martes, 9 de febrero de 2010

Puntos e íes


Christian Horner es uno de los responsables de escudería que me merece mayor respeto, por la inteligencia que emana de sus críticas y las narices que tiene en exponerlas.

Aunque sus palabras no parecen alcanzar suficiente relevancia, o son habitualmente reflejadas como de pasada, lo cierto es que no se puede negar que lleva tiempo demostrando que además de ejercer en Red Bull, reflexiona sobre el desempeño de su labor y esboza posibles mejoras que harían del deporte algo más interesante.

Hace poco, sin ir más lejos, denunciaba que el problema que acucia al espectáculo no está en la ausencia de los adelantamientos, sino en lo dificultoso que resulta realizarlos en unos circuitos que no los contemplan porque la aerodinámica y prestaciones son muy similares en todos los vehículos; y hace menos, ha puesto sobre aviso del peligro de que los motoristas sigan descolgándose de la F1 como no cambien radicalmente las cosas.

Lo veníamos diciendo: con una normativa muy restrictiva en cuanto a la confección de los chasis y las carrocerías, el margen de maniobra de los ingenieros y diseñadores se ha reducido considerablemente de unos años para acá; si a ello sumamos la existencia un único proveedor de neumáticos y las servidumbres que esto plantea, el asunto del espectáculo adolece de un problema serio que pasaría inexcusablemente por liberar la ingeniería que atañe a los motores, o en su caso por ampliar las fronteras que restringen su diseño en la actualidad.

Pero en el ámbito de los propulsores nos encontramos con más de lo mismo, pues la exagerada delimitación tecnológica que impone el reglamento, y la congelación de desarrollo y limitación de revoluciones por minuto impuestas en los últimos años, ha definido un escenario ramplón y poco atractivo para las marcas, que ha derivado en el inevitable descenso de participaciones, ya que estar en esta F1 no aporta ningún valor añadido.

Honda, Toyota, BMW, han dado la espalda a la máxima categoría en apenas dos temporadas, y dentro de nada, Renault podría sumarse al grupo de desertores, con lo que a poco que se mantenga el actual estado de cosas, en un par de sesiones más nos podemos encontrar con una fórmula monomarca si es que hay quien recoge el testigo porque piensa que es soportable la prolongada ausencia de expectativas y alicientes.

Horner apunta y dispara bien, y lo que haría falta ahora es que en la cúpula deportiva y económica de la F1 alguien comenzara a hacerse eco de unas demandas que además de lógicas son bastante sensatas. Eso, o borrar por completo el reglamento y comenzar de cero.

Os leo.

12 comentarios:

Aficionando dijo...

Es la aerodinámica, estúpido!
(no te llamo estúpido: parafraseo la famosa frase-campaña electoral de Clinton).

Ingentes gastos (diseño, túnel, pruebas) en pulir unas miserables centésimas... Antaño, bastaba con aumentar la potencia, muchísimo más fácil y barato. Sólo había que tener huevos para conducir monstruos de 1.200 caballos en las sesiones de clasificación.

Los inútiles de la FIA pensaban que congelando los motores iban a detener el gasto y lo que se ha producido es una hemorragia de dinero sin fin... Que además no supone retorno para la industria automovilística... Justo lo contrario que el kers.
Quizás sea uno de los pocos defensores del kers entre los aficionados a la fórmula 1, pero que le digan a Williams si ha sido o no un buen negocio: no llegaron a montarlo en el coche, pero ya han creado una joint venture para comercializarlo entre la industria automovilística.
La ingenieria siempre reporta beneficios... La aerodinámica... en fin, no hay más que ver los percheros en que se convirtieron los monoplazas hace dos temporadas.

Aficionando dijo...

Otra cosa. Llevo semanas reprimiéndome, pero lo voy a decir: Button es un descerebrado.
Es un piloto especialista en no estar nunca en el lugar adecuado. A pesar de eso, el año pasado el destino le dio una oportunidad (él, si hubiera podido, se habría marchado de Brawn en cuanto Honda se riló, pero no pudo) y casi de casualidad ganó un título.
El sentido común, a un piloto inteligente, le hubiera llevado a permanecer en el mismo equipo. Pero Button no es un piloto inteligente, insisto. Y no se le ocurre otra cosa que irse ¡a McLaren!, nada menos que al aquipo que casi destroza la carrera de Alonso y que ha deprimido a Kovalainen... Encima, se ha ido perdiendo dinero.
Sólo hay que ver las fotos de Button en el nuevo McLaren para saber que casi seguro que no pisará podio: le sobresale toda la cabeza del cockpit, construído para Hamilton, bastante más bajito.
Creo que Button empieza a darse cuenta de que se ha equivocado de nuevo.

Tadeo dijo...

Buenas tardes

Coincido en todo lo coincidible, porque cuando nos metemos en ingeniería siempre hay un paso más, y en restricciones, un paso menos.

