domingo, 24 de marzo de 2013

De cuerpo presente [Sepang]


Cuando ha comenzado el G.P. de Malasia, nadie en su sano juicio habría podido imaginar que íbamos a asistir a una de las pruebas más bonitas de los últimos años (excluyendo el G.P. de Europa de 2012, cómo no), en la que para colmo, Fernando iba a durar en pista apenas seis kilómetros solamente.

La cosa empezaba con amenaza de lluvia, y aunque al final lo que había era mucha lágrima de cocodrilo suelta, el agua ha teñido de negros nubarrones y abundantes charcos los momentos anteriores al inicio de la prueba, para que a la postre, la meteorología malasia (a ver si me acostumbro al gentilicio) haya hecho una peineta a los que como yo, esperaban un diluvio.

Total, que con todo el mundo en la parrilla calzando intermedios, con el semáforo en verde, Vettel zarpaba con buen viento de cola, mientras que Felipe, preocupadillo más por Fernando que por otra cosa, cerraba a éste, dejando un hueco generoso para que el séptimo de caballería al completo se echara encima de la armada Ferrari, con intención aviesa de aguar la fiesta a la de Maranello, como así ha sido, porque entre enderezar el rumbo y no perder a Sebastian, el Nano se ha encontrado con el aussie soplándole el cogote (hay que ver lo bien que sale Mark cuando se le necesita, y cómo de mal lo hace cuando no interesa ni que le funcionen el KERS ni la ECU).

En fin, que en estas estábamos, cuando el asturiano yerra en sus estimaciones de frenada y se calza con el alerón delantero de su F138 la parte trasera del RB9 del alemán, lo que a la postre deriva en que tenga que sujetar a Webber con el ala anterior de su vehículo hecha un desastre. Dura una vuelta así, y cuando todos esperábamos que entrara a cambiar el morro de su coche, va y no lo hace, cometiendo el segundo y último error, porque a final de recta, su celebración a lo grande del duocentésimo Gran Premio en F1, salta hecha añicos por los aires.

A partir de este momento empieza literalmente otra carrera. Vettel cambia pronto a gomas de seco porque se prevé mejoría de tiempo. Las pasa canutas durante el primer giro, pero como todo el mundo le copia la estrategia, en un pis pás se pone detrás de su compañero, que junto a Rosberg hace la dupla de los que no le han copiado (¡ay, Red Bull, Red Bull!). Webber entra a ponerse en sintonía con el resto de la parrilla y vuelve a salir delante de Sebastian (¡ay, Red Bull, Red Bull!).

Bueno, como a estas alturas ya habréis visto dos veces la carrera y leído miles de textos sobre ella, os ahorro un puñado de vueltas en el que la norma ha sido la entrada y salida de garajes; las remontadas de Raikkonen para nada (¡ay, Lotus, Lotus!); las cagadas de Sahara Force India en boxes; el sí es no es con tendencia positiva de McLaren —hoy hemos descubierto que al mecánico que ponía el año pasado mal las ruedas traseras izquierdas en el coche de Lewis, en éste le han dado trabajo con las delanteras derechas en el de Jenson—; la desaparición en combate hasta el último stint del aguerrido Felipe, mi Felipe; esa cosa que interpreta en pista Williams; y por supuesto, la enorme carrera que se han marcado en Mercedes AMG.

En fin, como venía diciendo. Para la vuelta 40 todo parecía visto para sentencia y pintaba de violeta. Quedaba por ver si sería Webber, quien navegaba en cabeza, o Vettel, el que se subiría a lo más alto del cajón en Sepang. El tercer puesto parecía también seguro para uno de los hombres de Mercedes AMG, a falta de comprobar qué nombre se ponía al trofeo. Y en esto que entra a cambiar gomas Sebastian siendo segundo (¡ay, Red Bull, Red Bull!), y después lo hace Webber, con tan mala fortuna (sí, lo he escrito bien), que el australiano vuelve a salir a pista por delante del tricampeón del mundo, quien comienza a subirse por las paredes, dando lugar a uno de los duelos más interesantes que recuerdo, que gana el de Hepennheim, por supuesto y porque Mark tira la toalla (¡ay, Red Bull, Red Bull!).

Los últimos giros transcurren con normalidad. Vettel terminará de líder y Webber de segundo. Tras ellos, Rosberg ha declinado inquietar a Hamilton porque ha recibido órdenes de no hacerlo, lo que pone al británico en el tercer cajón del podio, y de manera irremediable. Inmediatamente detrás, Felipe, mi Felipe, que parece que ha recuperado el pulso cuando ya no hacía falta. Los Lotus (Romain y Kimi, respectivamente), le siguen, y a la espalda de estos, aparecen Nico Hulkenberg, Sergio Pérez y Jean-Éric Vergne cerrando la zona de puntos, por delante de Bottas.

