viernes, 21 de noviembre de 2008

2 puntos


Hace unos días me llamó poderosamente la atención escuchar en boca de mi Felipe el análisis más lúcido de la sesión recién terminada: «El Mundial se gana en 18 carreras y no en la última curva. No podemos acusar a nadie, sino pensar en corregir nuestros errores.» Lejos de dejarme llevar por los respectivos énfasis que se ha dado a la frase en diferentes medios, mi personal visión de la cosa me ha animado a buscar entre las luces y sombras de lo aparentemente obvio, tratando de hallar una razón oculta que alentara tal afirmación.

Ya dije, a cuenta de Interlagos, que mi Felipe había visitado el infierno y había vuelto más sabio y maduro tras mover el polvo de forma tan aviesa en la última prueba del año, así que sus palabras tocaban asuntos algo más profundos, me temo, que los que se han venido resaltando por ahí.

Felipe hablaba desnudo de colores, patrias y emblemas, como hay que hablar cuando se analiza en serio una situación como la que ha vivido. Si hubiera querido escudarse en aquello de haberse quedado tirado a un par de vueltas de la conclusión del G.P. de Hungría, con haberlo dicho habría bastado, y sinceramente creo que nadie se lo habría reprochado. Lo mismo ocurre con el ridículo vivido por Ferrari en Singapur. No, no mencionó las dos mayores meteduras de pata de su escudería porque él sabe perfectamente que los errores del equipo van en el sueldo de piloto, y por eso creo que miraba hacia otra parte, y si me apuráis, incluso sé adónde.

Quinta prueba del campeonato. Mi Felipe viene de haberlo hecho francamente mal en Australia y Malasia. Viene de haber comenzado a recortar la ventaja que le lleva Kimi desde Bahrein. Llega a Turquía con un saldo negativo de 11 puntos (el Finlandés acumula 29, él sólo 18). Llega a Turquía con la necesidad de revalidarse. Sobre el papel, Ferrari llega mejor que McLaren a Estambul, y él tiene la necesidad de vencer. Sobre el papel, McLaren llega peor a Turquía; Bridgestone, consciente de que el hijo de Anthony Hamilton puede destrozar sus ruedas, recomienda una suicida estrategia a tres paradas para el británico, pero el paulista tiene la imperiosa necesidad de sacar la mayor ventaja posible a su propio compañero, y se deja pasar por el number one de McLaren, permitiéndole concluir en 2ª posición (Raikkonen sería 3º)…

«El Mundial se gana en 18 carreras y no en la última curva. No podemos acusar a nadie, sino pensar en corregir nuestros errores.» Sí, sin duda Massa se refería a lo sucedido en Turquía al articular su frase, porque aquellos 2 miserables puntos que regaló en defensa propia al vigente campeón del mundo en mayo, le habrían bastado en Brasil para coronarse en su lugar.

Ahora bien, contrariamente a los que le reprochan precisamente aquel comportamiento, pienso que actuó en aquel momento de la forma más madura posible, y que lo ha vuelto a hacer ahora, al arrogarse la responsabilidad sin buscar excusas.

Dije que mi Felipe había visitado el infierno y había vuelto más sabio tras perder el campeonato en la última prueba, y me reitero. Sin duda en 2009 vamos a verlo mucho más frío y calculador, desnudo de colores, patrias y emblemas, rebañando hasta el último punto que tenga a mano.

6 comentarios:

PiratF1 dijo...

