lunes, 28 de julio de 2014

Sebastianqueleveo...


A los más ancianos del lugar les sonará un anuncio de hace bastante años en el cual, un maestro de escuela disertaba sobre minerales y en esto que mientras decía las rocas metamórficas... soltaba un monótono y superesdrújulo Gutiérrezqueleveo, así de golpe seco y porrazo con toalla mojada para que no dejara domicilio ni seña de identidad a los que reclamar.

Todos hemos sido aquel Gutiérrez del spot publicitario alguna vez en nuestra vida. Quizás algunos lo sigamos siendo, pero ayer, mientras veía a Sebastian Vettel claudicar de nuevo frente a sus responsabilidades como tetracampeón del mundo y ese avatar del diablo que se llama Daniel, se apellida Ricciardo y le sigue dando sopas con honda donde más duele, me vino inmediatamente a la cabeza el Sebastianqueleveo que da título a esta entrada.

Tengo pocos enemigos, para qué voy a engañaros, pero los que quedan en pie saben perfectamente que no soy tipo de desperdiciarme en odios, así que si hablo hoy de mi anaquel favorito, de nuevo, como de costumbre, no es por otra cosa que por desquitarme de los numerosos idiotas que durante cuatro años consecutivos nos han puesto las orejas rojas con aquello de que Vettel era poco menos que la Santísima Trinidad en modalidad piloto y para colmo, osaron compararlo sesión tras sesión con un piloto que se ha defendido estas últimas temporadas con un coche siempre manifiestamente menor.

En la vida ganas cuando puedes o cuando quieres y Sebastian, mal que les pese a muchos, pertenece a este segundo grupo. Ha ganado siempre que le ha apetecido hacerlo porque el coche le acompañaba, que si no, a ver quién es el iluso que se juega algo querido de lo que tiene a que el de Heppenheim podrá firmar en su puñetera vida, una estampa como la que garabateó ayer mismo Fernando Alonso manteniéndose primero en Hungaroring hasta que su auto le dijo basta y aún más lejos.

Sebastian no puede hacer esas cosas y es mejor que nos vayamos acostumbrando. Es grande cuando las cosas le van bien y resulta bastante ramploncete cuando le van mal, por eso se hace necesario compararlo con pilotos mejores que dejaron escritos sus respectivos nombres en la historia de la Fórmula 1, o cambiar el reglamento, o cualquier otra cosa que lo sustantive para que sea reconocible, discernible, incluso cuando le vienen mal dadas.

Pastor es Pastor; Checo es Sergio; Nico es Hulk; Kimi es Kimi; Romain es Romain... Identidades bien construidas frente a similitudes que no sirven para contener absolutos; personalidades netas frente a parecidos que recuerdan a poco o a nada; Sebastian frente a Clark, Senna, Schumacher, incluso Fangio... todavía buscando ecos que lo definan.

Y ahí anda mi chaval mientras se devalúa carrera tras carrera, un tipo ante el cual sigo creyendo ingenuamente que encontraré una seña de identidad que lo distinga como el hombre que ha marcado una época, concretamente la del deshaucio de Fernando, para justificar que no me haga la pregunta de si todo esto ha valido realmente la pena, que sé perfectamente que no ha sido así.

Todos hemos sido aquel Gutiérrez del spot publicitario alguna vez en nuestra vida, quizás muchos lo sigamos siendo, pero Vettel no ayuda en nada a que las cosas cambien. Las rocas metamórficas... Sebastianqueleveo...

Os leo.

10 comentarios:

Nacho Lascaray dijo...

Esta quedando meridianamente claro que el que ganó esos 4 títulos fue Newey.
Por otra parte quería dar las gracias a Fernando por todos éstos años en Ferrari y haber podido hacerme llegar a aceptar que los títulos no son lo más importante en éste deporte , he llegado a valorar mil veces más un quinto o un sexto suyo , que una de tantas y tantas absurdas victorias de un piloto con un misil que desde la pole se iba escapando inexorable e irremediablemente vuelta tras vuelta hasta el aburrimiento para al final, encima , tener que aguantar "el dedito" , victorias de las que no queda nada frente a carreras como la de ayer que recordaremos siempre
Fernando va a quedar en la historia de la F1 , Vettel también pero.......de qué manera tan diferente
!!!!!! GRACIAS FERNANDO !!!!!

Anónimo dijo...

Sólo hay que ver lo q costaron las victorias de uno y lo poco o nada que costaron las del otro. Épica y sufrimiento frente a prepotencia y ventaja manifiesta. Talento a raudales frente a otro lastimosamente desperdiciado.


Varias son ya las carreras de leyenda de Fernando y que todos recordaremos; ¿cuántas de esas nos ofreció Sebastian?


King Crimson

rudyBB dijo...

