domingo, 3 de diciembre de 2017

Va pensiero [Ferrari]


Cuando lo tienes todo para ganar es injustificable no hacerlo. Sé que hay un bonito debate montado a cuenta de si el SF70-H ha sido un gran coche o, por el contrario, resultaba muy inferior al W08 de Mercedes AMG, pero puesto que puse nota bastante alta a la máquina italiana a comienzos de año, el tiempo me ha venido dando la razón y, ¡qué demontre!, gente bastante importante en esto coincide conmigo, incluso Vettel, voy a enfocar estas líneas conforme a lo que he ido diciendo a lo largo y ancho de la campaña.

El reglamento 2017 nació para limar potencial a Mercedes AMG. Lisa y llanamente trasladaba el peso de los monoplazas de la unidad de potencia a la aerodinámica con el fin de acabar con la hegemonía de Brackley. En este sentido, el SF70-H ha sido un vehículo mucho mejor diseñado que su rival británico ya que ha aprovechado todas las ventajas que ofrecía la normativa, partiendo de un concepto de UP que ha sido estirado (como en el caso de Mercedes-Benz) precisamente para afianzar su fiabilidad. Maranello no ha disfrutado del propulsor más potente, pero sí del mejor conjunto.

La dureza de las gomas Pirelli 2017 venía a suponer una ventaja extra de cara a este planteamiento más arriesgado aerodinámicamente. Como sucedía con los Red Bull de 2010 a 2013, neumáticos poco flexibles permiten un trabajo más dulce con las supensiones y de aquí que le haya sido posible al monoplaza italiano trabajar con uno de los rakes más agudos de la parrilla. Incluso en el apartado de la fiabilidad La Scuderia ha encontrado mano abierta por parte de la FIA, quien permitía en verano a la de Módena tocar sus turbo sin acarrearla sanciones...

Pues ni por esas. Con todo de cara, Ferrari no ha creído en ningún momento su superioridad, y cuando resultaba sencillo tomar ventaja sobre Mercedes AMG, al comienzo de la temporada, cuando la anglo-germana trataba de resolver sus numerosos problemas, Arrivabene y su gente no fueron capaces de acogotar a su rival.

A partir del Gran Premio de España, momento en que Brackley reacciona con un W08 totalmente renovado, la de Il Cavallino comienza a jugar en desventaja, aparecen los problemas derivados de las prisas y en Bakú los primeros síntomas de flaqueza, circunstancia que aprovechará Mercedes AMG para dar la vuelta a la tortilla, lenta pero inexorablemente.

En territorio totalmente hostil, el reinicio de la sesión después del verano es cuanto menos alucinante para un equipo que disputa los dos mundiales tratando de tú a tú a la bestia parda de la etapa híbrida. Monza, Marina Bay, Sepang y Suzuka suponen los sucesivos clavos que cierran el ataúd donde se ha metido Ferrari solita. La fiabilidad iba a pasar factura y termina pasándola, si además se sufre de incompresibles errores humanos en la disputa por un Mundial, apaga y vámonos.

La Scuderia es la única responsable de lo sucedido, obviamente. Ha regalado los dos títulos por incomparecencia. Leyó mal el inicio de la campaña y fue presa de los nervios desde primeros de julio, luego, los imponderables...

Lo malo de todo este asunto es que a lo peor no vuelve a repetirse una situación similar. En 2018, previsiblemente no habrá sólo una escudería con la que lidiar, Red Bull también estará ahí, donde no le gusta a don Sergio Marchionne.

Os leo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierro los ojos y bailo al borde del tejado'.. ♫
Podría volar'.. ♫

Y me imagino una Ferrari con Fernando y Kubica (antes del accidente en Andora), junto al Jean Todt y al Ross Brawn de 2000..

Con el SF70-H..

@_eI14


matador dijo...

En Maranello tienen los mismos problemas de siempre, piensan que con su historia lo tienen todo ganado, sin bajarse del autobús, o en este caso, bajar los monoplazas del camión a los circuitos. Lo malo es que no son capaces de leer su historia reciente. ¿Por qué fueron intratables entre 2000-2004?. Se dio una conjunción de factores que, desde entonces no se ha vuelto a repetir; tenían el mejor piloto del momento, el mejor capo dirigiendo, y los mejores ingenieros... Quemaron a Fernando, igual que en su día quemaron a Lauda, a Mansell, a Prost, o a Alesi. No creo que a Frigodedo le quede mucho tiempo tampoco antes de que se derrita... A Newey no han sido capaces de ficharlo, y desde luego, ni Domenicalli, ni mucho menos Matiaci o Bienllega, parecen al nivel de los grandes estrategas actuales, y no hay comparación posible con el Pequeño Napoleón.

Sigo pensando que en la época de Fernando perdieron la gran ocasión de rearmar el equipo entorno a él, con Briatore y Newey. Ahora les quedan, por lo menos, otros 10 años de peregrinación en el desierto, dando tumbos, para igualar el récord entre Scheckter y Schumy, entorpecidos por el politiqueo de sus palmeros "Turrineros", y quemando pilotos e ingenieros válidos, pero no tops. La diferencia es que Luca, o anteriormente Fusaro, eran gente de las carreras, en cambio Marchione es un contable...

Salu2!

keskusracing dijo...

Desde 2009 (incluido) Ferrari no contaba con un monoplaza capaz de pelear por poles y victorias con naturalidad hasta la última carrera. Y aún así en esos años se lucho por algún que otro título más y mejor que este. Nada más que decir.
Saludos