Con lo bien que funciona la mejora continua en la F1, y anualmente se cambia todo lo cambiable, pero además de golpe, sin transición, y además eliminando la imaginación, es decir, la ingeniería.

Para mi, los Tildromos no son los culpables, para mi es la exagerada ambición por tenerlo todo bien "normalizado" o CONTROLADO, en bien del negocio claro.

Un abrazo maestro, me encantó el de la copa de la América, pero ya ves, allí también la normativa está matando el espectáculo.

seeyouinthenextlife dijo...

Joder, yo apostaria por hacer un borrón y cuenta nueva pero en todos los sentidos. Y ya de paso que dejen de estar en los altos cargos "gentuza" que está jodiendo el espectaculo...dejen paso a gente nueva y con sangre renovada leches!!!!.

En vez de ser el mayor espectaculo del mundo pasaria a llamarse la mayor patraña mundial.

El único o de los únicos que los tiene "pegados como los tigres" es el tito Horner.

F-1 A.L.C. dijo...

claro que newey podria pasar desapercibido por ser uno de los que han perdido espacio con las restricciones.... pero en realidad, es uno de los grandes que más tiempo ha estado en el circo, junto con Frank Williams, si no me equivoco

estos dos tipos tiene una verdadera vision global del procesao de "monotonización y banalización" que han pasado por la F1, en los ultimos 20 años.

liberar motores, lo primero para recuperar a la industria automovilistica, si es que realmente todt y eclestone quieren eso...

csm dijo...

A mí, aunque bien puediera parecer drástico , me atrae lo del "borrón y cuenta nueva", la catarsis o la nada XDDDDD.
¡Vaya reto bonito, empezar a construir con la experiencia a las espaldas de lo que "no" debe repetirse !
Un besote

PiratF1 dijo...

Hola Jose ;)

Es un problemón de aupa est el de las restricciones. Las algunas de las veces intencionadas con sentido "político" para apurar los recursos de los rebeldes "Ahora DD sí, Ahora DD no" y " lo tuyo el un hole y lo tuyo es un "bujero" y eso no se vale XDDDD
Pero creo que hay un mal un poco más profundo y endémico detrás y es que la tecnología ha ido avanzando a tal velocidad que los jueces y legisladores con sus normas se están quedando fuera de juego. La solución del ignorante es prohibir por si acaso y las de los linces como el tío Ross, buscar dónde tomarles el pelo a éstos y a los demás. Tengo un conocido que trabaja en esto y me dice que siempre se espera que salga la norma para edificar justo en el límite y en las lagunas de ésta. Es la eterna batalla, pero la está perdiendo la F1 porque le están tocando los cuartos y de ahí es de donde salen el 80% de los avances.

Un abrazo, Jose.

Hiarbas dijo...

Esta claro la aerodinamica es la culpable. La dependencia aerodinamica es o era tan fuerte,que mirar el estropicio que armo el difusor el año pasado. Hay que eliminar la aerodinamica y como decis, darle margen a la mecanica, ¡como rugian los V12!

Por otra parte, eliminar los circuitos coñazo ratoneros, con Monaco suficiente.

Y por otra, las grandes marcas tomaron excesivo protagonismo. Antes eran simples suministradores de motores, y teniamos un gran espectaculo.

En cuanto a un unico proveedor de neumaticos, me parece correcto. No quiero que se use como disculpa para una derrota.

Un saludo.

PiratF1 dijo...

Hola de nuevo ;)

@Hiarbas: no sé si hay ramas culpables en la técnica o no pero creo que la aerodinámica ha traido cosas buenas y malas. Pero la limitación de ésta(que no la supresión, sin alerones no tendríamos las velocidades ni el paso por curva y por lo tanto no tendríamos F1). Aquí la gran pifiada fue autorizar los DD del tío Brawn a fin de que el tío Bernie recuperar la pasta prestada al otro en pos del espectáculo prohibiéndoselo a la vez a otros en el desarrollo de los proyectos, pero creo que el "jodido" Adrian nos abrió la puerta con fuerza a la termodinámica y su combinación con la aerodinámica y a un mundo increible en el que los alerones son de aire de distinta temperatura. Te puedo casi asegurar que si no dejan a Brawn seguir a delante con el DD, Newey se habría llevado el gato al agua, y digo sólo casi seguro porque habría que haber visto qué hubieran hecho los otros con la pasta que se gastaron modificando los coches a DD.

El tema es que si queremos bólidos rápidos y espectaculares necesitamos pegarlos al suelo y si queremos mejoras por qué no investigar con coches híbridos o con un KERS utilizable a demanda. No hay mejor forma de abaratar costes en una tecnología puntera que invertir en futuro útil, es decir, buscar eficiencia.
Yo también añoro la potencia y los motores sin límites de vueltas donde el estudio y la tecnología llevada al límite era la última frontera. No soy partidario de limitar la tecnología para ahorrar costes, es mucho más barato invertir en dirección a las necesidades que se nos imponen y luego aplicarla a los turismos de calle.
¿Por qué no hacer una F1 donde se promocione el máximo rendimiento con limitación de consumo, o con energías limpias?

