sábado, 20 de diciembre de 2008

Conciso y claro


Luca Cordero di Montezemolo llegó a la F1 mucho antes que Ron Dennis y junto a Sir Frank Williams, forma parte del mítico mundo ancestral que da sentido en la actualidad a este deporte, aunque a diferencia de Frank, Luca es el exponente del business. Dicen que su suegro Gianni Agnelli lo colocó bajo el amparo del todopoderoso Enzo Ferrari para que hiciera un máster en La Scuderia, cuando FIAT era ya propietaria de la de Maranello, siendo su gerente cuando la escuadra contaba con Niky Lauda y Clay Regazzoni —a cuenta de Sebastien Buemi y su posible integración en Toro Rosso, se han rescatado los nombres de todos los pilotos suizos de la historia menos Clay, y el bigotudo también era suizo, exáctamente de Lugano, que conste—.

El caso es que de ser cierta esta anécdota, o bien a la hija de Agnelli su padre la conocía como la madre que la parió (mis disculpas), o bien el yerno era un diamante en bruto, porque después de su divorcio (Luca va por su tercer matrimonio, creo), la relación entre el patrón de FIAT y el abogado no sólo no se resquebrajó sino que se consolidó hasta el punto de que con el paso del tiempo, Gianni designó personalmente a Montezemolo como presidente de Ferrari pocos años después de la muerte de Il Commendatore.

Vamos, que el tío vale un huevo y la yema del otro y nadie puede negarlo, y permitidme que os ahorre su curriculum o la descripción de los innumerables cargos que ostenta, porque nada más lejos de mi intención que amargarle el día a nadie.

A lo que iba, que me enrollo como una persiana. Traigo al bueno de Luca a colación, y he rescatado algunos de sus méritos, porque esta semana ha tenido la ocurrencia de decir públicamente en La Gazzetta dello Sport: «Hamilton es un gran piloto, capaz de quedarse cerca del título en su primer año en la Fórmula 1 y de ganarlo en el segundo. Pero con todos los respetos, no le cambiaríamos por Felipe Massa.» Así me gusta, conciso y claro, para que no quepan dudas.

En la imagen que ilustra esta entrada le vemos tenso y arrogante, en actitud que delata que además de destrozar televisores cuando las cosas se tuercen, el Presidente de Ferrari está armado de datos y sabe esgrimirlos con contundencia.

Sea como fuere, intuyo que en la entrevista aludida utilizaría el mismo ademán ante el periodista de La Gazzetta, de manera que la primera de sus razones para descartar el intercambio entre el británico y el brasileño, atendería a que mi Felipe aprende de sus errores, y lo materializa, porque paso a paso, se ha ido construyendo y mejorando, como los buenos vinos. Primero lejos de Ferrari, luego al lado de Michael Schumacher, más tarde con Kimi Raikkonen, y este año recién terminado, en absoluta soledad. La segunda, sin dudarlo, haría referencia a la lealtad (¡estos italianos!), porque mi Felipe no es hombre que insulta a sus jefes sino que acata las órdenes sin pestañear, lo hizo para apoyar al Kaiser en 2006, el año pasado con Iceman y éste, para intentar ganar el campeonato porque así se lo habían ordenado, y desde luego por quitarse de encima esos calzoncillos de la suerte que tienen que estar a estas alturas hechos unos auténticos zorros.

Desconozco las razones que podrían justificar su actitud leonina en la foto, pero imagino por dónde irían los tiros ya que mal que me pese decirlo, los méritos de mi Felipe son de sobra conocidos y por tanto, Montezemolo está tenso como un arco para rebatir uno por uno los que se le presuponen a Lewis Hamilton I y tanto gustan de alabar Dennis, Haug, Whitmarsh y otros mendrugos, porque Luca Cordero será cualquier cosa, pero no tonto.

5 comentarios:

Mai dijo...

No me extraña que no quiera a Hamilton, porque para mi hay mejores pilotos en la parrilla de la F1. Aunque entre ellos no se encuentra el brasileño. Creo que es más una cuestión práctica que otra cosa. Tienen a dos pilotos con contrato uno de los cuales le ganó el mundial el año pasado al inglés aunque este año haya optado por autodescartarse. Además siendo Massa un piloto con bastantes carencias ha punto han estado de ganar con él el mundial. Por lo tanto no me extraña lo más mínimo que no le llame demasiado el ficharlo.

CSM dijo...

Jose ;-)
A mí este señor me parece peligrosísimo...No me gustaría tenerme que jugar nada importante con él.
un besote
Concha

CSM dijo...

Profesor,
ja,ja, por eso digo que me parece peligrosísimo, en TODOS los sentidos...:-)
Concha

David Plaza dijo...

¡Cada día me gusta más leerte!

PiratF1 dijo...

Hola a todos de nuevo,
Joer Jose no te podemos dejar solo, me despisto tres día y si me descuido tengo que leer entradas de hemeroteca, Madre mía!, Qué ritmo!, Y qué nivel!

Respecto a esta senor y el comentario de Concha, Acasso fiarías algo a alguno de ellos, Lucca, Todd, Supper Mario, Flavio...
Uff! menuda manada de lobos con piel de cordero(Di Montezemolo) ;)

La verdad es que después de trabajar tres anos en La Grande Italia(Me encanta esa tierra y sus gentes, su comida y su revirado estilo de vida en lo que nada es lo que parece ser, todo desde fuera por supuesto porque si estás en medio y no conoces el codigo estás bien jodido) entiendo perfectamente la entrada de Jose e intuyo las guerras internas y las jugadas de estrategia que se pueden cocer en la Scuderia.

Otra entrada Grande! Bravo ragazzo, bravo!

Saludos