domingo, 2 de febrero de 2014

5 segundos


El diferencial en tiempos entre esta primera sesión de entrenamientos de pretemporada y la de hace exactamente un año en Jerez, a pesar de haber alarmado a más de uno podría llevarnos a equívocos innecesarios.

Si hace doce meses era Kimi Raikkonen sobre su Lotus E21, quien colocaba el cronómetro en 1’18”148 tras haber realizado la mejor vuelta al circuito andaluz de todos los entrenamientos, este jueves era Kevin Magnussen el que se alzaba con el mejor crono, clavando la aguja del reloj en un nada desdeñable 1’23”276. 

A priori tenemos 5 segundos de diferencia que se corresponden con las estimaciones menos halagüeñas que se han estado barajando los últimos meses a la hora de tasar la posible lentitud de los nuevos vehículos para 2014 (las más optimistas hablaban de 3). Así las cosas, para valorar correctamente el actual estado de cosas, convendría antes incorporar algunas variables al cuadro.

Tal vez la más importante surge de los comentarios extendidos en el paddock por algunos integrantes de las escuderías, cuando han afirmado que las unidades de potencia no han pasado de 10.000 rpm. de las 15.000 posibles, y que la entrega de los ERS apenas ha intervenido en los cuatro días de entrenamientos.

La situación esbozada resulta creíble. El Jerez el grueso de las labores suele consistir en ajustar los monoplazas y todos sus componentes, con especial atención a las partes mecánicas, de las que sin duda los motores son protagonistas principales. Con la nueva normativa vigente para 2014, este particular habría cobrado mayor importancia que de costumbre, de forma que sería comprensible que los propulsores se hubieran probado sin someterlos a exigencias que pudieran comprometer el resto de los ya por sí saturados programas de trabajo. La cautela por tanto, muy bien ha podido ser la norma estos días pasados.

Dicho esto y en cuanto a los tiempos se refiere, que es a lo que íbamos, cabe recordar que Kimi montaba en su vehículo de 2013 los compuestos Pirelli blandos (vitola amarilla) y disponía además de su propulsor a pleno rendimiento y del KERS, claro está, y que Magnussen trabajaba el jueves con Pirelli medios (vitola blanca) sobre su flamante y recién estrenado MP4/29, impulsado al parecer por una unidad de potencia que haciendo las cuentas de la vieja se podría decir que funcionaba alrededor del 80% de su capacidad plena.

Independientemente de si los valores correspondientes a los propulsores del Lotus de la temporada anterior y el McLaren de ésta fueran realmente equiparables en cuanto a potencia entregada, cosa que lamentablemente no podemos certificar, la diferencia entre compuestos utilizados por el finlandés de Enstone hace doce meses y el danés de Woking hace tan sólo unas jornadas, sí nos podría servir para justificar una parte de esos 5 segundos de margen del que hablábamos antes —los compuestos blandos son tradicional y sensiblemente más rápidos que los medios, y además, los blandos usados en los inicios de la temporada pasada buscaban mejores prestaciones que sus homónimos de 2012, mientras que los medios de 2014 se han comportado con un rendimiento que a decir de algunos pilotos recuerda a los de 2012—.

En todo caso y como comprenderéis, no es cuestión de complicarse en exceso ni buscar tres pies al gato, ya que además de los diferentes valores de las gomas también habría que implicar en la ecuación la temperatura del asfalto Jerez y sus condiciones se suciedad para tratar de encontrar el paralelismo o la divergencia entre las de 2013 y las de hace unos días en el mismo lugar, así como aplicar el peso de los dos vehículos en su vuelta lanzada, etcétera, etcétera, etcétera.

No es mi interés ahondar tanto, lo que sí espero que quede claro es soy de la opinión de que los 5 malditos segundos de diferencia que están poniendo a muchos en situación de llevarse las manos a la cabeza, nos ofrecen de momento un espacio poliédrico en el que todavía hay mucha tela por cortar. Por lo dicho anteriormente y porque como sea cierto eso de que la capacidad eléctrica de las unidades de potencia todavía no ha sido explotada en toda su intensidad, a lo mejor en Bahrein nos llevamos más de una sorpresa.

Nos leemos.


1 comentario:

Raúl Bernal dijo...

A mi los 5 segundos de mas o de menos, el ruido de mas o el de menos, las pegatinas de unos u otros ... Como que me dan igual ya que con la que cae acercarme a un circuito va a ser que no. Total a lo que iba, a mi lo que me gusta son las diferentes soluciones de morros, pontones, alerones y demás artilugios. Nada que ver con los coches idénticos de las pasadas temporadas. A ver quienes han dado en el clavo y quienes se ven obligados a reaccionar! Que llegue Australia yaaaaaa