Sólo hay que ponerles la frontera... ya se encargarán ellos de buscar sus límites pero si eéstos nos revierten a todos en seguridad y eficiencia a mejor precio, es un buen ahorro ¿no?.

Vaya ladrillo me ha salido. Lo siento :(

Saludos.

Juan

Tadeo dijo...

Bonito debate

Yo soy de los de "permitir", hasta allá donde la seguridad permite. Un motor como los de los años 80 hoy en dia sería algo incoducible, de ahí que me parezca bien la limitación de cilindrada, pero nada más, ni limitación de vueltas, ni de bujias, dobles, triples o sin ellas, sin limitación de admisiones y escapes (tal como ahora).

Lo que si haría sería hacer unos crash-test aun más duros, al tiempo que como decía antes liberar al máximo el coche.

La aerodinámica como tal no es mala, pero el exceso de dependencia de ella si, como de todo en la vida. No podemos volver a poner faldillas en los bajos del coche, todo tiene un límite, y tampoco creo que los aditamentos aerodinamicos de estos últimos años nos lleven a ninguna parte. Me parece bien eliminar los excesos, pero solo eso.

Cuando haces unas normas tan restrictivas, haces que la imaginación se dispare, pero no hacia la dirección correcta. La correcta debería ir hacia la creación de nuevos elementos y a la mejora de los existentes. Sin embargo, la excesiva restricción te lleva a sortear el reglamento.

Claro que este concepto también contiene exageraciones, tal y como hizo el tio Bernie con el coche aspiradora, pero demostró que el camino estaba en la aceleración del aire a la salida del coche, y el difusor actual está basado en ese concepto. Exploró nuevos caminos, y de eso se trata, no de intentar atravesar por las cunetas.

Los neumáticos son fundamentales para la conducción, y se debe ver como un conjunto amortiguador-neumáticos. Desde mi punto de vista, que no tiene que ser el bueno, yo también dejaría libertad a los equipos para que firmaran con cualquiera, incluso para que se los fabricaran ellos mismos si no encontraban un proveedor que satisficiera sus necesidades. Si no es así, me parece que el proveedor único, debería también proporcionar la amortiguación, y así hubiéramos visto menos cacicadas en los años anteriores.

Pirat, ¿que decías de ladrillos? lo malo es que este tema da para una pared entera, ya que es la esencia de la técnica actual de la F1.

Un abrazo

Orroe dijo...

Buenas noches.

Aficionando ;) XDDDDD Te he entendido XDDDDD No eres de los pocos defensores del KERS, a mí la idea me parecía fantástica, pero la aplicación propuesta por la FIA era una chuminada abocada al fracaso ;) Y llevas razón en lo que respecta a que el alma de los coches está en sus entrañas, no en su aspecto esterior ;)

En cuanto a lo de Button XDDDD Ya ves que coincidimos XDDDD

Tadeo ;) La normativa siempre mata la esencia de las cosas. Es como en la política: al final la regulación se acaba apartando de la realidad y se convierte en un absoluto sinsentido que contradice el punto de partida del que surgía :P No sé si será una maldición bíblica, pero se le parece XDDDD

Seeyouinthenextlife ;) Hay que tenerlos de acero para hacer borrón y cuenta nueva, pero aunque no veo a nadie que cubra el perfil, tengo esperanzas XDDDDD Y sí, Horner no se muerde la lengua y es de agradecer ;)

F1-ALC ;) No te equivocas, amigo ;) Y espero que Jean y Todt vean el camino correcto, porque lo que es Max no se enteró de nada :P

Un abrazo y vuelvo

Jose

Orroe dijo...

Buenas noches.

Concha ;) El borrón y cuenta nueva lleva en sus entrañas el encanto de lo suicida, es innegable XDDDDDDD De todas formas, yo me apunto a un cambio sin traumas, lento, pero seguro, y firme, bien apuntado ;)

Juan ;) Ahí le das, porque ha habido mucho miedo al «descontrol», cuando éste es inherente al avance. Como dice Tadeo por ahí: sobra normativa, y me apunto :P

Hiarbas ;) La aerodinámica supuso el puntito en su momento, pero lo que no tiene un pase ha sido supeditarlo todo a ella, por amplificación o por restricción, que lo mismo da. En cuanto a lo de los neumáticos, disiento :P porque ellos también pueden evolucionar y poner su algo en la competición, y con un solo proveedor la cosa queda muy mermadita :P

Juan ;) Ladrillo o no, lo suscribo al 100% XDDDDD

Tadeo ;) Estoy contigo: reglas claras y amplias, y que el resto lo ponga la iniciativa y la creatividad, que el orden no está reñido con la amplitud de miras ;)

Un abrazo

Jose