viernes, 19 de diciembre de 2008

Mis conclusiones [Temporada]


La temporada 2008 ha quedado marcada por una tristeza generalizada que se ha hecho patente en la incertidumbre constante con que se ha disputado el campeonato, y que conste que no hay contradicción que valga.

Bien es cierto que ha habido más movimiento en la cabeza que en años anteriores, y también lo es que el espectáculo, en general, ha ganado tantos, pero a mi modo de ver ha quedado muy deslucido porque la deseable lucha entre dos o tres rivales sólidos y con opciones, se ha convertido en una pelea de carneros durante buena parte de la sesión, originando que las posiciones en la tabla se moviesen poco o nada y que los avances vinieran casi siempre de la mano de los errores cometidos por los oponentes. Si a todo ello sumamos que ninguno de los aspirantes ha mostrado calidad suficiente como para estar arriba, la conclusión, mi conclusión, no puede ser otra que la que encabeza esta entrada.

Sin líderes claros ni alternativas, lógicamente el escenario ha dado cabida a la presencia de personajes secundarios que han podido chupar algo de cámara, si se me permite la expresión. Sin dudarlo un instante destacaría a Robert Kubica, Fernando Alonso, Mark Webber y Sebastian Vettel, y por ese orden.

El polaco porque ha sido el piloto con más opciones por su empeño y actitud, aunque la desastrosa dirección deportiva de BMW en la segunda parte del campeonato le haya impedido cosechar lo que merecía. El español porque en cuanto ha podido disponer de un vehículo medianamente sólido ha vuelto a demostrar por qué es un bicampeón del mundo y por qué sigue en activo. El australiano porque me ha sorprendido (lo digo en serio) ya que ni su edad ni su carrera hacían presagiar que pudiera pelear como lo ha hecho este año hasta que su Red Bull ha dicho ¡basta! Y el alemán por su juventud y motivación, amén de por unas prestaciones que en cuanto maduren nos van a dar mucho que hablar.

En el lado negativo pondría al vigente campeón del mundo, demasiado marrullero, fogoso e inmaduro para mi gusto, y a los dos pilotos Ferrari: Kimi Raikkonen por su impresentable actitud indolente durante buena parte de la temporada, y Felipe porque aunque ha salvado los trastos a base de esfuerzo, sus carencias le han lastrado y de qué manera.

En cuanto a los monoplazas, el F2008 de Ferrari, ha sido a mi modo de ver el mejor coche de la parrilla (mayor número de vitorias y de puntos a lo largo del campeonato) aunque con muchos peros, y por ello ha marcado el devenir de la competición, de forma que cuando ha estado visible, consistente y arropado por las decisiones del equipo y el comportamiento de los pilotos, no ha dejado lugar a dudas sobre su superioridad; sin embargo, su ausencia, o mejor dicho: la ausencia de cualquiera de las circunstancias reseñadas, han permitido a su directo adversario, McLaren, y aún a otros equipos, auparse hasta las primeras posiciones. El segundo puesto se lo daría al MP4/23 de McLaren, más eficaz que el vehículo italiano sobre agua y algo más alegre en condiciones de temperaturas bajas, lo que le ha servido al hijo de Anthony Hamilton para aprovechar los errores y problemas de los de Maranello y para destacar sus virtudes (que el británico las tiene) en circuitos como Silverstone, Hochenheim o Shanghai, por encima del resto de trazados. En tercer lugar situaría al BMW-Sauber, aunque no sé muy bien por qué demonios lo hago. A partir de ahí, sólo destacaría la consistencia de los Toyota y la enorme evolución que han sufrido los Toro Rosso y Renault.

No queda mucho más que decir (bueno, sí queda, pero para eso ya habrá tiempo) salvo que los circuitos cada día son más aburridos (debo ser el único loco al que le gustó Valencia) y por eso dan lugar a carreras aburridas; que la eliminación del control de tracción ha animado el cotarro ayudando a poner en el lugar que le corresponde a cada piloto; que la prohibición de las órdenes de equipo deberían desaparecer porque convierte la competición por equipos en un sainete; y que la normativa del Safety Car sigue malversando el contenido deportivo de la F1.

Para terminar, me gustaría destacar la carrera celebrada en Monza, porque para mí ha sido el exponente más claro de la incapacidad que han mostrado las llamadas escuderías señeras en 2008, que ni han sabido luchar ni han estado dispuestas a hacerlo cuando las circunstancias no les han sido favorables, y que con su comportamiento han permitido sobresalir a equipos medianos, en una temporada que será recordada por los últimos 300 metros de la última prueba, y por la victoria definitiva del piloto menos malo.

