miércoles, 15 de septiembre de 2010

Don Luca Rex


No fui buen estudiante, lo he confesado alguna vez y no me sonroja admitirlo de nuevo. No me gustaban los libros de texto y nunca alcancé a comprender por qué mi imaginación no tenían cabida en un lugar y un tiempo, aquéllos, perfectamente delimitados por unas normas que trataban de razonar el mundo pero que a mí no me resolvían nada…

Alguna vez he hablado del colegio Santa María de Portugalete, y lo cierto es que de aquel marco incomparable en el que anduve metido desde los seis años hasta que terminé COU diez después, me quedan algunos restos tibios, como el que atañe al Hermano Julián, quien sin saber que estaba dando alas a un bolchevique pecoso que permanecía emboscado en uno de los pupitres de las últimas filas (nos sentábamos en clase por orden alfabético), tuvo a bien abrirnos de par en par las ventanas a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dando lugar con ello a que me la aprendiera de cabo a rabo para esgrimirla en casa, reclamando a mis padres quién recuerda ahora qué derechos o atribuciones amparadas nada más y nada menos que por la ONU… 

«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos…» Así se anuncia el primer derecho universal, pero todos sabemos que hay algo especial que emana de determinados hombres ante lo cual hay quien siente la necesidad de inclinar la cabeza como por arte de magia.

No es mi caso, pues me he tomado a chufla este asunto desde que tengo uso de razón, cuestión que ha originado que aún profese una actitud ciertamente irreverente que me ha permitido tutear, en el mejor sentido de la palabra, a cuantos iconos sociales se me han puesto a tiro, de manera que lo mismo he saludado con la cabeza a Arturo Pérez Reverte (obligándole a devolverme el gesto) tras haber dejado el taxi que le había llevado a unos metros de la puerta del Hotel Indautxu, que me he sentado casi codo con codo con Philip Glass a unos pasos del mismo sitio para compartir el mismo silencio, o que he entablado amena conversación con Iñaki Azcuna, alcalde de Bilbao, como si le conociera de toda la vida, cuando hemos coincidido en el ascensor de la casa de mi suegra…

Las víctimas de mis recurrentes ejercicios de igualdad humana se cuentan a puñados: desde gentes de letras a estrellas del espectáculo, desde políticos a empresarios, desde autoridades a completos desconocidos con traje y corbata… Y os ahorro la descripción de en qué lugares o en qué circunstancias ha sucedido todo esto que cuento, porque sería comenzar a relatar y no parar.

No me extiendo. Quería hablar hoy de ese halo que distorsiona la percepción de tipos como Luca Cordero di Montezemolo, a quien se acostumbra a ver bajo una óptica amplificadora que magnifica su poder y atribuciones, que lo sitúa en lugares que seguramente ni ha pisado, gobernando su empresa desde un timón que en realidad mueven sus subalternos por él, arrogándole, en una palabra, una imagen de Tiranosaurio Rex que lo único que delata es lo pequeños e inseguros que nos han enseñado a ser.

7 comentarios:

Raul z dijo...

Bueno, definitivamente voy a quitar tu blog de la clasifición de F1 y lo voy a meter en "Filosofía, el sentido de la vida, el universo y todo lo demás"

Lo digo sin acritud ;) pero es que tus post, más que aclararme algo sobre la F1, me aclara sobre cómo es la gente.

seeyouinthenextlife dijo...

Aqui se aprende de todo, que a gusto me tomaba unas cervezas y compartía una buena cena con muchos de los que por este lugar pasan y con el creador de este magnífico blog.

Un saludo.

mrproper dijo...

Raul z, tienes toda la razón. ¿La "z" la has añadido porque te ha aburrido la entrada? Supongo que sí. No veas que rollo se ha marcado el amigo. Yo creo que se ha levantado inspirado y por eso ha escrito algo del tipo "filosófico" porque de Fórmula 1, tal y como ha demostrado repetidamente, no tiene ni piiiii idea. Jajajaja

Un saludo a todos,

Anónimo dijo...

Voy a tener que prácticar esos ejercicios de igualdad humana. No me vendría mal.

Un saludo,

Susana

Raul z dijo...

Mr Proper

¿Y quién sabe de F1? ¿Y quién quiere saber? Nos gusta la F1, pero aquí venimos a disfrutar.

Fíjate si no tenemos ni idea, que aquí todos estamos seguros de que Alonso gana el mundial ;)

Anda pequeño saltamontes, aprende y disfruta.

mrproper dijo...

Déjate Raul Z, no sea que me guste... XD

Orroe dijo...

Buenas noches.

Raul Z ;) XDDDDDDDD ¡Venga, pero deja algún hueco para cuando hable de motor! ¿Vale? ;)

Seeyouinthenextlife ;) Algún día habrá que montar algún sarao, ¿a que sí? XDDDDDD

David ;) XDDDD Te libras porque todavía no ha empezado el Athelic-Barça XDDDDDD

Susana ;) Te aseguro que son ejercicios la mar de saludables ;)

Raul Z ;) Vuestra compañía es impagable, lo juro, y ganamos, claro que ganamos ;)

David ;) Venga, que si nos ponemos alrededor de una mesa con unas cañitas y algo para picar, arreglamos el mundo seguro XDDDDDD ¡Dios, eres impagable!

Un abrazote

Jose