lunes, 27 de noviembre de 2017

Qué ha pasado y no te van a contar


Hay quien a estas horas está recibiendo una ducha de agua fría. Martin Brundle (Sky Sports F1) se disculpaba anoche en su cuenta de Twitter: «Apologies for the Formula One race today, it was rubbish. Like a nil nil football score, not a whole lot happened. Overall a pretty good season though, but we can do much better. Thanks for you company and opinions in 2017. Onward and upwards I hope, never waste a heartbeat. MB.»

¿Qué demonios sucede para que el colofón de la temporada de la que se dice máxima expresión del automovilismo deportivo dé lugar a que un ex piloto y ahora estrella de la televisión, se disculpe de esta manera...?

Por suerte para nosotros, en Nürbu hemos tocado todas las teclas de este piano desafinado y sabemos dónde está cada una. Sabemos, por ejemplo, que el espíritu del reglamento 2017 saltaba hecho añicos desde el momento mismo en que se admitía que Mercedes-Benz pudiese continuar mezclando aceite con el combustible. Es la mejor en esto, sin duda, el resto de fabricantes ha seguido el mismo camino aunque con retraso y peores resultados. Pero es manifiestamente ilegal porque en el aceite viajan aditivos que están prohibidos en la gasolina, y según la FIA, ésta tiene que ser casi como la de calle desde 2005.

También conocemos que si pretendes quitar importancia a las unidades de potencia y trasvasarla a la aerodinámica, pero sigues impulsando la primera, como acabo de citar, lo normal es que el experimento no funcione. Mucho menos en un cuadro con pocos entrenamientos y trabas a cualquier tipo de evolución, y además, plagado de pérfidas sanciones en parrilla por un quítame allá esas pajas... Imposible con supuestas estrategias a una parada, que es como carecer de estrategia.

No te lo van a mencionar pero estamos en manos de la mesura y el ahorro, algo totalmente contradictorio con lo que se entiende por Fórmula 1 pues hay otras disciplinas del motorsport que ya se ocupan de este ámbito, y con mayor espectáculo, por cierto. No hace mucho, primero se ganaba en prestaciones y posteriormente se obtenía la necesaria fiabilidad, ahora es justo al revés. 

No te lo van a decir pero los pilotos actuales conducen como pisando huevos, como tuvo a bien recordarnos un animal de carreras como Michael Schumacher cuando se enfrentó a la cruda realidad en su retorno con la de las tres puntas. Los conductores son gestores de recursos, mediadores entre los ingenieros y las estimaciones que se esperan encontrar en pista, y cuando éstas ya se han cumplido, bien por agotamiento de presupuestos, de posibilidades o de ilusiones, la inanidad domina el asfalto y gente como Martin Brundle se ve en la obligación de justificarse ante su público.

No te lo van a contar, pero sería bueno que lo hicieran.

Os leo.

5 comentarios:

enrique dijo...

La f1 debería ser cara, irrespetuosa, contaminante, underground, excesiva, insultante. Como tu bien dices, la tarta del buen rollo tiene muchos comensales. Ahora mismo el menú del motorsport es como el de McDonald's, todo igual y sin posibilidad de quitar el pepinillo de la hamburguesa.

Anónimo dijo...

Max Verstappen:

Para mí ha sido una carrera bastante aburrida, si hubiese tenido una almohada en el coche me hubiese puesto a dormir".. xD

Además, Abu Dhabi es un GP que no me cae bien..

¡Saludos!

@_el14

RAGOMCO dijo...

Te leo. Buenas noches

Cao Wen dijo...

Estoy con Enrique en que la F1 ha de ser cara y excesiva, pero no en lo demás. De hecho abogo por la pila de combustible ahora que el hidrógeno es fácil de fabricar. Y muy de acuerdo contigo en que lo primero es concebir un pepinaco; ya se buscará que no pete más adelante. Lo contrario es, como dices, aburrido.

Fleichié dijo...

Hasta que Liberty no logre una convergencia de forma que de verdad la diferencia la pongan los pilotos sobre la pista , esto seguirá siendo una farsa . Aunque como dice Niki , una farsa con la esencia del ADN de la auténtica F1
No va a cambiar nada hasta que se le quite el poder a las escuderías .