martes, 7 de noviembre de 2017

De buena se libró Red Bull


Saben aquél que diu que un catalán y un belga viajan juntos en un avión con un sólo paracaídas...

No me toméis a mal el recuerdo a Eugenio, pero lees las hojas dominicales advirtiendo que Horner dice ahora que lo de Fernando y Milton Keynes casi estaba hecho en 2009, te sale una sonrisa y piensas inmediatamente en que de buena se libró Red Bull, porque de haber contratado al asturiano en aquellas fechas, la austriaca se habría metido en un pozo del que estaría intentando salir más o menos como hace Ferrari en la actualidad.

Por desgracia las cuentas no salen como pretende el personal. Los 2 títulos de Fernando y los 4 de Sebastian en Milton Keynes suman 6, pero cambiando el protagonista lo más seguro es que a la de las bebidas energéticas se le hubiera hecho imposible la vida desde las más altas instancias de la Fórmula 1.

Max Mosley, por ejemplo, no habría mostrado intención de joder a Woking y Maranello [Una «lección» para McLaren y Ferrari] y Charlie Whiting habría tenido muy poco trabajo en este aspecto. 

Como tratábamos de explicar en verano, la relación entre el Doble Difusor y el alerón delantero flexible parece indiscutible [Alerón'09], de forma que resulta sencillo colegir que sin el bendito cachivache que se cagaba en la normativa recién estrenada —disculpadme que lo escriba así—, el resto sobra. Y en el hipotético caso de que no sobrase, el celoso Whiting habría puesto las cosas en su sitio como se las puso a Ferrari en 2011. El F-Duct tampoco habría tenido cabida, ni los mapas de soplado, ni las manos negras de Pirelli...

La historia, en una palabra, con Alonso vistiendo de azul habría sido muy diferente a como la hemos conocido.

No dudo que el de Oviedo fuera capaz de poner contra las cuerdas el guión oficial, entendedme, pero la Fórmula 1, como negocio, necesitaba entonces de alicientes como el que ofrecía Sebastian en Red Bull. 

Joven promesa alemana que cobraba poco. Lanzada al estrellato con todo lo que tenía el apparatchik. A bordo de un proyecto dispuesto a pagar lo que no está escrito con tal de encumbrarse en el escaparate más caro del mundo. Después de la hegemonía de Schumacher estuvo bien lo de Fernando y Kimi, y Jenson. Lo de Lewis en 2008 quedó muy cogido por los pelos, pero está claro que había que volver a los orígenes, a las abrumadoras gestas de Fangio, Senna y Prost. Sobre todo a las de este último. Los números, el anzuelo para idiotas...

Si quitas al zagal prometedor y pones a un tipo como el Nano, la novela no tiene ni la mitad de gracia para los incautos y noveles. Incluso si aceptamos que llegaran a convivir los dos ases, un individuo curtido que puede aguarle la fiesta a Vettel como se la estropeó a Hamilton en McLaren durante 2007, resultaba a todas luces contraproducente.

El de Heppenheim y Red Bull eran la apuesta ganadora para Bernie Ecclestone y aquí cabe muy poquito que decir. El Boss reinaba incluso en estas minucias. Todo se hacía como quería el británico. La Fórmula 1 funcionaba como un engranaje hasta que ha llegado Liberty. Es pronto para decirlo, pero a Ross Brawn parece hacérsele el culo Pepsi-Cola con la posibilidad de que Lewis emule a Michael en títulos...

Aterricemos, por favor. Fernando es una figura amortizada. El único individuo de la parrilla capaz de cambiar lo que han escrito los guionitas para que el espectáculo haga gritar a los espectadores ¡Yepa yija yey, ándale, ándale ándale arriba, arriba...!

Si el español hubiese firmado por Red Bull en 2009 nos habríamos perdido al tipo denso que es hoy. Quién sabe si habría dejado de soñar con la Triple Corona o se nos habría puesto espeso y moñas como el de Tewin. Yo lo prefiero así, qué queréis que os diga. Me gusta este Fernando Alonso, y a pesar de la chavalería, tengo que escribir que el ovetense es quien es porque ha sufrido todo lo que le ha caído encima y con la cabeza bien alta, siempre.

Poetas malditos se cuentan con los dedos de una mano en nuestro deporte. Apestados, bastante menos, por suerte.

La historia no admite cambios de protagonistas. Está el contexto. Omnipresente. Y éste nos dice que de buena se libró Red Bull dejando partir al mejor bicampeón del mundo de todos los tiempos, apostando por lo que necesitaba Bernie. Era lo adecuado, no le demos más vueltas.

