miércoles, 11 de diciembre de 2013

Spoiler


Pedir es de pobres y en consecuencia, la FIA, ese estamento raro, raro, raro, que diría don Julio Iglesias Puga, esa cosa que anda por ahí arriba velando porque entendamos que el espectáculo es ella, nos impone para el año que viene una suerte de carpa nueva ya que el circo no se renueva desde hace la intemerata.

Tal vez con modernos alicatados y grifos de IKEA, cuando visitemos el retrete nos parezca que estamos en el sancta sanctorum de la Fórmula 1. Quién sabe si entre que entramos o salimos del baño tenemos oportunidad de cruzarnos con Alain o con Ayrton, o con cualquiera de esos héroes a los que todos recordamos y que son utilizados hasta la extenuación por el apparatchik, para que la moqueta mullida que ahora pisamos siga oliendo a leyenda, a asfalto y goma quemada.

Os advierto que clamar al cielo no sirve de nada, así que lo mejor es que vayamos comprando vaselina porque la intelligentsia de nuestro deporte está empeñada en no dejar títere con cabeza. A ver, en 2014 se prometía espectáculo por los cuatro costados: que si retorno de los motores turbo; que si reducción de la aerodinámica; que si Pirelli de nuevo como mal menor; que si un pare usted de contar de asuntos novedosos que nos harían babear a los aficionados, amén de facilitar que la tan cacareada igualdad de oportunidades volviera a los circuitos…

Imagino la cara descompuesta que se les ha debido poner a los que siguen erre que erre con que la FIA hace lo que conviene, cuando han descubierto que es la primera en no creerse la carta a los Reyes Magos que nos había servido como entremés para ese 2014 que ya asoma las orejas.

Barajando estupideces, parece que se ha sorteado la bobada de obligar a las escuderías a pasar por garajes al menos dos veces por prueba para evitar que Pirelli dé el cante, pero a cambio, la última carrera valdrá doble, vamos, que casi sobra medio calendario, lo que nos pone en que Newey y Vettel ahora, tendrán que hacer los cálculos necesarios para calzarse el Mundial allá como en julio, en todo caso, no más tarde de Spa.

Los sencillo habría sido esperar a marzo o abril para haber comenzado a meter mano como han hecho este año, pero muy mal deben de andar las previsiones para que Bernie, Todt y su gentecilla, hayan decidido ponerse las tiritas tan pronto. La temporada que viene huele chungo, a cadáver, que diría aquél, y visto que al parecer nadie sabe cómo controlar el coño reglamento técnico, bien viene que haya cuidados paliativos en modalidad preventiva, no sea que en un descuido 2014 resulte tan coñazo como 2013. Y es que ya se sabe, los experimentos mejor hacerlos con gaseosa porque con un poco de mala suerte, puestos en lo peor, digamos, utilizando pólvora podrían estallarnos en las manos.

La FIA no se cree la película, con eso me quedo. Y si ella, que lleva las riendas, no tiene fe en el proyecto, me pregunto quién soy yo para destrozarla haciendo un spoiler.

Nos leemos.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucho empeño, desde luego, en fabricar desde los despachos una F1 con mas espectáculo para la temporada que nos llegara el próximo año. Estoy de acuerdo con el jefe de este cotarro en que probablemente tengamos más de lo mismo y además carísimo para equipos medianos y pequeños que no podrán evolucionar durante la temporada unos monoplazas que, se me ocurre nacerán, mirando de reojo, que inventos habrá elucubrado la escudería de al lado y si dan resultado.
Ya lo expuse y sigo pensando lo mismo. Mucho mas barato y práctico hubiera sido jugar de otra forma:
1.- Dejar a los motoristas levantar la tapa de balancines de los motores, los mismos V8 de hoy, y buscar caballos con los que marcar la diferencia en caso de que la parte ciclo o aerodinámica no esté a la altura de digamos Red Bull. Ya me parecen pocos caballos esta temporada donde en algunos circuitos la velocidad máxima de los coches quedaba "sostenida" en circuitos como Monza o Spa donde las rectas son interminables. Será infumable que el año que viene un GP2 consiga mejores tiempos por vuelta y si no ya lo veremos.
2.- El dineral invertido en diseñar y fabricar unos monoplazas tan sumamente complicados gastarlo en entrenamientos dentro de la temporada que vendrían de perlas para optimizar desarrollos. y
3.- Volver a permitir repostar los monoplazas y olvidarse de la mandanga de los 100 litros. Por Dios que esto es F1, es decir, carreras de velocidad por excelencia, no se trata de carreras de resistencia o gymkanas u otras memeces.

Perdonar por lo radical que pueda parecer pero la verdad es que estoy un poco cabreado con este asunto.
Alvaro.

C A B Y A S dijo...

Hoy en día me parece más atractiva la le mans series o el DTM... Pero en el fondo saben que nunca dajaremos de ver f1...

yomisma dijo...

A ver:
No pueden jugar con los neumáticos por que se los dan marcados y tienen que montar los dos tipos.
No pueden jugar con los repostajes.
No pueden tocar los motores ni las cajas de cambios.
Las estrategias de paradas quedan limitadísimas...
No pueden entrenar.....
No veo el concepto competición por ningún lado.
Pero mira, mientras ellos se dejen...

Cabyas tienes razón, pero del deporte del motor esto es lo único que emiten las televisiones. Al menos las que no son de pago.

Un saludo

Labrador Mordedor dijo...

La noche y Bernie me confunden.
No soy "yomisma" Soy Labrador mordedor.
Pido disculpas y
saludos de nuevo

J-CAR dijo...

Estos de la FIA parece que se han pasado toda la noche jugando al "Lobato Drinking Game" y que al ganador le toca redactar las notas aclaratorias a los reglamentos.
http://www.motorpasionf1.com/formula-1/la-fia-establece-nuevas-sanciones-con-respecto-a-los-motores-y-las-cajas-de-cambio
http://vicisitudysordidez.blogspot.com.es/2013/05/el-lobato-drinking-game-o-solo-tajado.html
Como bien decías: "el Reglamento FIA nunca está definitivamente escrito hasta que no ha sido convenientemente aclarado." A este paso nos veremos como en 2009 debatiendo lo que es un conducto y lo que es un bujero...
¡Saludos al anfitrión y a los invitados1