martes, 3 de agosto de 2010

Una de gomas [Ricardo #1]


Hace tiempo que Bridgestone debería haber sido sacada a patadas de este tinglado por haber demostrado en reiteradas ocasiones que como empresa no está ni en disposición de cumplir sus contratos ni por la labor de contribuir a un deporte que ha hecho de la excelencia su seña de identidad, porque su participación en la F1 es un burdo engaño, como quedó patente el pasado domingo.

Como cualquier producto, los neumáticos se supone que deben ir acompañados de la correspondiente información técnica para que las escuderías los usen bajo el marco de unas elementales garantías, como le sucede a cualquier consumidor con un televisor o una batidora.

Admitiendo que desconozco el contenido del prospecto que sin duda acompañaba al modelo superblando (tiene narices haberlo denominado precisamente así) que trajo la firma japonesa a Hungría, y que tuvo que llegar a manos de los equipos como mandan los cánones, sospecho que en su interior deberían quedar claramente reflejadas las especificaciones más importantes: la dureza del compuesto, los márgenes de torsión o los límites de desviación lateral en cuanto a carga soportada, etcétera, así como los correspondientes rangos de optimización, es decir, cuáles, según la fábrica, deberían ser la temperatura y la presión recomendadas para las características del asfalto húngaro, su duración estimada, y el margen de vueltas idóneo para su aplicación en carrera, su vida útil, en una palabra.

A tenor de que la mayoría de los monoplazas hicieron el obligado cambio de gomas aprovechando la irrupción del Safety Car en la vuelta 16 (Barrichello no lo hizo porque su coche llevaba blandas), podemos pensar sin demasiado temor a errar que Bridgestone debió indicar claramente que sus compuestos superblandos no superarían la 20 o 21, advirtiendo que comenzarían a presentar problemas o a enseñar las lonas unos giros antes.

Hasta aquí todo bien, como diría aquél. Sin embargo, e incluso pasando por alto que el piso de Hungaroring estaba el domingo sufiriendo una inusual temperatura alta que sin duda afectaría a la velocidad de degradación de las ruedas, como hay pilotos finos que acostumbran a estirar su rendimiento hasta donde los demás no pueden, es posible imaginar que Webber aguantara con los mismos un par de vueltas o tres, incluso cinco, más allá de la 20, pues en la 18 el Coche de Seguridad abandonaba el trazado y su presencia en el mismo habría ayudado al cuidado de los neumáticos por la menor velocidad a la que se circula.

Yendo más lejos podríamos contemplar la posibilidad de que el RB6 cuide sus gomas mejor que el resto de monoplazas de la parrilla, aunque para admitirlo deberíamos mirar hacia otro lado ante la circunstancia de que a Vettel se le ordenó entrar a sustituirlos a las primeras de cambio, mientras que Red Bull permitía a su compañero australiano jugársela manteniéndose en pista, pero lo que no cabe en ninguna cabeza es que Mark fuese capaz de utilizar su calzado superblando más allá de la vuelta 43, como ocurrió, y que para colmo lo hiciera desangrando una y otra vez el cronómetro durante tan largo intervalo de tiempo, salvo que la fábrica nipona hubiera engañado a todo el mundo con sus recomendaciones (¡feo, muy feo!).

Por desgracia, la era Mosley nos ha dejado bochornosas herencias, y la de un proveedor único de gomas es una de ellas, pues de haber habido dos o más, como ocurría en otras épocas, a Bridgestone se le habría tenido que caer la cara de vergüenza por presentar una gama aparentemente tan diferenciada como nominalmente hizo, pero cuyo comportamiento idéntico iba a resultar crucial para el desenlace de la prueba, y que se iba a desvelar gracias a un hecho totalmente fortuito, porque su prestigio como marca andaría ahora mismo por los suelos.

¿Esto es excelencia? ¡Que baje Dios y lo vea!

16 comentarios:

Lippy dijo...

Yo creo que hasta el propio Webber estaba flipando al ver lo que aguantaban los "superblandos".
Lo cierto es que gracias al hecho fortuito que comentas, Orroe, hemos pillao en bragas Brigdestone.
Salu2

Alvaro dijo...

