Seb le espera un año relativamente duro. Es relativamente comun para un piloto joven pasar un año un poco mas "decepcionante" debido sobre todo a las enormes expectativas creadas en años anteriores, y aunque su "perfomance" sea correcta, la gente esperará milagros d evettel, y estos posiblemente no se producirian.

Es parecido a lo que en la NBA se conoce como el "Rookie Wall" , donde los novatos llean a un momento donde todo se les hace mas dificil, por que no todo les sale bien como en el principio. A Seb le pueden pasar cosas como estas:

-El Red Bull puede no ser un coche tan competitivo como el espera, o como lo era el Toro Rosso de este año.

-Que su compañero sea más correoso que sus compañeros anteriores (Me interesa mucho ese punto, sobre todo mas que por Vettel por saber el verdadero nivel de Mark Webber, para mi una relativa incognita a pesar de los años que lleva en F-1)

-Que las circustancias no le favorezcan (Por ejemplo, que lleva menos el año que viene y le de menos oportunidades de lucirse)

-Que le cueste adaptarse a los coches con la nueva reglamentación (Slicks , perdida apoyo aerodinámico)

Con todas esas cosas puede que sus prestaciones no parezcan tan buenas y la gente empieze a desco0nfiar del taleto de Sebastian. Cuidado con ello por que grandes pilotos han pasado relativos "calvarios" que les han servido para aprender mucho. El propio Alinso, despues de asombrar a casi todo el mundo en 2003, tuvo un año 2004 que algunos clasificaron como discreto, sin tener en cuenta diversos factores como que el R24 era un coche inconducible, que Trulli fue muy correoso ese año (Y que habia cierto interes en Renault en "lucir" a Jarno) y otros factores. Recuerdo que en F-1 Racing (La competencia David... ;) ), despues de 2004 apostaban a que Fisichella ganaría su pulso a Fernando facil... Y vimos el resultado.

Orroe dijo...

Buenas noches a todos ;)

Hoy tengo un ratito para departir con vosotros a gusto XDDDDD

Concha, Profesor ;)

Coincido con vosotros dos en lo de que va yendo paso a paso y con cabeza, e intuyo que los consejos de Schumi y Berger habrán tenido mucho que ver en eso. Desde luego le queda camino, pero me temo que va a ir quemando etapas a buen ritmo ;)

MAND, Bienvenido abordo ;)

Sabre ;)

No te falta razón, el 2004 de Alonso fue para olvidar gracias al R24 ;) y en que 2009 va a suponer una auténtica reválida, y de las duras, para Vettel, pero prefiero ser optimista y pensar que si pasa un calvario y aprende (que éste aprende, que te lo digo yo XDDDD), en 2010 y 2011 puede ser un hueso muy duro de roer.

Y ahora que lo comentas, el duelo con Webber va aresultar pero que muy interesante ;)

Un abrazo

Jose

Juan dijo...

No voy a ser muy original; a mí me gusta tanto Vettel que lo único que me parece negativo no es él en sí sino su entorno: todo lo que se dice de que Schumi lo ha "designado" su sucesor (aunque palabras necias...) y sobre todo que puede que su talento impida a Alonso ganar un par de mundiales ;-)
...tampoco es que yo sea un alonsista a muerte, pero después del 2007 y 2008 en que me harté de decir que Hamilton es bueno pero no mejor que Alonso... vaya, que si Alonso no lo demuestra no podré decir "ya os lo dije"
;-)

Por lo demás, Aupa Vettel (bien mirado también me vale que Vettel moje la oreja a LH). Para mí sería precioso un 2009 de lucha a muerte entre LH, Alonso, Vettel y Raikkonen, mecánicas mediante.

Un saludo.

Orroe dijo...

Buenos días a todos ;)

Juan, que Dios te oiga ;)

Un abrazo

Jose