Y cuando todo el mundo pensaba que la carrera había terminado, empezaba lo mejor...

Bueno, esto casi lo dejamos para charlar sobre ello estos próximos días. Baste decir de momento, que cuando ha comenzado el G.P. de Malasia, nadie en su sano juicio habría podido imaginar que íbamos a asistir a un funeral con todos sus sacramentos, con finado, con viuda, con huérfanos dolidos, con plañideras, con hombres vestidos de luto riguroso, y con dos himnos, el alemán y el austriaco, que amén de profundamente serios han sonado hoy sencillamente interminables y pastosos.

Os leo.

12 comentarios:

Nico dijo...

Hola José, lo has dicho casi todo.
Para mí más allá de si bien las ordenes o mal las ordenes, que si bien Vettel o mal Vettel, la estupidez ha sido de Red Bull como bien lo insinúas, ya que tuvieron muchas oportunidades en la carrera de no ponerlos en esa situación, como lo han hecho ya tantas veces. Lo que sí no me queda nada claro es que ganaba Mercedes frustrando de esa forma a Nico, no creo que Ham se hubiera opuesto a que le metieran un "faster than you" dado el ritmo que parecía tener el hijo de Keke, que inclusive hubiera podido inquietar cuando menos a Webber. El error de Ferrari (o de Alo y Ferrari, vaya a seber) es no entrar a cambiar alerón, el toque con Vet, lance normal de carrera muy desafortunado para Alo. A Lotus no le ha ido del todo mal viendo que el coche parecía otro que en Australia, hay que ver lo que le costó a Kimi adelantar a Checo, y a Hulkemberg, y a Checo, y a Hulkemberg... Si fue una carrera muy divertida, de lo más aburrido fue tu Felipe...
un abrazo

Interlagos dijo...

Otra carrera que se nos acaba en la primera vuelta. Un toquecito de ná y todo vuela, literalmente, por los aires. Fallo de Alonso y de un Ferrari que parece de cristal en algunos momentos. Ahora es muy fácil decir que se equivocaron al no pararlo a boxes, pero meterse en la vuelta 1 era salir el último y con todo el tráfico por delante. Sí, visto lo visto, esa opción era mejor, pero a lo hecho, pecho. Nos vamos a acordar de esta carrera, para lo bueno y para lo malo.

Y, mira por donde, la carrera sin Alonso ha tenido su aquél, incluso su morbo. Pese a que los dos Red Bull llevaban estrategias de gomas contrarias (cuando Webber ponía las naranjas, Vettel las blancas, y viceversa), Webber ha mantenido con solvencia la primera plaza, incluso se ha ido unos tres o cuatro segundos. Ahí es cuando ha creido tener ganada la carrera, máxime cuando en ese instante ya se veía que los dos Mercedes empezaban a flaquear. Y ha pasado lo que ha pasado. Y todos los que hace una semana se ponían del lado de Massa, hoy están del lado de Vettel. Curioso fenómeno este.

Por cierto, Felipe cierra a Fernando en la salida y luego desaparece de la pista. Ya lo dije hace una semana, este no es un piloto Ferrari, no ahora que sí tiene coche para algo más.

Un abrazo!

Aficionando dijo...

Felipe presionó demasiado a Alonso y juraría haber visto que le tocó cuano este rompió el alerón.
Felipe, tu Felipe, ha sido, por cierto, el único piloto de entre los dieciséis o diecisiete primeros, o sea, casi todos, que ha perdido posiciones.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Hola a todos ;)

Ando escaso de tiempo pero no quiero dejaros sin contestar ;)

Sobre Felipe. Podéis decirlo sin problemas: mi Felipe es un poco hijoputa cuando quiere, tal que hoy, por ejemplo XDDDD

Sobre el error. Pues sí, tengo que aceptar que con lo de retrasar la entrada a boxes se tomó un riesgo que podía haber salido bien, pero ese alerón, al término de la larga recta de tribunas, iba a entrar bajo fuerte presión sí o sí. Bastante había agunatado en la recta posterior, así que sigo pensando que alguien la cagó en sus estimaciones, porque el chisme sólo colgaba de uno de los soportes :P

Y sobre Vettel y el afaire Red Bull. Pues lo que llevamos diciendo mucho tiempo en este blog: al chaval le hacen falta dos collejas y tres hervores para que sepa lo que vale un peine ;)

Un abrazote, hermanos. Nos leemos luego ;)

Jose

orly dijo...

Y sobre Vettel y el afaire Red Bull. Pues lo que llevamos diciendo mucho tiempo en este blog: al chaval le hacen falta dos collejas y tres hervores para que sepa lo que vale un peine ;)"
Voy a disentir, a Vetel nobel en matemáticas. Si no adelanta al aussie ahora los dos empates a puntos en cabeza, de esta forma ya no hay duda de a quien hay que beneficiar.
Un saludo.

csm dijo...

