viernes, 17 de noviembre de 2017

2018, año negro para Ferrari


Más de uno se acordará de esta entrada cuando el año que viene lleguemos al Gran Premio de España y las cuentas no le salgan a la rossa, ni a Marchionne ni a Vettel, ni a Arrivabene y los demás. Si van saliendo, de igual manera tendré aquí a quien me recuerde que un viernes 17 de noviembre de 2017, en vez de irme a tomar unas cervezas preferí exponerme al escarnio público.

En fin, se asegura por ahí que una de las claves por la que Ferrari es firme candidata en 2018 es eso que ahora llaman high rake, que no es otra cosa que eso otro de lo que llevamos hablando en Nürbu desde 2010 más o menos, cuando empezamos a encontrar base para concretar las sospechas que albergábamos sobre el RB5 de 2009. 

El invento es de Adrian Newey que, como mencionábamos este mismo verano al hablar sobre el alerón delantero y su evolución [Alerón'09], consistía en ofrecer diferentes posiciones del fondo plano con respecto al suelo (rake) desde una misma configuración de carrera.

Bien, este fenómeno explica la necesidad que tenía Red Bull de disponer de ruedas duras ya que para que funcionase correctamente utilizaba unas suspensiones bastante blandas. Y aquí nos encontramos con el primer problema para Ferrari de cara a 2018, y es que la milanesa, si bien cumplió a la perfección con las necesidades de Milton Keynes de 2011 a 2013 incluso sacando de quicio a media parrilla —anteriormente lo había hecho Bridgestone—, prevé para la campaña venidera una mayor docilidad estructural de su gomas. 

Si lo hace, cosa que todavía está por ver, el high rake (inclinación muy aguda del fondo plano con respecto al asfalto) se convertirá en una disciplina difícil de gobernar salvo para unos pocos elegidos, ya que precisará de un trabajo en las suspensiones finolis, finolis, finolis, no como esta temporada, en que precisamente por la dureza estructural de los compuestos, Maranello ha podido clonar lo hecho por Red Bull desde 2009 apoyándose en su unidad de potencia para facilitar la conducción de Vettel y contrarrestar de paso al W08, un vehículo con mucho motor pero con muy poquito rake, por cierto.

En el plano de los propulsores la cosa tampoco pinta bien para La Scuderia. Si esta sesión la fiabilidad ha sido el Talón de Aquiles de la italiana, en 2018 tenemos más restricciones en este apartado y pasamos de cuatro motores a tres, y no lo olvidemos, el MGU-K deberá durar media campaña...

Por si fuera poco oscuro el horizonte. Mercedes-Benz y Ferrari han estirado su concepto de UP en 2017 y no van a poder modificarlo. Renault y Honda lo han modificado, han pagado por ello pero pueden evolucionarlo sin que de momento conozcamos su techo de rendimiento. En el caso de la japonesa es fácil de entrever: contando sólo con Toro Rosso no es previsible que inquiete a la de Maranello, pero la francesa sí, y desde dos escuadras de campanillas, curiosamente las que se prevé que mejores chasis y aerodinámica planten en el campeonato: Red Bull y McLaren. Newey contra su mejor alumno, Peter Prodromou.

Por último, en el plano político la cosa tampoco se dibuja de color de rosa. Liberty no quiere más dominios y a mi modo de ver, Marchionne no está gestionando adecuadamente este punto.

El deporte necesita para sobrevivir más alicientes y más pelea en pista. Está bien que Lewis y Sebastian tengan cuatro campeonatos cada uno, pero para llegar a 2020 resultando atractiva para nuevas marcas y equipos, la Fórmula 1 precisa de figuras emergentes tipo Versttapen, o en su caso, de figuras mediáticas con mucho tirón, tipo Hamilton...

Lo siento, espero equivocarme, pero 2018 me parece que se viene año negro para Ferrari.

Os leo.

5 comentarios:

enrique dijo...

Este año ya leí en algún sitio que los equipos que se la jugaran a un rake exagerado lo pasarían mal. Es sorprendente lo que condicionan los neumáticos a la aerodinamica del coche. Una pregunta Jose: Si estuviese en tu mano, que preferirías congelar, motored o aerodinamica?

keskusracing dijo...

Sufrirán precisamente Newey y Podromou con el rake el año que viene? Seguro que nos deleitan con algún invento. Por cierto, no sería descabellado que las últimas mejoras de la suspensión del McLaren fueran por este camino (solo es una idea).
Saludos

Anónimo dijo...

Según una encuesta del mes pasado Fernando Alonso es el piloto más conocido del mundo. Así que si liberty quiere que gane un piloto mediático ahí tienen a Fernando dándolo todo por ganar su tercero, un saludo! https://es.motorsport.com/f1/news/macro-encuesta-f1-alonso-piloto-mas-conocido-961317/

RAGOMCO dijo...

Te leo. Buenas noches.

Cedo dijo...

Ahahah!!