Por cierto, soy yo o Horner no disfruta tanto como antes con esta victoria de Ricciardo?
Apareció Vettel en la foto?
No lo toméis en cuenta los fans del alemán. Es un gran piloto pero los hechos están dando la razón a Jose. Y no son opiniones de hace dos días lo que hay en este blog.

Interlagos dijo...

A estas alturas de la peli las posiciones están ya muy definidas. Aquí hemos defendido a Alonso a capa y espada, más si cabe que el propio asturiano, que tuvo que claudicar y pedir perdón a todos esos puristas de pacotilla por aquello de "corro contra Newey".

Durante los cuatro títulos de Vettel hemos asistido a multitud de circunstancias, pero a mí, personalmente, lo que más me duele aún hoy es el título de 2012. Cuando tu propio equipo la pifia y te da una herramienta capada a partir del verano, cuando todo el stablishment está por el rubio alemán, cuando en la última carrera hay no dos, sino por lo menos cinco coches que reman a tu favor, cuando las banderas amarillas no significan nada, y para qué reclamar lo que es de justicia... el resultado está cantado y de nada sirve que hayas firmado una temporada asombrosa con una conducción rayante en la perfección.

Gracias Fernando por no mandar todo a la m y seguir batallando con las herramientas que dispones y demostrando que tú sí eres uno de esos pocos que pueden mirar a la cara a Fangio, Prost, Senna, Schumacher.

Y felicidades en el día de tu cumpleaños.

Un abrazo!

Interlagos dijo...

Ahora les preocupa la bajada de audencia de F1:

http://www.caranddriverthef1.com/formula1/noticias/2014/07/29/94867-ecclestone-apuesta-por-la-revision-las-reglas-para-acabar-con-la-

Y volviendo a incidir en lo mismo: la gente no es tonta, y ha visto como un buen piloto ganaba 4 títulos seguidos, mientras otro piloto excepcional lleva años y años sin ganar, y claro pasa lo que pasa, que apagan la tele o no van al circuito.

Señor Bernie Ecclestone, el mismo que dijo aquello de que Alonso o Raikkonen no tenían carisma y que aplaudió a rabiar cuando apareció Hamilton, aunque el idilio con el inglés duró poco, pues pronto le fue infiel con Vettel con quien lleva de luna de miel unos cuantos años, déjese de zarandajas y déjelos competir en algo que sea realmente una competición en igualdad de oportunidades.

Visto lo que son capaces de hacer esta gente cuando las circinstancias igualan el cotarro la audiencia subiría como la espuma.

Un abrazo1

rudyBB dijo...

Bernie ideó la estrategia de "joven con éxito", tanto con Hamilton como con Vettel, creyendo que era lo mejor para la F1. La estrategia claramente ha fracasado y seguro que lo sabe desde hace tiempo.

Ahora los ojos miran hacia el coraje en pista.

Me gustaría que le recordaran a Bernie las duras palabras que tuvo sobre Fernando: "que no hacía nada por la F1".

Horner ahora alabando la carrera, alabando a Fernando, a Hamilton, a su Ricciardo, alabando la lucha de pilotos... alabando lo contrario que ellos mismos ayudaron a construir estos últimos 4 años.

El carácter de Fernando y de Ferrari ha ayudado a dar un poco de sentido a esta F1 diseñada. Esa actitud es la que ha dado brillo a todo este decorado de cartón.

Hablo de Fernando porque es al que sigo, pero no es sólo el, hay más héroes. Pero sobre todo Fernando, por perder los dos mundiales y luchar hasta dar la última gota de sudor y de sangre.

Y quisiera decir otra cosa. No soy Ferrarista, no lo era, mejor dicho. Soy Alonsista porque me metí en esto con Alonso, pero Ferrari me ha conquistado, porque igual que Fernando, con sus errores y aciertos, es el quijote que ha luchado estos años contra los molinos. Fatalista, épica, leyenda, historia, fracaso, resurgir... Ferrari, y Fernando.


Todos hablan ahora de cambiar, de qué buenas carreras se están haciendo últimamente con la lucha de pilotos... Fernando siempre está en esas luchas, su Ferrari Rojo siempre aparece en esas batallas, lleva batallando desde siempre, ahora lo ven, o mejor dicho, ahora los hechos hacen que lo reconozcan.

Mis respetos a los pilotos que se dejan todo en la pista. Los pilotos, los luchadores, los que inclinan la rodilla después de dar el máximo.


Y mis respetos a este blog y a los que participan con sus comentarios siempre interesantes.

Aficionando dijo...

No sé quién me da mas asco, si Hormer o Marko.

Anónimo dijo...

