sábado, 29 de noviembre de 2008

Mis conclusiones [Williams]


El equipo británico no ha cumplido mis previsiones de marzo, y a pesar de haber quedado por delante de Honda en el mundial de constructores, su actuación me ha dejado peor sabor de boca que la marca japonesa, aunque por diferentes razones.

El FW30 se presentaba como un vehículo muy rápido que sin embargo no ha sabido demostrarlo. Buena parte de la culpa puede arrogarse al motor Toyota cliente, que en su versión oficial ha mostrado cierta escasez de potencia, pero los 30 puntos que ha sacado la escudería Toyota a Williams ponen de manifiesto que el equipo de Sir Frank ha sufrido de otro sinfín de problemas.

El más grave, desde mi punto de vista, ha sido la inconsistencia mostrada a lo largo de la temporada, que ha originado una delirante situación en la había veces en que resultaba imposible predecir dónde se iban a situar los monoplazas ingleses (durante la primera mitad de la sesión todavía destacaron algo, sobre todo el de Nico, pero a partir del ecuador, el equipo se ha diluido de mala manera), que apunta como causante a una excesiva complejidad en la búsqueda del equilibrio del vehículo a través de los reglajes y la puesta a punto, y que a la postre ha definido la pobreza en la cosecha de resultados al lastrar excesivamente el trabajo de los pilotos.

Y el menos, si se puede decir así, ha sido la aparente indolencia exteriorizada desde los boxes por los responsables de la dirección de carrera, hasta el punto de que junto a Force India, Williams ha sido este año un claro ejemplo de complacencia con lo que las posiciones en parrilla ofrecían de cara a la disputa de las pruebas, actitud que salvo por el aprovechamiento pasivo de lo que la fortuna ha tenido a bien dispensar (circunstancia que en buena medida ha ayudado a salvar los muebles), podía haber arrojado un saldo todavía más negativo, porque no se han asumido ni riesgos ni se han cambiado estrategias en aras de mejorar los resultados, y si ha ocurrido, no se han percibido, lo que dice muy poco de una de las escuderías con mayor solera y trayectoria de la F1.

En el apartado humano, Rosberg, siguiendo la línea ya apuntada el año anterior, ha firmado una temporada interesante en la que ha logrado dos podios (Australia y Singapur) puntuando en otras 3 carreras, y en la que ha demostrado que ha alcanzado ya ese puntito de dureza en pista y malicia sobre el asfalto que lo certifican como un piloto maduro que tiene mucha proyección. Nakajima, a pesar de haber puntuado también en 5 carreras, ha mostrado menos soltura y solvencia, como es lógico, aunque debo reconocer que con sus antecedentes su actuación me ha sorprendido gratamente.

Sir Frank no es amigo de gastar saliva ante los micrófonos, pero intuyo que su equipo ha hecho como Honda: tascar el freno en cuanto a evolución o mejora del FW30 para centrarse en el vehículo de 2009, a partir del momento en que se ha visto todo perdido, que siendo sincero a mí me ha parecido que ocurría demasiado pronto, y que como aficionado no me gusta porque significa tirar la toalla sin haber dado un miserable golpe y sin ni siquiera haberlo intentado.

11 comentarios:

Manuel Ángel Gil dijo...

LA verdad es que la temporada de Williams ha sido decepcionante. Sólo los podios de Rosberg hab podifo poner un poco de azúcar en la mediocridad. Puede que abandonaran el desarrollo del monoplaza de 2008 para centrarse en 2009, pero creo que no te lleva a ningún lado. Es decir, si partes de una buena base como BMW quizás sí, pero en el caso de Honda o Williams me parece más bien que es una forma de engañarse a sí mismo. Si antes no has hecho un coche rápido, es que no entiendes tu herramientas, y tu sistema de trabajo o es bueno, y por tanto, no vas a hacer un buen coche de la nada.

Un saludo, compañero.

mag

Orroe dijo...

Hola, MAG ;)

Lo has sintetizado estupendamente, porque verse obligados a centrarse en el trabajo de 2009 sin haber resuelto el de 2008 es una huída hacia adelante, o un salto sin red, lo que prefieras.

De todas formas, cuando termine el repaso a todas las escuderías quiero hacer un resumen general, porque hay cosas que destacan y que están pasando desapercibidas, y que bien miradas claman al cielo y delatan la nefasta política de la FIA.

Quitando a Force India, morralla de pleno derecho, y a Honda, que sigue escoñada, Toro Rosso (5º en la general), Red Bull (6º en la general), y Williams (7º en la general) utilizan motores desarrollados por otras escuderías, o «cliente», como prefiráis, y eso a mí me da mucho qué pensar ;)

Un abrazo

Jose

Mai dijo...

La verdad es que para mi williams este año ha sido un equipo invisible, en la mayor parte de las carreras no me hubiera dado ni cuenta si no hubieran salido. Y de Nakajima me acuerdo básicamente de Valencia así que el balance de este año para la escudería no es precisamente brillante.

Orroe dijo...

Hola, Profesor

En el fondo, MAG, tú y yo estamos en la misma posición, aunque no lo parezca, y tú mismo lo explicas: el cambio es muy radica!... Tanto que BMW, Honda y Williams han desertado de 2008 para centrarse en 2009, y eso es culpa de Mosley y los imbéciles que le secundan, que no han previsto que cambios tan radicales podían originar bodrios como los de este año.

