viernes, 11 de diciembre de 2009

Nessum dorma


Desde este pasado verano me viene ocurriendo que los viernes de cada semana se han convertido en otra cosa diferente a lo que fueron. Si antes no me gustaban los lunes, lo mismito que a Bob Geldof, ahora resulta que sí, que me encandilan porque suponen que el fin de semana ha quedado atrás, y no hay contrasentido alguno, porque es meterme en los viernes, enfrentarme a la cara de los sábados y los domingos, y ponérseme los pelos como escarpias. Entre el frío que comienza a hacer en el estudio (¿os acordáis de la fotografía que me hice para la entrevista en Continental Circus?), el trabajo que sale como buenamente puede o se deja, y la sensación de que estaría mucho mejor haciendo cualquier cosa menos productiva y más ociosa, termina por embargarme una murmia del carajo.

No me pasa sólo a mí, aunque no me consuela saberlo. Un buen amigo de fatigas lo llamaba el síndrome del dibujante autónomo, y lo cachondo del caso es que me lo comentó cuando él calzaba casi la edad que tengo, y yo como catorce años menos. En fin, que los quintos días de la semana se me antojan una especie de antesala de un microinfierno solitario y poco llevadero por el que no me quedan más cogieron que pasar, para qué voy a engañarme, y hoy es viernes, así que por asesinar malamente mis temores me he puesto a rebuscar en las entradas de comienzos de temporada, por ver si acertaba a encontrar algo que creía haber dicho en su momento sobre la posibilidad de que Mercedes-Benz terminara por adquirir Brawn GP, como ha ocurrido.

He encontrado la cita de marras, y si bien me parece que a la luz de los sucesos recientes apuntalé bastante bien lo que por entonces era una simple suposición, no es menos cierto que tras leerla me han asaltado serias y nuevas dudas al respecto de que tal vez, sólo tal vez, la operación para que Mercedes Benz haya suplantado tan limpiamente a Honda en menos de un año, pudo larvarse cuando el equipo japonés contrató a Ross Brawn.

Sabéis que suelo ser sincero y que no me arrugo en eso de coger el toro por los cuernos, y por ello espero una buena dosis de comprensión ante mi enésimo salto sin red, y es que sigue sin encajarme que un tipo como Ross, que ha capitaneado con sabia mano el paso de la nada al todo, haya cedido lo conseguido a un tercero sin intentar exprimir su éxito, porque mal que nos pese, Brawn GP ha desaparecido del mapa tras conseguir un doblete en su primera participación como escudería en el mundial de F1.

La cosa huele a que venía de lejos y a que Mercedes era un objetivo, el objetivo, desde mucho antes de que Brawn GP comenzara a rodar siquiera, y a falta de mejores datos empiezo a sospechar que la operación pudo estar hábilmente orquestada desde el interior de la escuadra nipona y que por ello, la pregunta de Charly Barazal sobre ¿Quién engañó a Honda? puede tener una respuesta mucho más sencilla de lo que cabía pensar en abril pasado.

Mientras sigo mirando a ver qué encuentro, permitidme que escuche al príncipe de Turandot recitar el ¡Nessum dorma!

2 comentarios:

csm dijo...

Josetxu !! XDDD
Turandot proponía tres adivinanzas a sus pretendientes para que salvaran su vida o la perdieran, si de ello se tratara.... tú, desde luego ya has dado en el clavo con la primera XDDD.
Increíble, cuando he pinchado el link, (la verdad que no recordaba aquella entrada), me he quedado "alucinada" con la clarividencia XDDDDD.
¡ Enhorabuena de nuevo ! y gracias por tan afiladas apreciaciones.
Un besote

Orroe dijo...

Buenas noches.

Concha ;) Creo que de haber podido habría dado solución a los tres enigmas de la princesita de marras, que se las taría la chiquilla XDDDDDDD, siendo portugalujo y eso, como que los habría resuelto porque no tenían nada que ver con Fernando, que es donde realmente patino XDDDDDDDDDDDDDD

Pero el más jodido de todos es el que le propone el príncipe desconocido a Turandot, el que da origen a la orden de ésta para que «nadie duerma» hasta que no se se descubra el auténtico nombre del ínclito. Menos mal que la solución al acertijo era Calaf y no Ross XDDDDDDDDDDDDDDD

Ahora en serio :P Huele a chamusquina y Brawn quema, quema, quema XDDDDDDD

Un besote

Jose