Cuando uno se siente melancólico o abatido o falto de fuerzas, a veces, es bueno coger álbums de fotos y echar la vista atrás.
Depués de leer tu penúltima entrada me ha dado por leer tus entradas antiguas y he llegado hasta los previos de Singapur.
Joeeeeerrrrrr, Jose. He vuelto a revivir la mitad de la temporada. Sólo por eso sigue valiendo la pena que estés ahí. Yo seguré leyéndote.
El "probe" Felipe ha tenido el campeonato en su mano y se ha equivocado o le han faltado arrestos para imponerse. Esto es como los cartagineses a las puertas de Roma, hicieron lo más difícil pero se rajaron y eso fué el principio del fin. Hay trenes que no se pueden dejar pasar porque nunca sabes cuándo pasará el próximo(Se puede ir aplicando el cuento BMW porque el nivel mediocre de este año le podría haber supuesto su primer campeonato y lo ha dejado pasar aplicando el cuento de la lechera. Veremos si tal sacrificio ha valido la pena).
Puede que Felipe haya madurado pero el año que viene veo muchos gallos en este corral y o realmente ha madurado mucho y bién o definitivamente, Vettel, Kimi(que nadie le de por muerto), El Llaverito de Denis, Kubica y, por supuesto, el Nano más algún espontáneo con alguna escudería que este año pasado no contaba(estilo Honda) pueden darle más de un dolor de cabeza.
Creo que los cambios asociados a este año donde todas las escuadras parten de cero y el hecho del ajuste por pate del piloto del alerón delantero(ultimamente le vengo dado vueltas y me da a mi que tiene mucha más importancia el trim del alerón que incluso el mapeo de tracción) harán que la maduración de los pilotos haya tenido que ser espectacular y me da a mi que se va a producir algo así como una especie de selección natural donde se demostrará el nivel real de madurez de cada cual.
Después de lo visto tengo muy claro que el que ha salido más curtido y fortalecido esta temporada es sin lugar a dudas el Nano. Veremos también si Renault está a la altura.
Saludos Jose y sigue así.

CSM dijo...

Hola Jose !
Desde luego, si Kimi no resuelve sus problemas anímicos la próxima temporada, tu Felipe tendría otra buena oportunidad. Y, para mí, desppués de lo de este año, se la merece.
Lo que no creo es que Kimi repita; a mi parecer, sería su fin en la F1(repito, es mi opinión). Hoy por hoy, Felipe parece tener más apoyo en la escudería, pero con tanto cambio en los coches y los "jovencitos" que vienen presionando va a ser muy difícil. Tampoco sería tolerable que Ferrari cometa los errores de bulto de este año que tanto le han perjudicado.
Profesor: se que me va a caer una bronca tuya, (igual no me atrevo a leer tu réplica, -je,-je-) pero se dice, se cuenta... que lo de Senna en Suzuka 90 fue la revancha por lo de Prost en Suzuka 89, cuando, además, Ayrton ganó la carrera y se la "quitaron" en los despachos (junto con el campeonato)...dicho está -ay ay ay!-
Saludos
Concha

Mai dijo...

Yo no creo que Massa vuelva a estar tan cerca de ganar el mundial. Hay muchos otros pilotos mejores que él que si consiguen un coche bueno estarán ahí arriba luchando por ganar. Hablando ya de cuando nos entra la depresión, lo mejor es que te metas en tu blog y leas todos los comentarios que te dejamos, seguro que te suben el ánimo. Saludos

Anónimo dijo...

Jose, las depresiones no patológicas son buenas porque te avisan de que estás cansado. Si Prostvuelve no te arrea te arrearé yo, sigue escribiendo.
En cuanto a Massa sí le veo preparado para luchar por el mundial el año que viene, me ha pasado como a Prostvuelve, que hasta que no leí tus comentarios no empecé a ver su potencial, pero creo que sí que ha madurado y que puede liderar a su equipo.

CSM dijo...

Puuffff, profesor...! Pensé que iba a ser peor ;-).
Un abrazo !!
Concha

Sabre dijo...

"Sin embargo lo del 90, fué otra cosa, Senna fué deliberadamente a sacar a Prost"

El mismo Senna se lo reconcería a Luis Vasconcelos poco tiempo después. En la biografia de Senna del periodista portugues (Muy sennista) explica con pelos y señales lo decepcionante que fue para el la actitud de Ayrton en Japón 1990.

Es más, siempre recuerdo lo mismo, en 1989 Prost aun perdiendo ese GP con Senna habria ganado el mundial, pues Ayrton no paso de la primera vuelta en Adelaida.