viernes, 6 de agosto de 2010

Animal farm [Ricardo #4]


George Orwell alcanzó rango de visionario, de adelantado a su tiempo, por lo crítico que se mostró con la realidad que le rodeaba a mediados del siglo pasado, así, desencantado con el rumbo que había tomado el socialismo implantado en la URSS, terminó sacando a la luz las entrañas de ese imponente monstruo que conocemos como poder, que independientemente de cual sea la tendencia política que lo ejerza, libre de bridas camina siempre buscando el totalitarismo, su vergel.

«Animal farm» (Rebelión en la granja, en español) es una bonita muestra de la agudeza del escritor británico, quien dibuja magistralmente la brutalidad de cualquier gobierno desbocado, en las cuatro esquinas de una pequeña granja inglesa (Manor, en el texto), reflejándola diáfanamente en la metamorfosis que sufren los 7 mandamientos que Mayor, el cerdo promotor de la gran revolución contra los humanos, dejó a su muerte como legado. El séptimo y último de ellos rezaba así: «Todos los animales son iguales.» Pero para cuando termina la historia, Napoleón, el puerco dominante, lo había retocado tras eliminar los seis anteriores, jerarquizando el valor de la igualdad en un ejercicio del más cruel cinismo: «Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros.»

Traigo a colación la obra del autor de 1984 porque si hay una escudería en la F1 que haya hecho gala de la igualdad, ésa es McLaren, aunque desde el paso de Alonso por sus filas hemos aprendido a vislumbrar en su seno algunas actitudes cuando menos chocantes en lo que respecta al cultivo de la paridad o equidad con los pilotos en la de Woking.

El Nano fue la primera víctima moderna de la particular forma de comprender la igualdad por parte de Dennis y su gente, aunque podríamos mencionar también a Juancho Montoya o a David Coulthard como antecedentes cercanos en el tiempo. Heikki Kovalainen hizo de segunda…

Siguiendo el guión previsto le ha tocado ahora el turno a Button, vigente campeón del mundo y británico como su compañero, para más señas, que lleva disfrutando en propias carnes lo que significa ser en McLaren menos igual que Lewis desde hace algunas carreras, aunque conviene recordar que la cosa viene de lejos, pues en pretemporada ya tuvo problemas con el espacio que le habían propuesto en el cockpit del MP4/25. Una vez resuelto el asuntillo, y puesto que Jenson se hizo pronto con su máquina demostrando que podía hacer sombra a Hamilton, sufrió un bochornoso incidente en Mónaco, cuando uno de sus mecánicos dejó olvidado su guante sobre una de las salidas de aireación del motor de su monoplaza, circunstancia que a la postre significó su abandono de la prueba.

Visto que a mitad de temporada los dos pilotos británicos eran demasiado iguales, sospecho que McLaren optó por modificar un vehículo que hasta ese momento se había desenvuelto con bastante soltura, hasta el punto de que rechazadas las evoluciones que había previstas para Silverstone, con la configuración anterior Hamilton terminaba subido al segundo cajón del podio mientras que Button lo hacía cuarto.

No me extiendo. Lo comenté cuando se anunció que el MP4/25 iba a ser alterado siguiendo la estela del RB6 de Red Bull: «más bien albergo la insana sensación de que en Woking han decidido afinar la aerodinámica de su criatura para resolver la asignatura pendiente de la calificación, o lo que es lo mismo: atendiendo a las peculiaridades de la forma de conducción agresiva de Lewis Hamilton en detrimento de la más templada de Jenson Button.»

El coche es el mismo para los dos conductores, Ricardo, aunque atiende al perfil de conducción de uno sólo de ellos, porque en Mclaren ambos pilotos son iguales, como sabemos, pero algunos son más iguales que otros, como en el libro de Orwell.

Os leo.

8 comentarios:

pulguitaatodogas dijo...

Completamente de acuerdo, Orroe: eso pasa en McLaren, Ferrari (a la medida de Fernando), Mercedes (a la medida de Schumacher) o RedBull (a la medida de Vettel): supongo que esas son las condiciones de los contratos: saber el papel que cada cual va a desempeñar en el desarrollo del coche. Y supongo que el acierto de los directivos es buscar pilotos compatibles, para que la ventaja de uno le sirva al otro... pero me da la impresión que no es así y que al final genera fricciones y problemas entre los pilotos.

Raul z dijo...

Ese mismo libro se me ha venido a mi a la cabeza varias veces mientras discutía en foros ingleses sobre las ordenes de equipo y esas reglas que lo son menos cuando... o solo si.... pero tambien paso que... y una vez la jurisprudencia dijo... porque no veas tu las interpretaciones de la ley que hacen los fans ingleses, cuando por aquí nos dedicamos a pensar en si esta feo o no lo está, asi a simple vista.

El caso es que al final mi inglés no me permitió soltar la perla, empezando por la traducción del título que yo pensaba que era literal.

Perdona que pase de tu tema, Orroe, pero es que vengo de muchas polémicas sobre lo ético de que uno sea mejor que otro y se vea, o que venda más camisetas y se vea. Se vea que es un negocio y no un deporte. En cambio tiraré del mío para haceros ver mi teoría sobre si la FIA va con Inglaterra o no.

