lunes, 22 de febrero de 2010

Desmesura


El fracaso estrepitoso de la F1 plebeya en sus primeros pasos ha puesto a funcionar las neuronas de Ecclestone al compás de los tambores de guerra.

Zorro viejo acostumbrado a esquilmar cuanto gallinero encuentra a su paso, el inglés sabe perfectamente que la mejor defensa es un ataque, y ante la merma identitaria que sufre su negocio ha venido a sancionar como buena la posibilidad de que Jacques Villeneuve se integre en ese raro experimento que se hace llamar Stefan GP.

El ardid tiene su enjundia: si los equipos existentes no parecen ser capaces de ofrecer el suficiente espectáculo como para seguir llenando los circuitos, buen asunto supone tirar de reyes del asfalto. Y si por esas cosas de la vida este año coinciden cuatro, ¿por qué no sumar alguno más al cotarro?

En esta égira de posibles retornos no parece haberse escapado nadie, ya que incluso Mika ha sido tentado con el suculento plato de lentejas por un iluso periodista que entendía que después de la vuelta de Michael Schumacher cualquier campeón del mundo añoso pero con capacidad para ponerse de nuevo el casco y los guantes, podía sentir ganas de volver al ruedo; y sin querer recuerdo cuando Bernie malgastaba saliva afirmando que Kimi no era bueno para el deporte porque no ejercía como convenía de campeón del mundo.

También acusó de lo mismo a Fernando en su momento, y el caso es que lo imagino ahora dando gracias al cielo desde su reclinatorio adornado con diamantes porque el asturiano lleve sangre en sus venas y no sidra, mientras se aprieta el cilicio hasta abrir sus carnes para penar por el pecado de no haber sabido cuidar del finlandés errante que ha preferido dejar atrás el asfixiante escenario que lo encumbró a lo más alto, para abrirse paso en el más aireado que proponen los rallies…

¡Cómo cambia todo. Y en qué poco tiempo!

Si hace nada se podía acusar a un buen piloto de no saber ejercer de grande por el bien del espectáculo; si no hace tanto se aplaudía la llegada de fenómenos mediáticos como revulsivo beneficioso para el deporte; hoy éste se está viniendo tan abajo que se hace necesario rebuscar en los geriátricos o en los polvorientos armarios mientras se vuelve la espalda a unos jóvenes valores que tienen ante sí un extenso territorio de tierra quemada en el cual inmolarse por la causa.

Desmesura sin rumbo y sin límites… Al supremo titiretero le sobran hilos, pero le faltan marionetas.

3 comentarios:

seeyouinthenextlife dijo...

Acertadisimo post. No sé a que viene ahora sacar del "retiro dorado" a esas viejas glorias, dudo que tengan la capacidad de ambición que ya perdieron en sus últimos años como pilotos. Dinero llama a dinero???.

Cuantos jovenes que están a la cola esperando su oportunidad??

Cuantos superclases dejaremos de ver por ello??.

Son muchas preguntas y todas sin respuesta.

Un abrazo Orroe.

csm dijo...

¡ Caramba Josetxu!, son verdades como puños. Es cierto que ahora buscan "encandilar" con un "remix" extraño entre escuderías novatísimas y altamente "sospechosas" (Stephan GP) con pilotos sacados del armario del retiro.
Respecto a los jóvenes valores...se los están cargando por las limitaciones de las jornadas de tests, porque tienen que tener "madera", por tener que demostrarlo en el poquísimo tiempo que se les concede y porque, además, tienen que tener pasta, muucha pasta para aportarla al equipo....sólo falta que les encierren unos días en un recinto con cámaras a lo "gran hermano" y luego elijan al más "completo"...Desmesura, desde luego...
Muy bueno, Jose.
Un besote

Orroe dijo...

Buenos días.

Seeyouinthenextlife ;) Viene a que suena a una puerta «B» ante lo mala que está resultando la principal propuesta por Max y avalada por Bernie XDDDDD

Concha ;) Pan para hoy y hambre para mañana, eso es lo que es. Y lo malo es que llevamos algunos años apostando por estos parches :P

Un abrazote

Jose