lunes, 14 de diciembre de 2009

Sólo es un coche


Albergo una duda razonable. En principio, el campeonato del mundo de pilotos parte del planteamiento de que los protagonistas, los integrantes de ese granado grupo de tipos que difrutan de la llamada superlicencia, están capacitados para lidiar con cualquier vehículo y bajo cualquier circunstancia y condición, pero lo ocurrido alrededor del F60 de Ferrari ha puesto patas arriba tan ingenua suposición.

No voy a ponerme finolis. Hemos podido asistir a la corroboración de que lo que acabo de apuntar no es una fábula, ni mucho menos un cuento chino, con la irrupción de un desaforado Kamui Kobayashi, quien sustituyendo a Timo Glock en Toyota, ha demostrado en un par de carreras que está dispuesto a coger el toro por los cuernos y a no dejarlo escapar así tenga que merendarse a media parrilla, por las buenas o por las malas (pecados de juventud, sospecho), lo que le ha hecho merecedor de un asiento en Sauber para 2010.

El chaval ha mostrado maneras y tiene ese puntito depredador en pista que gusta tanto disfrutar al aficionado. Salvando las distancias, su actuación me ha recordado a la de nuestro Pedro Martínez de la Rosa en el 2006, cuando en McLaren tuvo que coger los trastos dejados por Juancho Montoya, resolviendo la papeleta con notable, incluso batiéndose el cuero de tú a tú con Michael Schumacher en Hungría. Así que sí, la presunción de que los hombres que disponen de la superlicencia están preparados para defenderse sobre el asfalto no forma parte de ninguna leyenda urbana.

Obviamente hay niveles para todo, incluso para esto, y por tanto sería descabellado exigir que todos los pilotos se comportasen como el joven japonés o nuestro maduro barcelonés. No quiero llegar tan lejos, pero el caso es que como decía al principio, lo ocurrido en Ferrari tras el desafortunado accidente de Felipe Massa, ha puesto de relieve que falta algo de sangre entre la chavalería, o que el monoplaza rosso ocultaba ante los ojos del mundo que era una auténtica bestia parda, cosa que sinceramente no creo.

Cabe reconocer que la elección de Luca Badoer para sustituir al brasileño no fue muy acertada que digamos. El italiano llevaba en secano demasiado tiempo, y por mucho probador de la casa que fuera, la falta de suficiente rodaje y el haber estado demasiado tiempo alejado de la competición, hacían desaconsejable subirlo al F60. No obstante, estamos hablando de un Ferrari, no lo olvidemos, y se mire como se mire no es de recibo ofrecer un espectáculo tan lamentable. Pero venía Giancarlo Fisichella, y con él se nos levantaba el ánimo, y más aún porque con un Force India acababa de dar la campanada en Spa, pero ni por esas, al volante del coche italiano se diluía y parecía otro…

Por cautela no voy a mencionar cómo habría pagado por ver a Kazumi en el asiento de Felipe, pero sí me gustaría recordar que el F60 es un coche de tantos. Con peculiaridades, sí, y casi todas positivas. Vamos, que a falta de razones que no veo por ningún sitio, lo que entiendo que ha ocurrido es que Luca y Giancarlo, desde sus respectivas circunstancias, han podido sucumbir a un injustificado miedo escénico que los ha llevado a naufragar en su cometido. Y es ahí donde percibo que la superlicencia les viene un poco holgada, lo mismito que a algunos otros.

4 comentarios:

Tadeo dijo...

Buenas noches.

Leyendote planteo el tema al reves, expliquemos porqué Spa si y en el resto de carreras no.

La motivación, no veo más explicación en el caso de Raikonen. El resto creo que es tema de incapacidada pura y dura, pero no para pilotar rapido, sino para estar en la scuderia y cumplir con todo lo que conlleva

Orroe dijo...

Buenos días

Tadeo ;) No me refería a Kimi, que creo que se ha desenvuelto buen nivel para cómo le ha ido el año, pero ya que lo mencionas, también hay mucho de eso en la parrilla, y es que los tiempos han cambiado mucho XDDDD

Un abrazote

Jose

Anónimo dijo...

Un inciso: ¿Tiene Baoder la doble nacionalidad suizo-italiana (o italiano-suiza) o has cometido un desliz en situarlo mas al norte de donde nació?
Y ante todo, muchas gracias por realizar este blog y actualizarlo (ultimamente mas a menudo) ya que es un referente en cuanto a opinión sobre F1.
Un saludo

Orroe dijo...

Anónimo ;) Ha sido un desliz XDDDD Ya está corregido, gracias, por esto y por los halagos ;)

Un abrazo

Jose