Lo que le ocurre a la FIA es que es inglesa, y actúa como tal, con su pomposidad, con sus tiempos, con sus interpretaciones, con la letra por delante de la ética y las formas por encima de la justicia.

Visto desde un punto de vista antropológico, todo el que actúe de esa manera entenderá las normas, las sabrá atender y esquivar, así como desde dentro de uno mismo pensará que están muy bien.

Al final, los fans de allí no entienden lo que pensamos los de aquí y viceversa, generando debates que van más allá del dep.. digo negocio. Y los equipos también actúan de otra manera como se ha podido comprobar con Ferrari las últimas carreras. Al final han tenido que hacerlo a la inglesa, admitiendo las culpas porque no respetaron las formas y todo lo demás que les venga encima y que ya han sufrido en su imagen.

Y para enlazar todo esto con tu post, aunque sea in extremis, decir que también es aplicable a la gestión de pilotos donde se puede apreciar claramente la diferente gestión por parte de Denis o por parte de Briatore o por parte de la propia filosofía de Ferrari. Son formas de hacer lo mismo. Ellos con cinismo y nosotros con dos cogieron.

Por supuesto nuestro modo es el mejor ;)

PD: La FIA está en París pero es british total.

seeyouinthenextlife dijo...

Impresionante la relación de los libros del gran Orwell con la situación en McLaren, fantastico.

Este blog es impresionante.

Un abarzo Orroe.

silf1 dijo...

Pues a Button ya se lo advirtieron, guerra avisada no mata soldado, y si lo mata espor descuidado, el sabia que en mclaren el preferido es hamilton, pero bueno no se que pasara,, tal vez hay "igualdad" pero con esa de que algunos son mas iguales q otros como dices tu, o sera que nos hacemos ideas qe no son?

Lola dijo...

Pues sí, este blog es fantástico, es bueno comprobar que hay puntos de vista inteligentes, y no otras cosas que se leen por ahí.

Yo creo que todos/as nos hacemos una idea de la supuesta igualdad en McLaren, ya tuvimos unas lecciones magistrales en 2007, de las que no se olvidan porque los profesores son muy buenos y lo dejan todo muy claro.

Desde luego, resulta por lo menos chocante que después de una igualdad de rendimiento, en dos o tres carreras Button haya desaparecido del mapa, o quede muy atrás en calificación. Algo debe haber, y seguro que es lo que dices, que el coche ha evolucionado teniendo en cuenta las características de un piloto, el innombrable.
De todas formas yo espero más de Button, en mi opinión no ha desaparecido, y así lo espero, me gusta este piloto (dejando aparte aquéllo que hablábamos en otro post sobre su supuesto "atractivo", creo que las palabras fueron menos finas)

Orroe dijo...

Buenos días.

Jon ;) No estoy muy de acuerdo en el paquete :P Mclaren y Mercedes, caben por derecho propio, pero Ferrari y Red Bull no tanto pues a pesar de los malos humos existentes en ambas escuderías, sus cuatro pilotos han tenido margen para destacar personalmente, y en el caso de Webber, de momento (cruzo los dedos) se lo están respetando. Sin embrago, en las dos primeras, el diseño del coche o sus evoluciones han penalizado a uno de los pilotos en favor del otro ;)

Raul Z ;) Te entiendo, porque como acabo de decir, hay peores formas de aplicar «diferencias» entre pilotos que ordenar o sugerir por el bien del equipo o porque las circunstancias lo aconsejan. Si eres el segundo piloto porque no logras ser el primero, pues bien está incluso que te lo recuerden, pero cuando se aplican correctivos como la evolución del W001 de Mercedes o la del MP4/25 de Mclaren, pues como que suena a puñalada trapera :P Sinceramente prefiero que las cosas vayan de cara ;)

Seeyouinthenextlife ;) XDDDDDDDDD ¡Muchas gracias, compañero! ;)

SilF1 ;) Desde luego que estaba advertido y que por ello debería haberse cuidado un poco más las espaldas, pero en fin, que lo que le están haciendo suena fatal, vamos XDDDDDDD

Lola ;) XDDDDDDDDD ¡Gracias también ;)! Ahí estamos, con los antecedentes que tenemos sobre la mesa, lo que le está pasando a Button clama al cielo, y sinceramente creo que el británico aún no ha dicho la última palabra, y menos desde la rotura de Lewis ;)

Un abrazote

Jose

Lippy dijo...

Pues si Jenson ya lo sabia y estaba avisado, pero coincido contigo Orroe en que no creo que se este calladito hasta el final de temporada. Es mas me sorprende que todavía no haya destapado la caja de los truenos. Tal vez sea la calma que precede a la tempestad, pero estoy seguro como tu Orroe ,que Button no ha dicho su ultima palabra.
Por cierto, fantastico el post.
salu2

Orroe dijo...

Buenos días.

Lippy ;) Avisado está, desde luego, y Jenson muerde, así que a coger palomitas XDDDDDDDD

Un abrazote

Jose