lunes, 15 de febrero de 2016

Regreso al futuro, el drama


A falta de que se confirme la noticia por parte de Movistar, la Fórmula 1 se verá esta temporada unicamente a través de la modalidad de pago —esto ya lo sabíamos—, pero con una reducción considerable de presupuesto que originará que los Grandes Premios se retransmitan desde un plató, con una presencia en los circuitos que podríamos calificar de testimonial —esto no se sabía—.

Para qué os voy a engañar. El asunto ha dejado pasmado al personal esta mañana, en cuanto se ha conocido, y como de momento no hay ningún desmentido, el runrún y los llantos continúan a estas horas. Y tiene su gracia, no me digáis que no, porque tras años de tirar pedruscos contra las retransmisiones en abierto, puede que venga Movistar y nos dé información de pago pero con las mismas limitaciones que la gratis que al final no lo era.

Ya digo que falta que la operadora lo corrobore, pero si al final resulta verdad, más de uno puede pensar que ha viajado en el tiempo huyendo de Antena3, para darse de bruces con un remedo del formato utilizado por Antena3 durante 2015, aunque con la librea de Movistar F1.

Es obvio: como tengo que estar en todas las salsas, es evidente que no me podía perder un drama de dimensiones tan colosales. Primero de todo porque hemos hablado de ello en este blog. Segundo, porque me he matado a decir que la convivencia de un formato abierto y otro de pago suponían un seguro de vida para ambos planteamientos. Tercero, porque he defendido hasta la extenuación que viendo publicidad los del modelo abierto, pagábamos con creces por el invento, vamos, que de gratis: nada...

Y cuarto, porque era totalmente previsible que Movistar, despúes de atraer a base de calidad y mimo a una masa de aficionados que se intuye insuficiente por lo de la reducción de presupuesto que mencionaba antes, tasca el freno en las aspiraciones de sus usuarios, pone el aro y ¡hala, el que quiera: a pasar por caja!

Entro en un momento en SafetyCast, así que antes de terminar aquí sí me gustaría recalcar que el equipo de Josep Lluis Merlos tiene muy poco que ver en este tema. Imagino que les gustaría hacerlo de otra manera, como antes o mejor, como habría querido también Antonio Lobato, en definitiva, y que es Movistar —si es que se concreta el formato—, la que obliga a que por un módico precio, las cosas sigan como antes pero sin publicidad, que al final, igual se ven obligados a meterla y todo.

Y esto más adelante también será gracioso, por lo del drama y la culpa que tendrá el alonsismo y tal. Y espero poder hablar de ello.

Os leo.

1 comentario:

Jose dijo...

Hola José, perdona mi ignorancia pero me harías un favor si me dijeras si en España es posible ver la DTM de la que todo el mundo habla y a través de dónde. Un saludo desde Cádiz