sábado, 22 de enero de 2011

Algo de maquillaje


No corren buenos tiempos para la única escudería española que milita en la máxima expresión del automovilismo deportivo, Hispania, y si cierto es que llevo tiempo sin mencionarla, la razón estriba en el rechazo que he sentido siempre ante los modos que se gasta Ecclestone para manipular a su antojo todo lo que ocurre en el paddock.

Cuando la sesión pasada avanzaba a paso firme sobre el periodo estival, recordemos, el bueno de Bernie comenzó a entonar oscuros augurios sobre la continuidad de uno o dos equipos, lo que en el particular diccionario que traduce sus palabras al cristiano venía a significar que se abría la veda para ese tipo de trapicheos en los que él siempre saca tajada.

Atrás quedaba el feo asunto del engaño con que la FIA atrajo a tres escuderías que harían de pardillas para que no sufrieran ninguna modificación por falta de quorum los contratos multimillonarios que mantiene la FOM con los circuitos, de manera que Virgin, Lotus e Hispania acababan de ser señaladas con una diana. Posteriormente, como sabéis, Marussia entraba en Virgin, Lotus y Lotus family game empezaban a liarse a boinazos hasta que los herederos de Chapman aterrizaban en Renault, etcétera, etcétera, etcétera, e Hispania comenzaba a sufrir un acoso mediático que aún perdura, gracias, sobre todo, a que los serviles engranajes que ejercen de voceras del propietario del Monopoly han seguido cumpliendo su labor sin mostrar remilgo alguno.

Filtraciones y más filtraciones. Bulos, titulares, comunicados y respuestas oficiales. Una coreografía conocida que no ha podido ocultar que Hispania lleva las de perder porque interpreta a los rebeldes en esta película y ya se sabe lo que pasa con los rebeldes de todas las películas.

En fin, no me extiendo. HRT se está defendiendo como puede (malamente, obvio ¿no?) y tras comprobar lo difícil que resulta levantar la cabeza y buscar dinero, con una imagen hecha polvo por un asedio imparable y continuado como el que está sufriendo, ha optado por lavarla recurriendo al diseñador Daniel Simon, de quien ya enseñé una muestra de su trabajo en mayo de 2009, y al que se conoce hoy por su magnífica contribución en el film Tron Legacy.

Es una simple operación de maquillaje, no quiero ni puedo negar la mayor, Simon se va a encargar sólo de los aspectos gráficos y decorativos (si diseñara el coche sería la bomba), que si bien no puede ocultar el calado de la sangría que sigue sufriendo la española (al parecer Xevi Pujolar se ha ido a Williams), encierra una interesante respuesta al escenario actual en el que nos han sumido la FOM y la FIA, donde la imagen vale más que la calidad de los componentes, ya sean estos pilotos o máquinas, y donde si hay que sobrevivir lo mejor es ir guapo por la vida, porque el resto cada vez importa menos.

En este sentido me gustaría quitarme el sombrero ante la verónica que se acaban de sacar de la manga los chicos de Carabante, antes de que vuelvan a sonar las baterías enemigas y estropeen el silencio de esta breve y dulce tregua.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que sucede en Hispania tiene muy mala pinta y la sombra de Bernardo está detrás. Si no se han bajado los pantalones espero que encuentren pronto un patrocinador de peso por que si no no llegan a Bahrein.

Jose Tellaetxe [Orroe] dijo...

Buenos días.

Anónimo ;) Esta vez soy pesimista, por eso comentaba lo del maquillaje. Y desde luego yo también espero que encuentren pronto el dinero que les hace falta porque se les está acabando el tiempo :P

Un abrazote

Jose