miércoles, 15 de noviembre de 2017

McLaren-TAG


Anteayer insinuaba la posibilidad de que se denominase McLaren-TAG la alianza de McLaren y Renault para el año que viene y lo mencionaba en un párrafo que dejaba abierta la puerta a que TAG-Heuer dejase, a la vez, de colaborar con Red Bull, cosa que ni se me pasaba por la cabeza ya que TAG y TAG-Heuer son dos cosas distintas aunque Mansour Ojjeh esté en la cúpula de todo.

Como al respecto de TAG existe información como para parar un tubo en internet, voy a ir por lo sencillo porque de esto ya hablé cuando se hizo oficial que la marca de relojes hacía de bandera de conveniencia de Renault en la de Milton Keynes. 

Para comenzar hay que recordar que antes de participar en McLaren a partir de 1983, TAG (Techniques d'Avant Garde) ya disponía de presencia en Fórmula 1 pues patrocinaba a Williams desde 1979. Su salto cuantitativo se debe a una suerte de carambola. John Barnard, diseñador jefe de McLaren, necesitaba de un motor turbo que se adaptara a las exigencias del chasis del MP4/1, y se piensa en Porsche pero la de Stuttgart no ve nada claro eso de trabajar por encargo en algo tan especialito que requiere empezar un proyecto prácticamente de cero, así que Ojjeh paga los gastos de la aventura y, lógicamente, pone el nombre de su empresa a la criatura.

Todo el mundo sabe que en las entrañas de los coches rojiblancos va Porsche, pero nominalmente es TAG, concretamente TAG Turbo. La alianza dura cinco años (1983 a 1987) y consigue dos mundiales de marcas consecutivos (1984 y 85) y tres de pilotos: el tercero de Niki Lauda (1984) y los dos primeros de Alain Prost (1985 y 86). La historia de TAG acaba con la llegada de Honda en 1988, como es de sobra conocido.

Pues bien, ésta es la TAG que nos interesa, pues la otra es una división que fue adquirida en 1985 cuando don Mansour se hace con la fábrica de relojes exclusivos fundada por Edouard Heuer a finales del siglo XIX, que pasa a llamarse TAG-Heuer a partir de ese instante.

La divisa TAG-Heuer aparece en los McLaren en 1986 sustituyendo a la italiana Saima en el frontal transparente del habitáculo, y permanecerá ligada a Woking hasta 2015, como también decíamos el otro día. Y aquí viene lo importante para lo que nos ocupa, ya que TAG había vendido una parte de sus acciones al grupo francés LVMH en 1999 pero quedándose con el 49'9%, lo que mantiene a Ojjeh, de facto, como el principal accionista independiente de TAG-Heuer, aunque, evidentemente, la empresa ya no le pertenece.

Pues bien, de 1999 a 2015 no hay sustos para McLaren en este flanco. Siendo honestos tampoco había de qué preocuparse a partir de esta última fecha porque LVMH cambia TAG-Heuer por otra de sus empresas en las carrocerías del equipo británico, concretamente Chandon, aunque conociendo cómo andaban Ron y Mansour entonces, justo es reconocer que el paso de TAG-Heuer al rival de Milton Keynes tuvo que saberle a Dennis a teta, y perdonadme la salida de tono.

Aquello quedó como quedó, es decir, poco más se sabe que lo que he contado. Renault desaparecía del cubrecapot de los coches azules y la austriaca pasaba a denominarse Red Bull-TAG Heuer a partir de 2016, aunque seguía siendo propulsada por la francesa. 

Como habréis podido comprobar, en el hipotético caso de que McLaren se llamara McLaren-TAG en 2018 no habría ningún tipo de problema porque TAG y TAG-Heuer no son incompatibles aunque el CEO de la primera tenga algo más que mando en plaza en la segunda.

Hombre, pensando mal, podría ser que Ojjeh ya tuviera pensado en 2015 el movimiento que ha dado McLaren este año. Animando a TAG-Heuer en su aventura con Milton Keynes ganaba visibilidad para TAG mientras ponía los dientes largos a los aficionados por aquello del recuerdo de los éxitos de los ochenta del siglo pasado. Llegado el caso —hipotético, repito—, alinear de nuevo a los McLaren con Techniques d'Avant Garde (TAG) supondría una magistral jugada de mercadotecnia...

Y esto es todo por esta noche. Os leo mientras disfrutamos juntos de la bonita imagen del MP4/2 tomada por el fotógrafo Jeremy Cliff.

4 comentarios:

enrique dijo...

Para Renault es muy goloso que ponga su nombre en un McLaren. Con Red Bull es diferente porque se llevan a matar, y si en los mundiales que ganaron con Vettel apenas eran nombrados para los años malos, tampoco; aunque no haya sido así de facto. Sería muy romántico estar tres años como Tag y luego volver a Honda...

keskusracing dijo...

Se comenta por ahí que el motor Renault aportaría cerca de un segundo por vuelta. Me parece demasiado exagerado, no crees?

enrique dijo...

Yo he leído que estan teniendo problemas para meter ese motor en el chasis. Esperemos a marzo a ver que tal

RAGOMCO dijo...

Te leo. Buenas noches.