martes, 4 de noviembre de 2008

La Canarinha


De pie, y de derecha a izquierda: Dieter Gass (de verde), Kamui Kobayashi, Jon Howett y Pascal Vasselon. Inclinados: Noritoshi Arai, Richard Cregan, Yoshiaki Kinoshita, Jarno Trulli y Luca Marmorini. En el suelo: Tadashi Yamashina (presidente de Toyota). Timo Glock no sale en la foto porque abandonó el circuito de Interlagos en compañía de los mecánicos (disfrazados todos ellos como cachondos integrantes de Mocidade Alegre, gran escuela de samba de la ciudad de Sao Paulo) y fue imposible localizarlo.

La brillante idea no es mía, sino de mi Felipe, que tuvo a bien mandar a su hermano (si envía a su padre se lía la de San Quintín, seguro) al box de Toyota para indicarles que se disfrazaran de brasileños por evitar las iras de algunos aficionados.

Y el caso es aunque el asunto parezca de chiste, por hilarante, a pesar de tener su gracia (a mí me la ha hecho), no deja de poner los pelos de punta a poco que lo pensemos detenidamente, porque fue el aparente extraño comportamiento en pista de Timo Glock el que originó una situación delirante que no admite calificativos, al menos a mí no se me ocurren (¡joder cómo las gasta la torcida!).

A ver, que Timo tenía todo el derecho a tocarse las narices, a dormirse en los laureles, a patinar como le apateciese, a abrir la puerta, a dejarse pasar… no exageremos.

Él dice que lo intentó, y salvo que parecía una tortuga o un doblado, nadie debería ponerlo en duda. La diferencia de rendimiento en su última vuelta es de las que hacen época, pero iba con ruedas lisas sobre suelo mojado. Él se defiende diciendo que preguntó varias veces a su equipo si entraba a cambiar los neumáticos, y que le dijeron que aguantara una vuelta, y luego otra, y así hasta que no quedaron más; y digo yo que por qué no vamos a creerlo. Bien es cierto que queda aquella supuesta cuenta pendiente que se originó en Monza, cuando el hijo de Anthony Hamilton sacó al alemán de la pista en un adelantamiento, que parecía seria y grave cuando Timo advirtió al británico que ya se la devolvería… Bien, pues ha cambiado de opinión. Está en su derecho. Además, algo de cierto habrá cuando mi Felipe decidió portarse como un hombre salvando el pellejo al equipo japonés.

A mí lo que me sorprende de todo esto es la puñetera manía que tenemos (me incluyo porque a veces también peco) de polarizar sobre algo o alguien la responsabilidad de un hecho que bien mirado no tiene la mayor importancia porque resulta hasta cierto punto inevitable (en este caso incluso previsible), porque si Massa hubiera llegado a Interlagos con una renta positiva de 2 o 3 puntos, o de 7, lo de Glock habría sido una simple anécdota. Lo mismo que si el brasileño hubiera llegado a la última cita con una renta negativa no tan abultada (7 puntos ya hemos visto que eran demasiados), pongamos que de 2 o 3… Nada, no habría ocurrido nada, lo de Timo habría pasado totalmente inadvertido, es más, a estas alturas de la película estaríamos destacando (me incluyo porque el alemán me gusta) su enorme esfuerzo por mantenerse en pista…

Y digo yo, ¿podemos imaginar la que se habría montado si la rotura del motor de mi Felipe, en vez de en Hungría, hubiera ocurrido en Sao Paulo? ¿Qué disfraz tendrían que haberse puesto los de Maranello, si lo de la manguera de Singapur hubiera pasado en Interlagos? Pues eso.

Esperar milagros, encomendarse al cielo, y cargarle el muerto a un humano, no me parece demasiado serio, pero en fin, es lo que tenemos.

7 comentarios:

CSM dijo...

Jose, tienes razón con lo de las sospechas infundadas (o no?), pero me dejó hecha polvo una foto de tu Felipe en el podio, agarrando a Alonso y con una mirada a la lejanía, tan tan triste....que me dieron ganas de "cagarme" (perdón) en la manguera y los siete enanitos de Singapur.
Creo que Massa se ha ganado el respeto que hasta ahora no se le tenía y entiendo perfectamente que Glock tuviera que salir disfrazado.
Un saludo
Concha

Orroe dijo...

Hola, Concha ;)

Massa ha demostrado más pundonor deportivo que muchos, y precisamente iba a hablar de ello a cuenta de la dichosa foto... a lo mejor la subo mañana.

Espero que te guste ;)

Un abrazo

Jose

Mai dijo...

Massa nunca me parecio un piloto excepcional pero si que parece una muy buena persona y eso no se lo quita nadie.

Juan dijo...

oye, que me parece este un blog estupendo. Buenos diagnósticos, buenos análisis y, sobre todo, pensamos lo mismo del hijo de... Anthony (que no durará). A mí me afectó mucho la última vuelta de Brasil (hay que ver la de risas que me ha "quitado" Glock), pero bueno, la vida sigue... yo siempre he dicho que Alonso tenía que haber fichado 5 temporadas con Toyota, pero de qué sirve ya... seguid así, por favor.
Un saludete.

PiratF1 dijo...

Yo lo que creo es que estuvimos tan cerca de ver como se repetia la justicia divina, que cuando se nos escapó de entre los dedos, teníamos que buscar un culpable, pero si alguien se palntea lo que es conducir a 200 y pico con lo que caía en la última vuelta y con casi slicks... en fin.
Mi opinion sobre Massa es que es un currante, que le falta colmillo e instinto asesino y que no ve demasiado bien en agua. Con los oponentes que tiene (Alonso, Vettel, el que haganado este año...) como su Ferrari no domine con diferencia no le veo con madera de campeón, aunque creo que después del último GP de Brasil, algo puede haber cambiado en su mente... veremos.

Saludos a todos

Orroe dijo...

Hola a todos ;)

Como le dije a Sabre, a Glock no le vi muy defendiendo, pero hay que admitir que no estaba el horno para bollos defensivos, que no se jugaba nada y podía perder mucho, en fin, que sinceramente me da igual si se dejó pasar o no pudo aguantar, porque como ya he dicho hasta la extenuación, la cosa no merece ni la cantidad de chorradas que llevo leyendo (no aquí, desde luego), ni la reacción de algunos aficionados brasileños, ni el erre que erre de Miquel, por ejemplo.

Siendo ferrarista, tengo que decir muy alto y claro que el mundial lo ha perdido Ferrari, y que no creo que haya mucho más que hablar ;)

Un abrazo

Jose

PD: ando algo liadiño, pero os agradezco en el alma que sigáis dando calor a este humilde blog. Esta tarde subo otra cosilla ;)

flipao dijo...

Hola a todos después de una semana sin internet y echando de menos este fantástico blog. Yo también creo que lo de Glock no merece más quebraderos de cabeza. Si hubiera entrado a cambiar neumáticos de lluvia nunca se habría puesto por delante de LH. Lo mejor de lo mejor fue el adelantamiento que le hizo Vettel al campeoncito LH, y cómo éste no le pillaba después ni pa'trás. Espero que Alonso y/o Kubica y/o Vettel tengan mejor coche el año que viene y que podamos tener un campeón de verdad. Saludos.