Dando por sentado tus afirmaciones de este post, me gustaría volver a comentar la situación creada por el bólido de Vettel este G.P. pasado. Hasta que no he leído algún articulo sobre el particular no he caído en la cuenta de lo importante que fue el que Sebastian dejara la penalizada distancia con el coche de su compañero para que Webber pudiera ganar el tiempo suficiente para poder salir al menos por delante de Alonso tras el obligatorio cambio de neumáticos. Efectivamente los blandos duraron una eternidad en buenas condiciones pero esto no lo sabían en Red Bull. La verdad es que huele mucho a chanchullo y puede que el enfado de Sebastian fuera por algo más que por no saberse las normas. ¿No creeis?. Un saludo. Alvaro.

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Lippy ;) Yo también lo creo, como también pienso que Horner y su peña no dieron crédito a lo que estaba pasando hasta que fue demasiado tarde :P Y sí, Bridgestone se quedó en pelota viva porque nadie podía sospechar que los superblandos se comportaran así de duros XDDDDDD

Álvaro ;) Conforme van pasando las horas cada vez tengo más claro que a Vettel le insinuaron algo XDDDD De todas formas, meteré mano al asunto en la tercera resupuesta de la serie dedicada a Ricardo ;)

Un abrazote

Jose

Tadeo dijo...

Buenas tardes

Según se comentaba en el 2006, la gran diferencia entre Michelin y Bridgestone era la estructura del neumático.

En Michelin la carcasa era rígida y la goma flexaba más. En Bridgestone era al revés, la carcasa era más flexibe y la goma menos, con lo que la deformación que sufría el neumático en curva era distinta.

Viendo el resultado de esta semana, creo que Bridgestone ha seguido con la misma política, usando la flexibiliad de la carcasa como elemento de "compresión mecánica" para diferenciar entre duros y blandos.

Pensad que esto ahorra muchos dolares en procesos de producción, distinta carcasa de mismas proporciones e igual proceso de envolvimiento de goma. Un solo proceso de producción o dos como mucho, en vez de cuatro.

Sumamos más teorías...

Saludos

migfre dijo...

Yo creo que a Webber le dieron una estrategia perdedora, que al final resultó ganadora gracias al lumbreras de Bridgestone que ha inventado la pintura verde reblandecedora, porque la diferencia entre neumáticos no fue otra que esa rayita del color de la esperanza como bien apuntas.

Es lo que tiene el monopolio, como todo el mundo te tiene que comprar pues les das lo justo para decir que has dado algo y no se te subleven.

De aquellos barros vienen estos lodos. Si a estos le hubiésemos sumado el límite presupuestario y alguna Mosley-ideas más, pues tendríamos un circo pero de verdad.

Que se quita aero para facilitar adelantamientos, pues nada, se aprueban los difusores y no adelanta ni Cristo. Que se quiere ahorrar dinero, pues se mete el kers para luego tirarlo y gastar lo que no está escrito.... Es la auténtica asamblea de majaras: mañana sol y buen tiempo.

Ricardo dijo...

Mis amigos,

Empiezo a saborear la fama instantánea que internet puede traer a personas anónimas, estoy encantado, me siento como quinceañera que recibe su primer piropo y no sé cómo expresar mi agradecimiento. Llevo mucho tiempo viendo formula uno, antes de que Adrian Campos, creo, se partió una costilla tomando una curva con su Minardi debido a que se había roto su asiento...hace ya mucho tiempo.
Orroe, ya más en serio, muchas gracias. Soy extranjero en país extraño (teclado ingles sin eñes, etc) y este calorcillo humano es muy difícil de encontrar aquí.
De verdad te agradezco el detalle, y te propongo otra pregunta para meditar;
¿Para qué sirven los entrenamientos del viernes y los libres del sábado si las escuderías no pueden calibrar el desgaste de los distintos compuestos de neumáticos? ¿Podemos asegurar a ciencia cierta qué Red Bull no sabía que los superblandos iban a durar una barbaridad? Hay demasiadas piezas que no encajan

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Tadeo ;) De ahí el comportamiento de los R24 a 26 que llevó Fernando XDDDD. Con tan soberbia explicación, amigo, no me extrañaría que hubieses dado en la diana, porque es la solución más sencilla ;)

Migfre ;) Las ideas de Max darían para una enciclopedia XDDDDDDD ¡La madre que lo parió, a él y a los expertos que se buscó para que le acompañaran! XDDDDDD