Os leo.

5 comentarios:

CSM dijo...

Hola Jose !
Para no extenderme, y dejando que "transpiren" los sentimientos gráficamente, me quedo con una foto de una de tus entradas:
- La de Massa abrazando a Fernando en "Rosso, Felipe, siempre rosso! del 8 de Nov.
En blanco y negro y rezumando esa tristeza de la que hablas y que comparto. Triste Fernando en el podio (que ya en 2007 perdió porque Massa se dejó rebasar por Kimi en la útlima carrera) y triste Felipe (porque a Glock le rebasó LHI en la última curva en 2008). Hay un cierto paralelismo en esas dos finales y una especie de "comunión" y comprensión entre Fernando Y Felipe en ese instante..

Creo que Massa se ha ganado un respeto merecido este año por luchador y constante. Que Fernando ha crecido por dentro,(y éso es buenísimo), que el hielo , al final, "quemó" a "Ice-man", que está rompiendo el cascarón un prometedor Vettel, que algún otro finlandés ha perdido la inocencia y que, lamentablemente ha ganando el márketting de LHI "El Llavero".
Pero lo que queda por venir NO me lo pienso perder...
(Perdón por la extensión).
Un besote
Concha

Mai dijo...

A mi me parece que la temporada ha sido muy entretenida pero sobre todo por los fallos de los pilotos y escuderías punteras. A mi es que lo del semáforo no se me olvida... jejeje. Lo de la manguera en Ferrari también fue de traca. Tenemos un campeón que no lo parece en muchas ocasiones y a Ferrari campeona de constructores. Lo mejor sin duda para mi fue volver a ver a alonso ganar, sobre todo después de que muchos lo dieran por muerto.

Orroe dijo...

Toc-toc-toc ¿se puede?

No sé qué deciros, porque hay entradas que os animan a hacer comentarios que por sencillos y claros no sé cómo contestar, y ésta parece una de ellas, así que lo mejor es que me vaya de puntillas y os agradezca que estéis por aquí, en serio ;)

Un besazo a cada una ;)

Jose

Alvaro dijo...

TELEGRÁFICAMENTE:
¿Webber?¿Sin dudarlo?
Creo que ha hecho lo de siempre: parace que puedo pero no remato.
¿Kubica?
Aquí se que no soy popular con la opinion que daré: No es el mismo piloto desde el accidente de Canadá(no me extraña). Creo que ha estado algo reservón y se ha limitado a recoger las peras sin haber movido demasiado el arbol.
¿BMW Sauber? ¿Como entender sus tres últimas carreras? No acierto a explicar el bajón. Parece que no solo no evolucionaron para aspirar a ganar sino que terminaron como uno de los cuatro peores equipos de la parrilla.
Y por ultimo Toro Rosso. Un chasis mediano, unas magnificas manos (las de Seb) y sobre todo unos motores estratosféricos al final de temporada cuando hacía falta echar una mano.
P.D. Hablando de echar una mano: ¿Que paso con el doblado Fisichella?. Un saludo.

Orroe dijo...

Álvaro ;)

Sí, Webber sin dudarlo ;) Ya he dicho que lo elegía porque me ha sorprendido, y porque creo que este año ha ido bastante más allá del intento de remate habitual aunque el coche no le haya dejado.

Sobre Kubica tengo que decir que lo he puesto por delante de Fernando porque el asturiano ha tenido este año una serie de actuaciones más típicas de un piloto de segunda fila que de un bicampeón mundial, y aunque se ha fortalecido y recuperado a lo largo de la temporada, sinceramente creo que no ha sido el mejor en pista contemplando todas las actuaciones. Sin embargo Kubica, a pesar de que se ha vuelto un poco más conservador (inteligente diría yo) no ha podido hacer más porqu el coche no se lo ha permitido, y si te fijas, mis cuatro elecciones son pilotos que han sufrido el monoplaza para bien (Alonso y Vettel) y para mal (Webber y Kubica), pero yendo un poquito más allá ;)

Y tú mismo lo explicas en tu pregunta sobre BMW... Yo tampoco lo entiendo :P

Y por último, el doblado Fisichella ha cobrado por sus servicios, me temo, quedándose en Force India. ¡Jodido Giancarlo!