Ahora va a resultar que por hacer las cosas bien y ganar la gente merece ataques. Digo yo que Horner y Marko algo habrán hecho bien durante todo este tiempo para ganar lo que han ganado junto con el resto de RedBull. Y no creo que ninguno les conozcamos personalmente para valorar su persona, por tanto es de esperar que los juicios de valor que hagamos al respecto estén relacionados únicamente con su actividad profesional, la cual ha sido competente, a tenor de los resultados.

Por otro lado Vettel quizá tenga tiempo aún a refundarse y reivindicarse como piloto en años sucesivos. Pero es una pena que a Alonso se le esté pasando el arroz año tras año sin poder dar la puntilla por muy cerca que lo haya tenido y por muy bien que haya llevado el coche. Y uno se queda con la sensación de que a él le queda este año y otro como máximo de carreras de estas. Más allá es muy probable que sólo llegue a poder ganar con un misil de esos, visto el gallinero que montarán Hulkenberg, Ricciardo, Bottas, Magnussen o Pérez en cuanto acaben de madurar del todo y se les presente la oportunidad. Uséase, cuando Vettel, Hamilton y Rosberg sean los veteranos de la parrilla, y gente como Massa, Kimi o el propio Fernando miren ya más hacia el retiro que otra cosa.

Se va avistando el cambio generacional.

J-CAR dijo...

Sobre Seb me voy a repetir. A veces el sparring se gana el derecho a ser un rival. Chico, ¡no siempre vas a bailar con un saco!
http://youtu.be/352IcwNtYTQ

Anónimo. Con el segundo párrafo podría estar de acuerdo pero con el primero no, en absoluto. Si el autor-editor de este blog no impone ningún tipo de censura no creo que nadie debiera venir aquí a proponerla. Más aún, si se diera el caso de que los lectores estuviéramos de acuerdo con su propuesta no sabríamos a quien proponer como censor porque usted ha tirado su comentario al saco de la gente sin rostro. Le sugiero que adopte usted una identidad, aunque sea virtual.
Pero no estoy de acuerdo con su propuesta porque Aficionado se limita a expresar sus sentimientos y eso en ningún modo puede ser censurable. No es un pensamiento, no está atacando a nadie ni está valorando personalmente a nadie, como usted dice. Además eso de separar a las "personas" de lo que hacen como "profesionales" me parece un poco esquizoide, y eso de que solo haya que valorar los "resultados" es como decir que lo único por lo que Hitler pueda ser criticable es por perder la guerra. Claro que, ciertamente, mucha gente está de acuerdo con usted porque hubo algunos vencedores que hicieron cosas semejantes y no son acreedores de las mismas críticas.

http://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2014-02-15/editorial-de-luis-del-pino-el-alzamiento-de-varsovia-70006.html

G. Orwell: "quien ha sido puta una vez, lo es para siempre."

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Pido disculpas si se me ha entendido mal. Nadie ha hablado de censura. De hecho, en mi opinión, el hecho de censurar una idea no hace que esa idea deje de existir, así que me parece absurda de base ese tipo de actitud. Además, si nos dedicamos a censurarnos los unos a los otros, al final lo único que conseguiríamos es esconder la cabeza debajo del ala, dejar de conocer las ideas de otros (por buenas o malas que sean/parezcan) y eso sería absolutamente empobrecedor.

En resumen, simplemente era una crítica a ese tipo de actitud y opinión, no a la legitimidad del comentario, que por supuesto es plena.

Por otro lado, no voy a adoptar identidad, no me parece necesario ni relevante por mi parte. Simplemente paso por aquí a leer artículos y comentarios de vez en cuando y en esta ocasión puntual me pareció oportuno proponer una idea por si acaso alguien la consideraba interesante de debatir. Y una idea no es mejor o peor por la identidad de quien la pronuncia.

Por último, la comparación con Hitler me parece exagerada y, sin ánimo de ofender en exceso, "una meada fuera de tiesto". Las decisiones de una persona (pongamos el caso) dentro de su trabajo no tienen por qué reflejar su personalidad. Un jefe, por poner, puede ser autoritario en su vida profesional y sin embargo amable y solidario en su vida personal. Las responsabilidades de un trabajo pueden requerir tomar decisiones que a nivel personal pueda no gustarnos llevar a cabo.

Pero insisto en que cualquier trabajo consiste en obtener resultados, y no siempre es posible obtenerlos dentro de la ética personal, mal que nos pese a todos cuando nos toca sufrirlo. Eso no quiere decir tampoco que cualquier fin justifique cualquier medio, pero sí considero oportuno separar ambos aspectos de la vida de una persona y no mezclar churras con merinas.

Como digo no seré mucho de prodigarme por aquí escribiendo, pero en cualquier caso el trato de "usted", al menos conmigo y en este ámbito, no me parece necesario. Agradezco la respuesta y punto.