domingo, 17 de diciembre de 2017

La historia paralela


Si la vida consistiese en seguir las tendencias que marca Twitter hace tiempo que nos habríamos ahogado en nuestra propia bilis —¡cuidadín con eso!—, o extingido, tal cual. Si consistiera únicamente en hacer caso a los índices de audiencia o a la cantidad de lecturas que obtiene cada entrada de un blog como éste, pongamos por caso, este humilde servidor no saldría de replicar punto por punto lo que cuenta la prensa británica, como hace la mayoría, para qué vamos a engañarnos.

Si no estás habituado, comprendo que cuesta muchísimo pensar por uno mismo o hacer las cuentas sin necesidad de que te pasen las respuestas por Whatsapp el Sabio de la Montaña o el de Piedradura, pero carajo, pienso que a veces hay que intentarlo, siquiera por aprender a caminar sin que te sujeten la mano.

En estas andamos y ahora resulta que alrededor de la vida y milagros de Sebastian Vettel se está montando una historia paralela en la que hay respuestas para todo, salvo para justificar cómo un tipo como él, ganador de cuatro títulos consecutivos entre 2010 y 2013, acumula en la actualidad cuatro temporadas en las que sólo ha conseguido un subcampeonato y dejar en barbecho aquello de que llegaba a Maranello para hacer olvidar a los tifosi al anterior primer piloto de la italiana.

No quiero portarme malote con este asunto, pero conociendo cómo suelen resultar de peculiares estas cosas en manos del séptimo de caballería, no sé cómo no se le ha ocurrido a nadie preguntarse en serio si no será que el alemán ha elegido mal, o acaso, si no se deberá todo a que su entorno no le ha sabido aconsejar adecuadamente...

Para 2018 vuelve a sonar con fuerza Red Bull como firme alternativa a chamuscarle los laureles a Brackley, y el caso es que el de Heppenheim salió de Milton Keynes a finales de 2014.

Aunque queramos no se pueden pasar por alto esta circunstancia. Ni tampoco que la unidad de potencia de Renault tiene mayor proyección para las próximas campañas que la de Ferrari porque ha partido este mismo año de un concepto totalmente renovado. Newey también parece que se ha involucrado como no había tenido oportunidad de hacer antes. No sé, algo me dice que si nadie se interroga sobre si Sebastian se ha equivocado, a lo peor se ve obligado a hacerlo pronto.

En fin, la comodidad tira más de lo que sería deseable y como nos decuidemos con esto, cuando menos lo imaginemos viene Disney y acaba comprando Liberty, y al final seremos críticos con la Fórmula 1 por el forro de mis avellanitas, dicho sin ánimo de ofender a nadie.

Lo que está claro es que decorar los últimos años del tetracampeón del mundo con excusas, a lo único que nos lleva es a descontextualizarlo y a que el boinazo contra el suelo sea todavía más duro. Y en sentido estricto no estoy hablando de Vettel, sino de los cantamañanas que siguen erre que erre fabulando con lo bueno que está resultando un terreno que de haber sido hollado por un piloto nacido en Oviedo, por ejemplo, con los mismos logros, un suponer, que tampoco hace falta irse más lejos, serviría para que se solicitase su retirada inmediata o para hacer chistes gruesos...

Arrieritos somos, decía mi abuela. No sé (ni me interesa saber) cómo lidiará el vettelismo talibán con un posible quinto año con el contador a cero, lo que tengo por seguro es que no me lo pierdo por nada del mundo, ya que la historia paralela que se está montando ahora con la divina protección de un sabio y un personaje de Les Luthiers¡suéltame pasado!—, huele a burbuja a punto de reventar.

Os leo.

4 comentarios:

keskusracing dijo...

José Tellaetxe ha vuelto con fuerza. Que gusto leerte de nuevo maestro!

Fleichié dijo...

Muchos sospechamos , por no decir que sabemos , que los historiales de Vettel y Hamilton estàn muy por encima de su auténtico nivel , sobre todo en comparación con el de Fernando
Pero no creo que los años en blanco sirvan tampoco para demostrarlo , porque a la inversa , en cualquier momento bien podría Ferrari/FIÁ montar un ciclo ganador e inflar aún más su curriculum .
Ahora , si le colocasen un compañero con libertad de acción (por ejemplo un Ricciardo sin ir más lejos xD xD xD ) , sí veríamos de verdad cual es el nivel del tetra y hasta donde puede dar de sí (y lo mismo para Lewis) .
Te leo maestro .

germansp dijo...

Lo extraño del tema es que tanto Hamilton como Vettel, que han sido batidos por sus compañeros de garage en cuanto no han existido ordenes de equipo contrarias, no sean conscientes de sus propias limitaciones. Vettel ya ha quedado perfectamente retratado como un piloto que sin la ventaja que proporciona el coche, no marca la diferencia. Hamilton tiene mas chicha como piloto pero tanto titulo con semejante ventaja bajo el trasero le ha hinchado demasiado la burbuja que tiene como cabeza.

enrique dijo...

Cuando la senectud venga a visitarlos solo podrán acreditar números, pero ninguna pasión en ellos. Todo lo contrario que Gilles Villeneuve.