lunes, 25 de abril de 2011

Cut & paste


A tontas y a bobas tan sólo quedan 12 días para que nos veamos las caras de nuevo en Turquía, y aunque parezca mentira, seguimos sin poder llevarnos a la boca un miserable argumento convincente que explique cómo un mismo vehículo podía estar luchando por el tercer puesto en Malasia (iba a por el segundo, desde luego), cayendo hasta el séptimo una semana después, en China.

Ya comenté que tampoco eran para tanto las diferencias que hubo entre Fernando y la cabeza en Shangai, pero el hecho irrefutable es que el F150th que vimos en las dos carreras parecía responder a dos esferas diferentes de comportamiento, y eso a pesar de que Felipe salvó a su manera los muebles.

Para comprender el cuadro habría que matizar el asunto atendiendo al rendimiento de los neumáticos, y siendo bastante razonables, también a que posiblemente el asturiano, más que su compañero brasileño, decidiera proteger la vida de su motor durante las últimas vueltas a la vista de que el podio se había puesto muy caro, pero de todas formas, para nuestra desgracia hay que plegarse a la evidencia de que los Ferrari de China y Malasia parecían vehículos diferentes.

A falta de mejores datos, y puesto que Newey ha venido a ratificar con sus palabras lo que aquí mismo sospechábamos desde hace tiempo, que el RB7 va más inclinado que la competencia, cabe decir que utilizar un alerón delantero flexible en cualquiera de sus rivales no consiste sólo en cambiar la nose, sino en articular la plataforma al completo para que la aplicación del nuevo apéndice sea viable [RB6 Enigma], lo que explicaría el trabajo que se están tomando en McLaren y Ferrari para acertar con la fórmula mágica, y de paso el retraso que llevan.

A todas luces en Woking se han acercado lo suficiente como para inquietar a la escudería austriaca, y aunque queda por ver si aún tienen recorrido, o en el peor de los casos se quedan estancados como ha ocurrido en Mercedes (aunque parezca lo contrario, la delantera del MGP W02 es ahora mismo un calco bastante inteligente del morro Red Bull, que sin embargo no resulta igual ni por asomo), en Maranello han comenzado a dar los primeros pasos con el handicap de que el vehículo italiano funciona bien con la zaga baja y tiene que funcionar mejor con algo más de altura sobre al suelo.

Como diría aquél, es cosa de cuatro reglajes, pero hay que dar con ellos, y entonces sí, entonces será posible hacer el cortar y pegar que tantos reclaman como si la cosa consistiera simplemente en dar a un par de teclas.

Os leo.

5 comentarios:

José Luis dijo...

Desde que vi el título de tu post en el blogroll, suponía que se trataría de Ferrari; soñamos con que algún día llegue el momento que sean otros los que tengan que hacer un cortar y pegar en el trabajo de los de Maranello, pero, por ahora, nos conformamos con reducir distancias.

silf1 dijo...

ya estoy cansada de que ferrari copie y pegue.. quiero cer algun dia algo novedoso y original de ellos, ¿cuando llegará ese día? :/ saludos!!

Unknown dijo...

Estimado Orroe,
Soy consciente que eres un ferrarista convencido, pero te llevan tus deseos de ver un Ferrari mejor. Llevan demasiados años diseñando malos coches, la misma gente. Al final pueden mejorar el coche, pero no han hecho ningún coche fuera de serie desde que se fue Byrne. Quizás sería ya el momento de cambiar a los que diseñan por otros, porque el problema no es de copiar y pegar, el problema es profundo, es de hacer un primer coche ya bueno.
Saludos

Anónimo dijo...

No sabemos mucho de lo que está haciendo Ferrari, pero parece que no han introducido ninguna evolución importante en China. El problema con el túnel del viento parece ser cierto. Pero yo creo que la gran diferencia de una carrera a otra depende de acertar o no con la estrategia y los neumáticos. La diferencia de rendimiento de los neumáticos es brutal y Ferrari sigue anclada en parar en la vuelta 19 ó 20, para antes el piloto que en la vuelta tal vaya delante, segunda parada en la vuelta 40 como cuando tenían un coche claramente ganador. Y creo que se equivocan, este año no es así. Habrá carreras que sí, pero otras no y parecen incapaces de cambiar el "chip". Falta "sangre" en Ferrari.

Un beso,

Susana

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenas tardes.

José Luis ;) XDDDDDD Soy un poco abogado de causas perdidas, me tiran los secundarios de lujo XDDDD Y vamos a cobrarnos el tercero XDDDD

SilF1 ;) Ni copia ni pega tanto, aunque como no se explica nada al final lo sencillo es decir que copia y pega XDDDDD En todo caso, como decía en la entrada, el copiar y pegar es la salsa de la F1, y ahora nos toca copiar porque el RB7 es rematadamente bueno ;)

Primo de Anónimo ;) Te equivocas de perspectiva, amigo, como se suele equivocar Martín XDDDDDD Y ya puestos, ¿a quién ponemos en el puesto de Costa? La verdad es que no hay muchos, concretamente sólo hay uno al que copian los demás: Newey ;)

Susana ;) Sí la han introducido, aquí nos equivocamos de plano. Evaluaron el viernes el alerón delantero y han ajustado el coche a lo que viene. No se trata de dar saltos gigantescos, sino pequeñitos, y el último no ha resultado todo lo eficaz que desearíamos, pero ya verás como hay sorpresas pronto ;) Y como comentas, el problema en China fue de estrategias, de cómo gestionar las gomas, por lo que sería precipitado cargar las tintas sobre el chasis ;)

Un abrazote

Jose