Ricardo ;) Pues me alegro doblemente ;) Y te dije ayer que tu andanada de preguntas tenían mucha miga, así que las seguiremos aprovechando ;) Y en cuanto a lo último que preguntas, yo te diría que como la mayoría de las normas que se están aplicando: para nada productivo. Se sigue ahorrando en el chocolate del loro mientras la competición va ocupando un lugar cada vez más alejado :P

Y sin duda RB desconocía el comportamiento de los superblandos. Jugaron a darle aire a Mark para que tras la parada ocupara la segunda posición, detrás de Vettel, pero les salió el tiro por la culata: Webber ganando y Sebastian descolgado por atender a las órdenes XDDDDDDD

Un abrazote

Jose

csm dijo...

Josetxu;P
El comportamiento de los neumáticos fue determinante en el podio de Hungría, así que me alegro que lo traigas a primera página, porque ni estrategias, ni órdenes de equipo ni ideas conspiranoicas.
Estoy más en la línea de Tadeo: ahorro y aprovechamiento de saldos, que para algo estamos en rebajas de verano.
No puedo pensar en incompetencia o falta de conocimientos por parte del departamento de competición de Bridgestone. Cuando han querido han sabido entregar un producto de alto nivel (ahí está la joya de Canadá), así que si hay una intención en propocionar "piedros" sólo debe haber sido por desinterés (acaban contrato en breve)y por la miopía endémica de la FIA asignando proveedores únicos, ése es el quid de la cuestión: la maldita exclusividad.
Un besote

Lola dijo...

Yo es que esto de los neumáticos no lo he terminado de entender nunca, y menos lo de que tenga que haber un proveedor único.
Este año es peor aún para mis cortos conocimientos sobre el tema porque todas las preguntas que lanza Ricardo tenían fundamento en otros grandes premios, en los que vimos que los coches no llevaban neumáticos, llevaban piedras.Supongo que el estupor no vendrá de mi falta de conocimientos sino de que no existe lógica ninguna en todo esto, entiendas o no sobre el tema.

Y ahora resulta que los SUPERBLANDOS también son piedras, con lo cual en los equipos se estarán planteando para las próximas carreras qué tipo de compuesto les tocará en suerte, y, en base a ello, qué estrategia seguir. Ahhh, otro misterio para Iker Jiménez (como se entere va a hacer un reportaje).

silf1 dijo...

viendolo asi si es extraño esto de las gomas.. porque unas super blandas que duren tanto? pero no entiendo, tu quieres decir que solo las tenia el.. o todos la tenian pero no sabian?' porque todos cambiaron como era, y el fue el unico q se arriesgo, como sabia el q iba a durar tanto?

seeyouinthenextlife dijo...

Osease que las "superblandas" son ruedas de camión, no?.

Serán desgraciados estos tios...

Dos o más marcas de neumáticos ya!!!

David Plaza dijo...

Está claro que Bridgestone no pensaba jugársela a quedar mal en su último año de F1, y menos aumentando costes con más desarrollo y neumáticos que 'gastar'.

Este problema es algo que se está viendo todo el año y Webber, valiéndose además de la falta de 'estrés' de sus neumáticos en las primeras vueltas (Alonso y el Safety Car) y del aumento de goma en el asfalto, hizo lo que otros pudieron hacer en Montreal.

Aquel día Red Bull fue el pardillo. En Hungaroring, les tocó a los demás.

Orroe dijo...

Buenos días.

Concha ;) La culpa fue de Ricardo XDDDDDDD En serio, lo que me fastidia de todo esto es que a muchos se les haya llenado la boca con el daño que hizo Ferrari al deporte en Alemania y hayan tragado como si tal cosas conque el engaño de un proveedor permitiera el domingo que Webber se llevara la carrera de calle :P

Lola ;) Recurrir a un proveedor único suele conllevar algunos regalitos que a la FIA le gustan mucho así se parta el deporte en dos. Vamos, que es una estupidez como la copa de un pino, y aprovecho para recomendaros el artículo de Carlos Castellá en la GPA de esta semana, que me lo he leído esta mañana y me ha dejado muy buen cuerpo :P

SilF1 ;) No, lo que estamos diciendo es que las superblandas se comportaron de manera diferente a como Bridgestone había dicho que lo harían, así salió beneficiado Webber por simple y dura carambola, pero no quiero ni imaginar la cara de idiotas que se les habrá puesto a las otras escuderías que hicieron caso de la fábrica japonesa :P

Seeyouinthenextlife ;) Pero de camión, camión XDDDDDD Sí, son una banda de soplapollas :P

Vuelvo en un ratito ;)

Jose

Orroe dijo...