Os leo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Los pelillos de punta a partir del 3r párrafo empezando por el final :)

Nunca hemos necesitado ni a Red Bull ni a los posibles títulos que hubiera ganado con ellos para seguirle, adorarle y no renunciar nunca al tremendo cariño que le tenemos :)

¡Nos encanta este Nano!
¡Ahora, antes y siempre!

¡Feliz miércoles! ;)

@_el14

chema dijo...

Yo creo que Alonso es buen piloto, mejor que Webber, y hubiese ganado con Red Bull. De hecho Horner confirma que tras la oferta de Red Bull en 2008, Alonso trató de fichar por los austriacos tanto pilotando en Renault como en Ferrari.

Lo que tengo clarísimo es que si hubiese ganado con Red Bull cualquiera de los títulos de Seb estaríamos dando palmas y a nadie se le pasaría por la cabeza dudar de sus títulos.

Así es este negocio.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

No, Chema, no... y menos cuando las dudas van surgiendo antes que los títulos. Anda que no hemos hablado aquí de la intervención de las Pirelli, por ejemplo, antes del pelotazo de 2013. O de la flexibilidad antes del título 2010. Incluso de la ilegalidad del Doble Difusor antes de la victoria de Jenson...

El negocio va de cerrar los ojos ante la realidad, luego, si eso, afeamos llamar las cosas por su nombre ;)

Abrazote

Jose

Elin Fernandez dijo...

Hola José
Esperaré con ganas un artículo sobre El Pelotazo 2013.

Saludos a todos.

chema dijo...

Jose, si somos puristas ningún monoplaza ganador cumpliría al 100% la normativa FIA.
Por otro lado también podríamos hablar, por ejemplo, de la relación tan "especial" de Michelin con Renault y Alonso ;)

Un Abrazo.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Jopelas, Chema...

Michelin, sí, bueno... el caso es que no había obligación de usar Bridgestone y podías cambiarte a la francesa. El caso, también, es que Michelin tenía «varios» equipos top, como comenta Adrian Newey en 2002:

https://f1.sk/clanok/2632-adrian-newey-michelini-nevyhovuju-mclarenom

En 2005, Newey alaba a Michelin: «Con las regulaciones, particularmente en el lado aerodinámico, se establecieron comparativamente tarde, resultando en un trabajo aún más duro y dedicado de todos los miembros del equipo para lograr que el MP4-20 siga el rumbo. Esto ha visto una colaboración positiva con todos nuestros Socios Tecnológicos, particularmente con Michelin, al adaptarse a los requisitos de uso extendido de los neumáticos para la próxima temporada, cuando tienen que durar toda la distancia de carrera.»

https://www.conceptcarz.com/vehicle/z8702/McLaren-MP4-20.aspx

Tengo algún enlace más del propio Newey (McLaren) en 2006, e incluso algún otro de Adam Parr (Williams) del mismo año, alabando el trabajo de Michelin, pero necesitaría tiempo para encontrarlos, aunque básicamente inciden en que el fabricante galo tenía una «relación muy especial» con los equipos con que trabajaba, Renault también, por supuesto.

Un abrazote

Jose

chema dijo...

Jose, claro que los equipos podían elegir Bridgestone o Michelin, no digo eso.

Y es cierto que Michelin tenía varios equipos Top, y que eran compuestos mejor adaptados. Pero el asunto es que Michelin trabajaba "especialmente" en los neumáticos para Renault con el objetivo de aumentar las opciones de campeonato de Alonso.

Diría que no podemos abrir o cerrar los ojos solamente cuando nos interesa.

Un Abrazo.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Hombre, es que no es lo mismo poder elegir entre dos opciones que tragar con lo que hay porque sólo existe una opción y ésta tiene «preferencias.»

Boullier en 2013, antes del pelotazo de Silverstone ;)
https://www.sportyou.es/noticias/lotus-se-queja-del-cambio-de-pirelli-458524

En todo caso, Williams, Renault y McLaren parecían estar encantadas con Michelin antes del cambio a Bridgestone como proveedor único en 2007... Y la japonesa sí que trabajaba en exclusiva y con mucho esmero para Ferrari y las opciones de Schumacher ;)

Como ves, abro los ojos a todos lados ;)

Un abrazote

Jose

chema dijo...

Exacto José, es lo que pretendía explicar, la pureza no existe en la F1. Tanto Schumacher como Alonso eran beneficiados por los neumáticos y, bajo mi punto de vista, sus títulos son merecidos.

Un Abrazo ;)

RAGOMCO dijo...

Te leo