Carrerón Josetxu!
Y como ya está todo más que dicho, sólo añadiría que si se mantiene la rivalidad entre WEB y VET no puede ser más que beneficioso para Ferrari y los rivales inmediatos.
Del rifi-rafe me molesta profundamente la hipocresía de Red Bull, de Horner y sobre todo de Marko.
Me ha gustado tu honestidad cuando die ces que Fernando "yerra en sus estimaciones"...mal que nos duela, y a pesar de los condicionantes, yo también lo veo así.
Un gustazo de crónica y "esperando a China"
Besotes

Anónimo dijo...

No todo en esta vida son números, estadísticas y porcentajes. Hoy Vettel se ha pasado y mucho. No porque quiera ganar, es lo lógico. Sus palabras por radio, sus menosprecios, ese adelantamiento junto al muro....pasado de revoluciones. Cualquiera diría que ha ganado 3 mundiales. A Webber le pidieron que conservará el motor y los neumáticos. A él no se lo pidieron? La reacción de Webber? también la de un hombre desquiciado y harto del niñato del equipo. Tremendo lo de Red Bull hoy. A veces se aprietan tanto las tuercas que revientan.
Lo de Alonso, pues entre que no calculó bien la distancia y que cualquier toque le destroza la carrera y le deja sin opciones, que posiblemente no midieron bien los daños en el alerón, ya tenemos la decisión tonta de año. Por lo menos ya pasó.
Y Hamilton? He visto fotos del podio, parecia haber llorado....Rosberg muy sonriente...
Massa que sólo parece motivado en carrera si tiene al otro coche rojo cerca de él...Y Bianchi estupendo 13º

Un culebrón!!!!

Un saludo,

Susana

Tadeo dijo...

Hay frases y hechos de hoy que se van a oír durante muchos meses, sino años. Aquella de Vettel diciendo que apartaran de delante de él a ese tipo, cuando la consigna de la dirección era entrar en ese orden en meta y Vet de todas maneras se ponía líder.

La frase de Webber sobre Vettel acerca de que ahora el equipo va a consentir de nuevo todo a Seb, la dedicatoria de Webber a F. Alonso, que le habrá sentado al Dr Marko aun peor que a Horner.

La peineta de Webber a Vettel:
http://www.elconfidencial.com/deportes/formula1/2013/03/24/webber-hizo-una-peineta-a-vettel-tras-sufrir-el-adelantamiento-en-malasia-117510/


Y lo mejor, la contestación que ha dado F. Alonso por las redes sociales:

"Para una vez que no me subo al podio, ¡la que me estoy perdiendo! No les vuelvo a dejar solos... ;)".

Ayer escribía en uno de los magníficos artículos de Jose que Vettel está ante un gran reto este año, el de madurar.

De momento sigue en plan niñato, si levanta el dedito creo que Webber le atiza.

Lo de la TV oficial sin comentarios, han hecho lo que nunca debe hacer un periodista.

Saludos

Anónimo dijo...

Dos gallos en un mismo corral siempre es una mala decisión. Cuando los ha habido, uno de ellos ha tenido que emigrar a otro sitio. Dejémonos de zarandajas. Desde la primera carrera debes tener bien claro tu número 1 y 2 sino pasan estas cosas. En eso Ross Brawn y Flavio Briatore siempre han sido unos linces y, la verdad, no les ha ido nada mal. Mejor que a algunos de sus colegas, desde luego. :)

King Crimson

Tadeo dijo...

Helmut Marko es un sujeto capaz de muchas cosas, tanto como las que se relata en este artículo del maestro Javier Rubio:

http://www.elconfidencial.com/dentro-del-paddock/2013/03/15/mark-webber-o-la-mejor-manera-de-devolver-un-golpe-bajo-116917/

¿Como se puede ser tan sucio?

Saludos

Anónimo dijo...

Tadeo

Está clarísimo que Marko tiene más peligro que un elefante en una cacharrería. Que se lo pregunten a Alguersuari. :)

King Crimson

Lola Cámara dijo...


Estupendo post¡¡ Lo mismo pienso yo sobre todo lo que ha pasado hoy, que ha sido tanto...que mejor no enumerar.
Desde luego que ha sido una carrera digna de recordar, curioso que no haya estado Alonso casi nada en ella por la mala suerte (sumando a esto los errores que has mencionado).
Y sobre Felipe Massa...no se puede decir más claro, ha estado tan preocupado por cerrar a Alonso, que se le ha colado todo el personal.
Por lo menos podría haber aprovechado la ausencia de Alonso para que se le viera de alguna manera porque, no es que haya hecho una mala carrera, es que no le he visto. Ahí está la diferencia entre él y Alonso, y en su equipo hace tiempo que vieron esa distancia entre los dos.

En todo caso, esto todavía dará que hablar en próximas carreras. Nos vemos en ellas¡¡¡