Aquí estoy de nuevo ;)

David ;) Yo no lo tengo tan claro. Tienen un contrato y deberían cumplirlo, o en su caso alguien debería recordarles que lo cumplan, porque lo del otro día ha sido una más de tantas, ya que salvo Canadá, en el resto de pruebas apenas ha habido diferencias entre los compuestos, y si aparentemente las ha habido ahora surgen dudas de si no habrá sido porque nadie las ha forzado como lo hizo Webber en Hungría :P

En cuanto a lo del estrés de las gomas no comparto el argumento. Mark iba detrás de Fernando al comienzo y eso «cansa mucho» los neumáticos pues no adquieren la temperatura adecuada y se degradan más fácilmente, y más en un circuito calentorro, de manera que el que las pudo llevar de cine era Vettel, pero a él lo metieron inmediatamente a cambiarlas...

Lo de la goma en el asfalto tampoco me vale para justificar el alto rendimiento de Mark, pues no es otra cosa que los restos que van dejando todos, uséase, el ejemplo de la degradación que sufrían todos, incluso él mismo...

Por sintetizar diría, como apuntaba Gené, que la estructura de las ruedas, tal vez una cama idéntica para los dos compuestos, daba para ser más blanda que los superblando, y que sólo se enteraron en Red Bull cuando su segunda apuesta no hacía otra cosa que hacer vueltas rápidas ;)

Un abrazote

Jose

David Plaza dijo...

Es cierto que ir detrás de un coche castiga los neumáticos, pero Webber se ocupó de guardar distancia con Fernando, no como hizo Vettel en el último tercio de Gran Premio. Por no hablar del ritmo que, en el caso de Mark, era al menos un segundo más lento por vuelta de lo que sería capaz de rodar sin Fernando delante.

Que la pista acumule goma es la clave del buen funcionamiento de los neumáticos. Es por eso que los equipos punteros suelen esperar a que los demás rueden en las sesiones de entrenamientos y calificación para iniciar ellos su actividad. Es por eso que siempre decimos que la pista está mejor al final y es por eso que hay ost*** para marcar tiempos en los últimos segundos de la calificación.

Más goma significa más agarre y más agarre significa menos deslizamiento, lo que impide que haya sobrecalentamiento en la superficie de la banda de rodadura y graining. En cambio, sí permite que se caliente el 'cuerpo' del neumático, llegando éste a su temperatura ideal con más facilidad.

Orroe dijo...

Buenas tardes.

David ;) ¡Ey, que encima te estoy escuchando en el GPCast 002! XDDDDDDDDD

Ya sabes cómo me molan estas discusiones, así que vayamos por partes, como decía aquél :P

Si Webber iba un segundo más lento sus gomas tenían que estar sufriendo de lo lindo porque con el depósito lleno y el calor de la pista se estaban metiendo entre pecho y espalda un esfuerzo bastante considerable, cosa que no le ocurría a Vettel, quien con la velocidad y el aire limpio que disfrutaba por ser el primero, tenía que tener los neumáticos en mucho mejor estado. Sin embargo, Red Bull mete a Sebastian y deja en pista a Mark :P

Lo de la acumulación de goma sería válido, pero no durante 25 vueltas. Me explico: para que un neumático recoja goma tiene que disponer de una superficie adecuada para hacerlo, de goma a ser posible XDDDDDDDD Pero estamos hablando de «superblandos» que los otros equipos cambiaron en la vuelta 16 o 17... Lo siento, a mí no me cuadra :P

Y por último, sobre la temperatura, el problema está en que el neumático, como tal, no debería existir una vez se ha gastado la banda de rodadura, y en el caso de Webber no sólo parecía seguir existiendo ésta, sino lo que fuera que quedaba funcionaba a la temperatura correcta durante más del doble de lo previsto... No, no lo veo :P

Un abrazote y gracias por pasarte ;)

Jose