lunes, 8 de febrero de 2010

A dos velas


Se suponía que tras un montón de follones dirimidos en los juzgados y un fortunón inimaginable de dólares fundidos en alta tecnología y pruebas ultrasecretas, por fin esta mañana íbamos a poder disfrutar de la primera regata de La Copa del América en aguas valencianas.

No es cuestión de ponerme a criticar las maneras que han mostrado los participantes dando la espalda a las expectativas generadas ante la prueba. Toda vez que la disputa anterior se había considerado un éxito envuelto en papel de regalo que propició el alegre debate sobre dónde se habría de celebrar ésta, que el Alinghi y el BMW-Oracle hayan decidido medirse a un montón de millas de la costa, casi a puerta cerrada y en petit comité, ha quedado bastante feo, pero cabe reconocer que están en su perfecto derecho pues el reglamento contempla y avala que sean el barco defensor y el retador quienes decidan el cómo, el cuándo y el dónde habrán de verse las caras.

Imagino la altura de los malos humos originados por la extraña decisión en patrocinadores y tripulaciones que creían disponer de una oportunidad irrepetible para sacar pecho, y también el calado del malestar en la ciudad del Turia y aledaños, derivado del sopapo comercial que acaban de recibir por la aplicación de una fórmula que aunque sea legal no parece la más adecuada para cumplir con las esperanzas depositadas en un evento mediático como pocos, y que bien mirado podía haber servido más o menos para lo mismo que los anteriores a poco que se hubiese mostrado mejor talante deportivo.

Pero ha faltado el viento y todo se ha ido un poco más a aquél sitio. La regata inicial de las tres previstas se ha suspendido, y tal y como están las cosas sólo falta que el levante no se despierte hasta finalizada la semana para que el asunto quede un poquito peor de lo que andaba…

En este orden de cosas, tengo que decir que traigo hoy a colación La Copa del América por compararla con nuestra amada F1, pues tenemos ante nuestros ojos una magnífica oportunidad para contemplar cómo se preserva la identidad de un deporte, caiga quien caiga, pues los barcos participantes son un ejercicio de la mejor ingeniería naval que precisan de unas condiciones ambientales adecuadas para navegar, y si éstas no los son, se guardan los trastos, las tripulaciones vuelven a puerto, y hasta mañana, o cuando sea posible. Así las cosas, quien valora como debe la regata y conoce sus entresijos y peculiaridades, como aficionado, sabe perfectamente a lo que se expone ante el reto, y si vienen mal dadas, como ha ocurrido hoy mismo, pues no ocurre nada porque está en la esencia y se respeta la tradición como mandan los cánones.

Sin viento o con demasiado aire, con mar agresiva o directamente mala, los barcos no compiten y nadie se rasga las vestiduras. Y aquí quería llegar yo, porque si la regata dependiera de personajes como Max Mosley o Bernie Ecclestone, a estas alturas de la película ya disfrutaríamos de algún aderezo artificial con que resolver los pequeños problemas e inconvenientes, en aras de cumplir con las audiencias y las expectativas apalabradas. ¿Qué tal un enorme ventilador del tamaño de una casa montado sobre un hovercraft cuyo capitán fuese Charlie Whiting?

7 comentarios:

Aficionando dijo...

Joder. Tenemos las mismas ideas. Esta mañana quería comentar yo algo aquí sobre la Copa del América.
Sólo añadir a lo tuyo que esta competición, cuya última edición me emocionó, se la están cargando esos dos caprichosos e imbéciles multimillonarios, Ellison y Bertarelli, que encima se empeñan en gobernar ellos mismos sus embarcaciones.
Como si Montezemolo o Gohs (o como se escriba) se empeñaran en pilotar el Ferrari o el Renault ellos mismos.

seeyouinthenextlife dijo...

Cada dia que te leo estás más "sembrado" y disfruto la leche con ello.

De la Copa mejor no hablar porque hay que ser "anormal" para competir en aguas del Mediterraneo en febrero. Cuando es infinitamente mejor hacerla en mayo por mil razones que no vamos a estar nombrando ahora, el que vivva o conozca el Mediterraneo lo sabrá.

Mañana tenemos faena y espero que salgamos de dudas con todos los temas que nos traen de cabeza entre Jeréz y Montmeló.

Un abrazo.

Aficionando dijo...

Otro lamentable espectáculo el que está dando Renault en esta pre-temporada. Me parece indigno de una escudería con esa trayectoria la subasta pública que están haciendo para obtener un segundo piloto: confirman a Petrov, y ahora que su papá no ha conseguido la pasta, parece que le echan.
Si no tienen dinero o no quieren gastar en la competición, que se retire, coño, pero esto es lamentable.

fballesteros dijo...

