lunes, 25 de marzo de 2013

El mal día de todos los años


Después de haberse quitado el calentón de encima, Fernando, al relatar lo sucedido en su toque con Sebastian Vettel, afirmó: «ha sido una sorpresa encontrarle casi parado.»

Tomando la frase tal cual está articulada, da la impresión de que el tricampeón del mundo estaba literalmente casi parado, cuando con su RB9 trataba de solucionar el giro número 2 del circuito de Sepang, cuestión que choca diametralmente con la ortodoxia de la conducción deportiva, pues sería extremadamente raro que un tipo que va en cabeza, en vez de pensar en mantenerla o acaso en lograr más ventaja, se entretuviera intentando chafar la carrera de los rivales, de cualquiera de ellos, a base de forzar un accidente a resultas del cual, la posible victoria y el esfuerzo realizado en la salida y durante la curva número 1, correrían el riesgo de irse literalmente al carajo, porque un golpe en el difusor o en los soportes del ala trasera, puede tener consecuencias muy graves.

Por tanto, soy de la opinión de que Fernando se encontró a Sebastian corriendo a una velocidad menor de la que él mismo esperaba en el carril que se estaba secando, que no tuvo tiempo para resolver la situación, ni sitio siquiera (por los retroviores de su F138 ya se veía el morro del otro RB9, el de Webber, intentado hacer también la trazada, pero por el exterior, arriesgando como Cocodrilo Dundee), y que en definitiva, ocurrió lo que suele suceder cuando las cosas son practicamente inevitables.

Al respecto, ayer comenté que había apreciado que el incidente eran atribuible a Fernando y hoy me desdigo, porque creo que literalmente, el de Oviedo se vio inmerso en un lance de carrera en el que su responsabilidad si no es nula, al menos lo parece.

En cuanto al segundo error, el de no entrar en boxes, también me veo en la obligación de plegar velas, y me explico:

En la estela de los comentarios de Pedro en Antena3, me sumé a la opinión generalizada de que el ala delantera del Ferrari número 3 había dicho basta debido a la presión aerodinámica que sufrió el monoplaza al final de la recta de tribunas, pero tras visionar varias veces el inicio de la prueba malasia antes de ponerme a escribir esta entrada, puedo afirmar sin demasiado temor a errar, que la razón del incidente no está ahí, sino en que Webber, en su maniobra de adelantamiento, al incorporarse a la trayectoria correcta para abordar la curva número 1, mete parcialmente al F138 del español en el rebufo de su RB9, de forma que es esta circunstancia (la parcialidad más que el rebufo en sí, porque la primera afecta de plano a la parte del ala que no está sujeta a la nose), la que provoca la tensión aerodinámica que rompe definitivamente el alerón delantero del Ferrari.

Obviamente, de haber entrado a garajes el asturiano, nada de esto habría sucedido, pero no es menos cierto que a priori, y puesto que el morro de la rossa había aguantado un giro completo mientras Fernando peleaba y se defendía, mantenerse en pista suponía un riesgo asumbible y la decisión correcta de cara a cambiar de morro y gomas en la vuelta número 4.

En sintonía con lo expuesto, honestamente no puedo decir que este segundo incidente fuera un error, ni mucho menos atribuible al Nano o a su equipo, lo que me lleva a afirmar que Fernando, en Malasia, tuvo un mal día, de esos que se sufren al menos una vez todos los años.

Os leo.

4 comentarios:

Tadeo dijo...

Tengo dudas, Seb ya ha hecho este tipo de maniobras otra veces, sobre todo en situaciones de SC.

Mi opinión, sin tener la telemetría de Seb es arriesgado darla, es que Seb entró parado buscando que Alonso se saliera de la trayectoria e hiciera un rectificado para perder tiempo al mismo tiempo que él salía con un tracción superior.

Eso se llama brake-test, está prohibido pero nunca se sancionará a Vet por este tema. No buscó el choque pero si que Alonso tuviera que cambiar la trazada y perdiera unas décimas preciosas en ese instante.

Saludos

VivaMansell dijo...

Totalmente de acuerdo con la entrada, fue un lance de carrera en el que Vettel se llevo la mejor parte pero podía haber sido al revés.

Recordemos la salida de Japón donde el alerón de Kimi resistió y reventó el neumático de Alonso.

Saludos!!!

Santiago Cruz García dijo...

Totalmente de acuerdo con lo del rebufo de Weber, asi lo pense cuqndo vi el on board, obviamente un lance de carrera.

brutus dijo...

dejemos que Fernando tenga derecho a cometer errores