jueves, 20 de enero de 2011

¡Al tiempo!


De pequeño, primero en carmelitas y luego en menesianos, me metieron en la mollera que los designios de Dios son inescrutables. No lo he olvidado, ni quiero hacerlo, aunque el tiempo me haya venido a demostrar que si acaso el destino es demasiadas veces impredecible, el sumo hacedor puso una luz al final de cada túnel que diseñó para que tarde o temprano encontráramos lo que con tanto ahínco buscamos los seres humanos.

Empero, con la FIA ocurre todo lo contrario: lo que toca carece por defecto de vela, faro o señal que indique una salida, a resultas de lo cual viene a ser como lo que me enseñaron en el colegio, pero sin posibilidad alguna de albergar una puñetera esperanza, aunque igual de inescrutable.

Los adelantamientos en F1 son escasos, caros de conseguir, por eso mismo son tan bellos, pero el caso es que llevamos años buscándolos a cualquier precio sin saberse muy bien por qué. Con la renovación aerodinámica de 2008 se implantó un alerón delantero de configuración variable que, decían, iba a facilitarlos. También estuvo lo del KERS... Ni uno ni otro invento funcionaron para lo que fueron ideados, el primero porque la aparición de los dobles difusores (Brawn) convirtió sus bondades en agua de borrajas ya que no había forma de acercarse a la zaga de otro coche sin sufrir retortijones, y el segundo porque lo mismo servía para intentar adelantar que para evitar ser adelantado, lo que dejaba el asunto en tablas.

Este año que abriremos en breve anula la variabilidad del alerón anterior, mantiene la estúpida vigencia del KERS capado, tras su abandono mancomunado durante 2010, e incorpora la novedad de un alerón trasero que cambia su configuración como hacía el delantero estos dos años pasados... y se nos vuelve a vender que así habrá más adelantamientos.

Tengo mis reparos ante tan halagüeño futuro ya que suena a nuevo palo de ciego, porque para que existan cambios de posiciones tiene que haber circunstancias que lo permitan. ¡De perogrullo, oiga!

Dos coches que vayan a la misma velocidad, por ejemplo, no pueden adelantarse ni así quieran, de la misma manera que no se puede superar a un monoplaza más lento salvo en determinadas zonas de un circuito. Está también lo del segundo de separación (distancia arbitraria entre participantes a la que se permite la activación del artilugio en carrera), pero ese tiempo supone muy poco espacio a 300 km/h y un mundo a 80...

Como estamos viendo, espero, lo del alerón ajustable no parece resolver nada sobre el papel porque siguen existiendo las mismas variables que antaño. ¿Activará el cahivache un piloto a la salida de una curva por adelantar a otro cuando la necesidad de tracción es máxima? Lo dudo. ¿Apurará el espacio de frenada de su vehículo para ganar tajada a un rival, sacrificando la estabilidad del monoplaza en la entrada de un giro? También lo dudo, que ya vimos cómo le fue a Kobayashi en Barcelona con la activación errónea del F-Duct...

He leído a algunos aficionados decir que se ha dado pie a este engendro del diablo por evitar que los más lentos o los doblados entorpezcan el normal discurrir de los más rápidos, para nada más, pero para eso ya estaban las banderas azules, ¿o no?

Pero sí, estoy de acuerdo con este planteamiento porque encaja. La FIA, entre un camino fácil y uno complicado siempre elegirá el más caro e ineficiente, olvidándose de que en un adelantamiento hay dos protagonistas que no siempre están sincronizados, como ocurrió entre Kovalainen y Webber en Valencia.

En fin, que en 2011 va a haber más cambios de posiciones, lo creo firmemente, pero va a ser por causa de una cosa bien distinta al alerón variable: los neumáticos Pirelli, y eso si salen ilesos de las estimaciones FIA. Pero de esto, si os parece, hablaremos otro día; hoy prefiero que nos quedemos con que sospecho que al alerón trasero variable le quedan dos telediarios, y si no, ¡al tiempo!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Doctores tiene la Santa Iglesia...

King Crimson

Lippy dijo...

Pretender que haya mas adelantamientos con tipo de supuestos "inventos" que lo faciliten, a la vez que cada año se implantan mas circuitos donde es casi imposible hacerlo, eso si que tiene bemoles.

Anónimo dijo...

A ver si inventan Newey o Brawn la forma de adelantar volando por encima del otro coche manteniendo el subviraje, el neutroviraje, el sobreviraje, el efecto suelo y la aerodinámica en perfecta sintonía.

King Crimson

csm dijo...

No puedo estar más de acuerdo ocntigo.
Me cabe una pequeñísima duda: ¿Por qué diría Alonso que el alerón trasero va a facilitar los adelantamientos? Entiendo que se referirá a estas ocasiones en que el de delante sea un HRT, o un Virgin, o no lleve KERS o...
Pero todo indica a que esta extraña solución no va a perdurar en el tiempo.
Un besote

Orroe dijo...

Buenas noches.

King Crimson ;) Y tanto que los tiene XDDDDDDD

Lippy ;) Esa es otra que se me había pasado por alto :P Gracias por recordárnoslo ;)

King Crimson ;) Al paso que vamos sólo falta que Charlie apruebe el enésimo atajo a la regla y seguro que vemos un coche volando XDDDDDD

Concha ;) ®¿Por qué diría Alonso que el alerón trasero va a facilitar los adelantamientos? XDDDDD Esta es sencilla: seguro que pensaba en Petrov XDDDDDDDDDDDDDDDDD

Un abrazote

Jose