Puffff tanto que decir que uno no sabe por donde empezar, pero allá vamos:

1.- La Copa América se la están cargando entre los dos, pero los que más fuerza están haciendo para que así sea son los Yankis, que después de 137 años victoriosos ante embarcaciones británicas, canadienses o australianas, han visto como desde que se abrió la competición a otras embarcaciones han ido perdiendo edición tras edición, con la única excepción de la primera. Rematando tan sonrojante racha con el ridículo estrepitoso de la pasada edición. Para está Copa América lo primero que hicieron fue cargarse la copa previa que daba acceso a la Copa America, la Louis Vuitton y a jugárselo contra un solo rival. Así al menos se garantizaban que como poco iban a quedar segundos.

2.- La Copa America es la competición de vela por excelencia, en la que mayor desarrollo y presupuesto existe, además de ser fácil de seguir para el espectador. Ahora en los baremos de viento y olas en los que se mueven son de risa, solo se navega con vientos medios/bajos y oleaje digamos que similar al de las piscinas de olas de los parques acuáticos como mucho. Si nos hicieran algo parecido en la F1 no veríamos ni media carrera cada tres meses, por exceso de viento, de lluvia, de polvo en pista o por cualquier otro motivo.

3.- Mientras que la F1 posee en esencia el espíritu de la competición de coches en su máxima expresión. En la Copa América tan solo es la máxima expresión en alguno de los aspectos de la vela, ya que; ni son las embarcaciones más rápidas (ojo si de ese tamaño y con esos vientos, pero no las más rápidas absolutas), ni son las más espectaculares, ni tampoco recogen aspectos tan intrínsecos a la vela como el sufrimiento y la superación ante la adversidad de la naturaleza, o al menos no lo hacen como otras muchas categorías del mundo de la vela lo hacen. Eso si al igual que en la F1 es la máxima expresión de tecnología en su campo.

4.- Me encanta la Copa América (la vela en general), pero la copa américa la sigo, la ciberjuego, pero siempre me ha parecido la vela de los señoritos.

5.- Para el que le interese aquí encontrará uno de los mejores simuladores de vela de la historia con el que podrán jugar online con barcos de la anterior copa américa y lleno de ciberlobos de mar de todos los lugares del mundo http://www.virtualskipper-game.com/vsk5/ , y además gratis, tan solo tiene una pega, que es adictivo y mucho, si me buscáis por esos lares soy E-2 Ivanhoe.

Saludos.

Orroe dijo...

Buenas noches.

Aficionando ;) Lo de las «personalidades» de los patrones viene siendo un problema desde hace hace algo más de una década, y es que la cosa tira mucho XDDDDD Y por cierto muy bueno el símil XDDDDDD

Seeyouinthenextlife ;) ¿Qué le vas a pedir a un equipo suizo y a uno yankee XDDDDDD? Y en cuanto a «lo nuestro», creo sinceramente que hasta primeros de marzo no vamos a vislumbrar nada de nada, así que paciencia y palomitas, como diría Charly ;)

Aficionando ;) Después de que dejaran tirado a mi ornitorrinco y a Fernando a mediados de temporada pasada, ya no espero nada de Renault. El problema se llama Carlos y se apellida Ghosn, y hasta que no desaparezca no hay tu tía :P

FBallesteros ;) La del América tiene un puntito snob innegable, pero hay tanto dinero y tanta tecnología en juego que tiene un feeling especial e incontestable, por eso escuece que este año se haya cerrado en banda ante la posibilidad de celebrar una Louis Vuitton, excusa democrática del asunto :P

¡Oye, puntazo lo de tus 5 puntos! ¡Chapeau ;)!

Un abrazo

Jose

+Karreras-Futbol dijo...

Muy buenas.
Para competicion de vela ,la Vendee Globe (con el desaparecido Ugarte por ejemplo).
Eso si es espectacular.
Pero tal vez se asimile mas a las 24 horas de Lemans...en vez de a la F1.
Saludos.
Sobre lo de Charlie con el ventilador ,con Bernie por debajo con un submarino nuclear rozaria ya la perfeccion.

Orroe dijo...

Buenas noches.

+Karreras-Fútbol ;) La VG sería algo más que Le Mans... la soledad tiene que ser durísima. Y por cierto, la última vez que saludé a Ugarte fue precisamente en la cafetería restaurante de Lucio, el Novelty, pero ya estaba muy demacrado.

Un abrazote

Jose