domingo, 14 de febrero de 2010

Algunos hombres buenos


Jenson Button por fin se encuentra a gusto en su McLaren, y no cabe ser malpensado sobre su anterior incomodidad, porque el asunto, según ha trascendido, tenía que ver con la altura a la que le situaba su asiento en el interior del habitáculo. Minucias, como diría aquél.

Que un piloto se encuentre cómodo en el puesto de conducción parece una cuestión tan importante como para dar por supuesto que supone una prioridad en el diseño del vehículo. Algo así como la disposición de las ruedas o la colocación en el lugar conveniente del motor o la caja de cambios, que de puro tener que estar en su sitio correspondiente nadie imagina que puedan quedar fuera de lugar. Tal me parecía el asunto del asiento del piloto, que yo lo daba por bien estudiado y calibrado hasta que se ha suscitado el malestar exteriorizado por el vigente campeón del mundo.

Mirando mal, este tipo de cosas encajarían en filosofías menos finolis y añejas que la que engalana a la segunda escudería de la parrilla en términos de tradición. No sé, tal vez que hubiese surgido en Force India, incluso en Renault ahora que parece que anda en horas bajas, o en cualquiera de las nuevos equipos, podría haber delatado premura en la concepción del coche o simple falta de rodaje, pero como digo, en McLaren resultaba de todo punto impensable que a estas alturas de su historia sucedieran cosas tan tontorronas como que nadie haya calibrado correctamente la disposición de un individuo de 1,82 metros de altura en el pequeño cockpit del MP4/25.

Mirando bien, este tipo de circunstancias menores son las que demuestran que incluso a los grandes equipos les ocurren sucesos inexplicables…

Sea como fuese, Jenson ha afirmado recientemente que se encuentra estupendamente en su puesto una vez se han resuelto los problemas de su alojamiento, y es que para gobernar las riendas de un McLaren hay que encontrarse muy cómodo, y si no que se lo pregunten a Fernando, que jamás llegó a localizar el puntito deseado cuando le tocó bregar en la de Woking en 2007; o a Heikki, que tampoco terminó de encontrar su hueco durante 2008 y 2009.

Alabo el gusto de Button al quejarse de la minucia a tiempo para que la hayan solucionado con premura, porque a partir de ya mismo ya no cabrán quejas ni habrá lugar para hacer turbias consideraciones sobre cómo reina la igualdad en la escudería británica, mucho menos para entresacar feas conclusiones sobre cual es la auténtica prioridad de McLaren, porque por fortuna ya está todo arreglado…

Y el caso es que entre tanta buena gente y tan buen rollo no sé por qué me viene a la cabeza aquella escena en la que se enfrentaban Tom Cruise y Jack Nicholson por un quítame allá esas pajas legal, y en la que el primero reclamaba al segundo que le dijera la verdad, cuestión que originaba una de las mejores frases de la historia del cine:

¡Usted no puede soportar la verdad!

7 comentarios:

seeyouinthenextlife dijo...

Y que cierto Orroe. Este sabe muy bien donde se a metido y deb decir que tiene un par de cojones.

Me gustaria que le diese a Hamilton una patada de humildad pero todo hace indicar que la patada se la van a dar a el en sus grandes cojones.

J-CAR dijo...

¡Ahí le as dao!
¿El vicio de la mentira?
Ya le vimos a Kovalainen retractarse, lleno de buenismo y de “espíritu de equipo”, de algunas declaraciones, para luego darnos suficientes indicios como para poder sospechar que fue obligado en virtud de las cláusulas de comunicación e imagen de su contrato. El fichaje de Button fue tardío y al parecer improvisado. El diseño y desarrollo del coche debía estar bastante avanzado como para cambiar el tamaño del cockpit. Como sea eso y no la posición del asiento y los pedales lo lleva claro.
¿Os imagináis a Adrián dibujando un cockpit tamaño Vettel? ¿Qué podría hacer ahí Webber? Recuerdo con un escalofrío las últimas carreras de un dios en un estrecho Williams…
¡Saludos a todos!

winarthez dijo...

Qué gran película, si señor. Cuando veía la escena que comentas, (una de las 5 o 6 veces que ví la película, gracias a la repetitividad de la tv y su programación)yo pensaba para mis adentros: "eres tú (por Jack Nicholson) el que no puede soportar que admitas que eres un gran cabronazo..."
Al igual que en la peli, con todo el tema este de McLaten, sí que podemos soportar la verdad, y estoy ansioso de que me confirmen mis sospechas. Lo que me parece a mi, es si podrán soportar los susodichos el conocimiento de sus actos públicamente...

Un saludo

Aficionando dijo...

Creo que Button, ese alma de cántaro, esa cabeza hueca, esa sonrisa windsoriana, va a ser humillado y maltratado en McLaren. Lo dicho: es un piloto que casi siempre está en el lugar equivocado en el momento equivocado.

PiratF1 dijo...

Hola Jose,
Sólo un dato:

Aerodinámicamente hablando si subes la altura del casco 2,5 cm, reducimos la downforce en 2,5Kg y aumentamos el drag(resistencia) en 1Kg.

Si os fijáis en las imágenes el "cabezón" de Jenson sobresalía de forma casi exagerada del habitáculo en relación a lo que lo hace la del hijo del viento.
Es un coche creado para Hamilton al que tendrán que adaptar a Button si es que realmente quieren.

No creo que sea baladí la queja del asiento, por mucha pataleta repipi que pueda parecer cara a la galería, es más, hasta puede haber sido filtrado de forma completamente intencionada...

Me temo que se lo van a merendar con patatas


Un abrazo.

Juan

Tadeo dijo...

Buenas tardes

Aprovechando el razonamiento de Pirat, ¿ podríamos calcular el esfuerzo necesario por parte del piloto?.

Si hay 1kg mas de drag, es un 1kg que tiene que manejar el piloto a lo largo de las dos horas de un GP, mas los dos días anteriores. Es muchísimo esfuerzo.

Todo apunta a precipitación por parte de todos, pero Button debería haber insistido en estas cosas. Ya hace años que lo primero que hace un piloto al comenzar la temporada es hacerse el asiento y el volante. Por lo que parece, la señorita Michibata le quita mucho tiempo a Button.

Saludos

Saludos

Orroe dijo...

Buenos días.

Seeyouinthenextlife ;) Todavía es muy pronto para aventurarse a tanto, es decir, que pienso que a lo mejor la testosterona del campeón de 2008 juega en su contra y Jenson encuentra el aire que necesita :P Por soñar que no quede XDDDDDD

J-Car ;) McLaren es una cueva de serpientes y parece mentira que estemos hablando de la segunda en importancia de la parrilla... ¡Ay, Ayrton, que maldita pena!

Winarthez ;) Yo sólo la he visto tres veces XDDDDD pero sí, la escena pone los pelos de punta :P En cuanto a Jenson, también hay que decir que se ha metido solito y sabiendo de qué va el percal después de los de Fernando y Heikki... ¡en fin!

Aficionando ;) Espero que te equivoques porque Button me gusta, pero si tuviera que jugarme algo apostaría a tu número ;)

Juan ;) La queja ha llegado en el momento justo, pero para mí lo importante es lo que delata: que el coche se ha hecho para Lewis como muchos nos temíamos :P

Tadeo ;) En este sentido, Jenson tenía poco que decir hasta no probar el invento, y cuando lo ha probado es cuando ha levantado la voz. Ahora sólo queda esperar que Dios reparta suerte :P

Un abrazo

Jose