Y lo de los motores cliente va a cuenta de que todos los equipos con motor cliente han ido de culo (Toro Rosso no, pero porque su buen rendimiento interesaba a la casa matriz, Ferrari), y lo estamos viendo cuando Mosley habla de implantar un modelo para todos, y con el agravante de que ha ganado la escudería que prácticamente ha desarrollado la ECU, vamos, que los cliente del ECU han tardado más o menos en hacerse a él y eso no es jugar en igualdad de condiciones.

Lo dije en su momento, pero tanto intento de aglutinar sobre un mismo proveedor las variables de la competición me parece peligrosísimo, que para muestra también tenemos el botón del comportamiento de Bridgestone endureciendo sus gomas sin razón aparente...

Con más proveedores, incluso externos, como Lamborghini, Peugeot o Cosworth en sus gloriosos días, este tipo de relaciones perversas a las que hemos asistido no tendrían cabida, y el deporte saldría ganando.

Y por último, te recuerdo que el motor Renault del Lotus del 85 era un motor Renault en toda regla, que la Regiè ya estaba pensando en abandonar la F1 como constructor ;)

Mai, un beso, que también te he visto ;)

Un abrazo

Jose

CSM dijo...

A mí me resulta muy difícil de entender cómo Williams ha hecho esta travesía: de ser una de las punteras, complicando la vida a McLaren y Ferrari, siempre con lo s mejores pilotos...a estar en el filo de la navaja. Este año ha vuelto a decepcionar, parece que no encuentran el camino, o la financiación necesaria...
En cuanto al abandono del coche de este año, creo que el Profesor puede tener la clave. Fijaos lo tarde que van a sacar algunas escuderías su coche , más o menos definitivo, para el 2009 (Toyota, la misma Renault, veremos Toro Rosso..)
un abrazo
Concha

Javier Gracia dijo...

Williams ha pasado épocas muy malas y muy buenas, va por ciclos. Hasta 1979 apenas tuvo presencia, pero marcó los años 80 y 90. Creo que está en un momento delicado pero seguro que se recupera.

En cuanto a los motores, estoy con Jose en que es sintomática la diferencia de rendimientos que se ha visto este año entre los oficiales y los cliente, y también me parece un mal síntoma.

He descubierto este blog hace poco y es una delicia. Procuraré escribir más.

Javier Gracia

Sabre dijo...

Creo que en general, sois muy duros con los chicos de Grove. Que se sigan manteniendo relativamente competitivos sin el apoyp de una marca, y con un presupuesto la mitad que cualquier fabricante estanadar , incluido Honda, les hace ser los últimos romanticos de la F-1.

Orroe dijo...

Buenos días a todos ;)

No creo que hayamos sido duros, Sabre, el año pasado también anduvo falta de presupuesto y quedaron 4º en la general, dejando una buena impresión.

Y yo no llamaría a Williams los últimos románticos precisamente, porque puede que no tenga una marca detrás, pero ha tenido muy buenos patrocinadores y volverá a tenerlos, porque Sir Frank tiene contactos en el infierno.

Este año han tirado la temporada, y Rosberg lo ha confirmado comportándose como hiciera hace tiempo Alonso: reclamando un buen coche, porque Williams sabe cómo hacerlo y todavía tiene recursos para lograrlo.

Un abrazo

Jose

PiratF1 dijo...

Hola Jose,
Sólo un apunte. Toro Rosso ha tenido motor la segunda mitad de la temporada cuando han podido ser un apoyo para Ferrari o al menos no un contrincante, pero es que los demás no podían permitirse el lujo de darles exactamente el mismo motor porque era tan lamentable el estado de Renault(por ejemplo) a principio de temporada, que como para entregar la cuchara y dejar que el cliente te saque los colores. Ádemás en el caso de Renault han tenido que meter pasta porque si no lo hacían y no conseguían ese 4° puesto en constructores, está tan malita la cosa, que no hubieran tenido pasta para desarrollar el coche de 2009 y probablemente habrían perdido al Nano, cosa que no es baladí.
Saludos desde Kartoflenlandia.

Manuel Ángel Gil dijo...

Voy a ver si sigo leyendo tus conclusiones...jejej Además, me ha parecido una idea tan buena, que voy a ha hacer tambien las mias partiendo de las previosines que di en la página web que escribo (www.thef1.com)

Un abrazo, Jose

PD: muy buenos los post ¡¡asin de claro!!

Orroe dijo...

Buenas tardes a todos, aunque con retraso :P

PiratF1, ya he comentado varias veces que lo de los equipos ß había que clarificarlo (hay algún comentario más arriba que viene a decir lo mismo), porque no es de recibo que que equipos que dependen de otros se encuentren con diferencias de prestaciones tan considerables. Cuando termine «mis conclusiones» trataré de plasmar lo que considero un fraude dentro de otro fraude, porque al paso que vamos la estrategia diseñada por Mosley y Ecclestone va a dejar la parrilla en cuadro.

Y sí, la situación de Ferrari ha sido determinante para el buen año de Toro Rosso, y bien mirado eso resulta lamentable.

MAG, me alegro de que tanta letra te haya servido de algo ;) Y gracias XDDDD

Un abrazo a todos

Jose