lunes, 24 de noviembre de 2008

Sebastien


Los rallyes me gustaban hasta que la FIA se metió por medio. No supe o quise aguantar el forzado ménage à trois, y poco a poco me he ido desvinculando de esta disciplina deportiva, sin abandonarla del todo, aunque limitándome a seguir a los compatriotas que han sabido buscarse un hueco en la elite, y a ciertos pilotos que continúan transmitiéndome las mismas o parecidas vibraciones que sentía hace apenas una década.

A lo que iba, que me enrollo como una persiana. Sebastian Loeb es uno de estos últimos, y el caso es que la semana pasada ha hecho unas vueltas con un Red Bull en Montmeló, superando la prueba con notable alto, a decir de los entendidos.

Pues bien, a pesar de la reiteración hasta el hartazgo que se está produciendo en parte de la prensa, sobre lo sorprendente que resulta que un piloto ajeno a la máxima disciplina conduzca de cine un F1 (Valentino es otro que tal baila), vuelvo a decir lo que ya he dicho en otras ocasiones: que hay muchos ejemplos de este tipo de trasvases, que tenemos un campeón mundial que también lo fue de motociclismo (John Surtees), etcétera, porque lo lógico, precisamente, es eso, y por ello debería resultar sencillo de entender que un piloto que lleva la rabia de la competición en la sangre, y lo demuestra en cualquier otro tipo de actividad pareja, vaya quemando sucesivas etapas y probando alternativas hasta llegar a la F1 (en sentido contrario, Michael Schumacher parece que ha encontrado veta con las motos, y que tiene intención de explotarla).

Bueno, pues por si fuera poco, lo de Loeb no debería resultar extraño, además, porque ya ha hecho sus pinitos en resistencia (Le Mans concretamente), en 2005 y 2006, cuando condujo para la escudería de Henry Pescarolo, para quien también corrió Bourdais en 2004, logrando un meritorio segundo puesto absoluto a bordo de un Courage en el año más reciente de los mencionados; y porque en los de cuando en cuando se baraja la posibilidad de que Citroen comience a competir en la DTM, territorio actual de AUDI y Mercedes-Benz, con el de Alsacia a los mandos del vehículo oficial. Por tanto, que el pentacampeón del mundo de rallyes es un poco culo inquieto en esto del mundo del motor, debería estar perfectamente claro con los antecedentes expuestos, pero por si todavía quedan dudas, cabe comentar que desde 2007 el bueno de Sebastien viene mencionando en algunas entrevistas que le gustaría participar en un campeonato de circuitos para llenar los huecos que le deja la disputa del WRC (World Rally Championship).

Dicho esto, a mi no me resultan raras (a lo peor el raro soy yo) ni su actuación, ni las declaraciones de Daniele Casanova, jefe de ingenieros de Red Bull, en las que ha reconocido que Loeb se ha adaptado perfectamente al RB04 híbrido utilizado en el trazado catalán, y que encima se ha permitido el lujo de aportar valoraciones que han ayudado a mejorar el comportamiento del vehículo, porque Sebastien Loeb es un piloto muy completo, rapidísimo, inteligente, y está dotado de ese puntito de conocimientos mecánicos que le permiten acercar los vehículos que conduce a sus gustos y necesidades, lo que lo convierte en un tipo que encontrará sitio donde le plazca, porque sabe y puede hacerlo, cosa que por otro lado está fuera del alcance de alguno de los representantes de este mundo deportivo (la F1) que se las dá de contar con los mejores.

7 comentarios:

Sabre dijo...

Joder Jose, yo creia que ibas a hacer una entrada sobre las declaraciones del libro de Barrichello.

PD. Era Broma.

El problema de Loeb es que es tan bueno que los Rally le pueden aburrir, y a lo mejor se lanza a la piscina si hay agua en ella. Tambien es cierto que Loeb no ha tenido nunca rivales a su altura, (Sainz le pillaba viejo, Burns le pasó lo que desgraciadamente le pasó, Gronholm no tenia tan buen coche para competir com Seb). Me hubiera gustado verle en los Rally con el formato de antes, y con los Grupo A antiguos.

Mai dijo...

(aunque poco que se de rallys ) he de decir que Loeb es un fuera de serie. Y parece que probando un F1 se lo ha demostrado a mucha más gente. No se es un gran campeón sólo siendo rápido, también hay que saber mejorar el coche que se pilota.

Orroe dijo...

De broma nada, Sabre, que le voy a incar el diente en cuanto haya un poco más de información XDDDDD

Y para variar llevas razón en lo que dices. Las modificaciones hechas por la FIA con la implantación de los WRC cars han dejado en la cuneta a muchas marcas y pilotos que podían haber equilibrado la cosa y haberle puesto a Loeb las cosas un poco más difíciles ;)

Y sí, Mai, hay que tener algo especial para subirse a un RB04 y parecer que llevas tiempo conduciéndolo, ya quisiera yo ver a Hamilton en un Red Bull XDDDD

Un abrazo

CSM dijo...

A V I S O:
Este jueves, en EL LARGUERO: programa especial Fernando Alonso !

Jose, ¿no comentamos que lo de Barrichelo en Brasil, llamándole "nenaza" a Schumi traía algo de "resquemor",? ja,ja,ja!
Como siga tirando del hilo se nos cae el Kaíser del "altar".
Un abrazo
Concha

Orroe dijo...

Hola a todos ;)

Concha, estoy preparando las conclusiones sobre Force India y Honda, así que Rubinho salé el siguiente, porque hay mucha tela que cortar XDDDDDDD

Un abrazo

Jose

Orroe dijo...

Hamilton quizás? ;)

Profesor, como bien sabes, el grupo PSA tiene serios problemas internos. Yo no descartaría un Citroen Total (por la petrolera) en Le Mans y no demasiado tarde ;)

Un abrazo

Jose

JuanFernan dijo...

A mi me mola que un tio ponga en pañales a los gurús de la Fórmula Uno, que haga rally o patinete me la sopla, lo de los pilotos guays me cansa desde hace mucho.
Saludos