sábado, 15 de enero de 2011

Darth Maul


Los periodos muertos entre temporadas me han producido siempre bastante hastío, porque suelen estar saturados de noticias que no llevan a nada y se olvidan en cuanto comienza a moverse todo.

Esta que nos estamos metiendo entre pecho y espalda no podía ser muy distinta, aunque en el fondo lo ha sido porque hemos perdido a un tipo de los de antes, de los que parecen no quedar, de los que como Newey han pensado siempre en cómo superar sus propios límites así anduvieran entretenidos mojando galletas en un café con leche.

Nos ha dejado el padre del seis ruedas de Tyrrell, Derek Gardner, y con él ha desaparecido otra parcela más de aquel sueño del que nos enamoramos los que calzamos más o menos cincuenta tacos —menos mal que nos queda su P34 para recordarnos lo que significa militar en un deporte que ha buscado siempre romper fronteras—.

Con este triste suceso como telón de fondo es inevitable pensar en que ya queda menos para 2012, y con la esperanza puesta en que los mayas llevaran razón al culmirar en esa fecha su calendario, no queda sino tragar de mala gana con lo que nos echen mientras esperamos a recobrar la serenidad de espíritu una vez los nuevos monoplazas comiencen a rodar dentro de unos días.

Os cuento. Entre mis promesas de Año Nuevo para los doce meses siguientes, incluí ingenuamente hacerme rico, adelgazar unos 14 kilos, crecer unos 10 centímetros, y evitar en lo posible hablar sobre F1 de aquello que no fuese estrictamente deportivo. Y el caso es que el Wrooom anda por ahí suelto y yo, esquivándolo de aquella manera.

Pero hete aquí que ha salido Felipe Massa, materializándose desde un fundido en blanco, casi níveo, para afirmar en unas declaraciones que quiere comerse el mundo… ¡Alma cándida!

Sin querer o tal vez queriendo, leyendo al paulista, me vino a la cabeza el anatema de jedis creado por George Lucas para The Phantom Menace. Darth Maul fue presentado como un tipo envuelto en brumas espesas. Con la cara pintada de rojo y negro y algunos cuernos ciñéndole la cabeza, parecía un diablo surgido de lo más oscuro de la noche más fría y profunda. Y para colmo esgrimía un sable láser de doble haz, como si con uno sencillo no fuera suficiente.

Más malo que la leche, peligroso hasta decir basta, letal como un Rocco Siffredi con dos herramientas. Así nos lo dibujaron desde la productora antes de estrenar la cinta.

Pero luego vino Paco con la rebaja y se desveló que el papelazo de Darth Maul era más breve que un cameo de Alfred Hitchcock en cualquiera de sus películas, y que su agresividad le habría permitido compartir espacio en horario infantil con Bob Esponja. Un timo, vamos.

Me dejo de pequeños desvaríos y vuelvo a mi Felipe en Madonna de Campiglio, pero sólo para preguntarme en qué demonios andaba pensando el brasileño momentos antes de abrir la boca, o si acaso había bebido.

12 comentarios:

pulguitaatodogas dijo...

Respeto a Felipe y Fernando; y dicho esto (que es lo mismo que no decir nada, pero parece que es la forma habitual de iniciar un comentario), mientras Felipe habla de luchar CONTRA su compañero, Fernando se refiere a luchar CON tu compañero ("Tenemos que ser prácticamente un mismo piloto formado por dos personas diferentes"): son dos estilos diferentes y cada cual elige el suyo. En mi caso, me quedo con el de Alonso, aunque parece que en la F1 actual es la opción minoritaria, pues aunque quedes penúltimo, si estás por delante de tu compañero es considerado como un éxito: quizás la culpa sea porque hay demasiados pilotos y demasiados pocos asientos para los que tengan el talento y la ambición suficiente como para querer ganar a todos los demás.

csm dijo...

Bueno, Felipe se merece un tirón de orejas, y no precisamente para cantarle el "happy birthday"; pero ya se lo viene ganando a pulso desde Alemania. A lo mejor Domenicalli va a tener que sacar la espada láser XDDDD.
Un besote

Orroe dijo...

Buenas tardes.

José Luis ;) Ahí está la diferencia, en lo que comentas, aunque luego queda que el que más habla de equipo suele ser Felipe... En fin...

Concha ;) No entiendo muy bien lo que pasa con Felipe. Sigo pensando que han abierto la mano por lo ocurrido en Hungría 2009, pero ha cruzado todas las líneas rojas y parece que no espabila :P

Un abrazote

Jose

Anónimo dijo...

Orroe sigo leyendo aunque participe poco. Y en esta entrada no me puedo resistir. Yo creo que a Felipe lo que más daño le hizo fue el que dentro de la escudería y con las personas del equipo, se hiciese más caso a Fernando que a él y que el asturiano haya conseguido integrarse tan pronto y tan bien. Felipe era considerado un niño de la casa (su ingeniero le llama baby) y tenía amigos personales, se creía de verdad que Fernando era un individualista y que le costaría hacerse con el equipo (recordemos las declaraciones de principio de temporada diciend que los pilotos trabajn para Ferrari, y otras diciendo que que Fernando tendría que adaptarse al modo de trabajar de Ferrari). Sin embargo a los pocos meses parecía que fernando llevaba toda la vida allí, era considerado y querido tanto como lo era Schumacher después de años, e incluso se cambió la forma de trabajar y se pasó a hacer lo aconsejado por Fernando (declaraciones de Domenicali esta semana)y eso lo descolocó. Si a eso sumamos que en pista lo dejaba casi continuamente a más de 3 décimas, ya tenemos la mala temporada de Massa

Marta

Anónimo dijo...

Y otra prueba de que Fernando se siente en Ferrari como en su casa con sus amigos es su actuación estos días. Se le ha visto no sólo relajado y feliz, sino que siendo él tímido, con personas no allegadas suele mostrarse un poco distante, y en Madona de Campiglio no fue así. Se rió, se divirtió, jugó, incluso fue el alma de la fiesta haciendo juegos de magia y pinchando discos. Es decir el comportamiento que tiene en la intimidad con sus amigos, y no el habitual con la prensa y personas desconocidas presentes.
Marta

F-1 A.L.C. dijo...

síndrome de Barrichello: su autoimagen ha quedado reducida a la última temporada. Felipe deberá transitar por años oscuros, por el purgatorio de algún equipo decadente y (!)preocupado por el medio ambiente, hasta alcanzar la serenidad que le darán los años

Tadeo dijo...

Buenas noches

Sin embargo, y sabiendo que está a años luz de Alonso, este año puede tener alguna chance si las Pirelli firman lo que prometen y los neumáticos son blandos de verdad.

Ahí Massa puede lucir como cualquier otro, y Alonso se tendrá que poner las pilas para ganarle.

Como bien decís, la maquina también cuenta.

Saludos

Noe_Izumi dijo...

Yo cogeria con pinzas las "declaraciones de Felipe". Ya se sabe que todo en esta vida depende del cristal conque se mide.

Yo lo veo mas como una defensa, como una muestra de que no se ha rendido ni se va a dejar intimidar. ¿No es eso un piloto de F1?

Alguien que se ha visto como el año pasado, entre la espada y la pared, es normal que diga que va a luchar por ganar carreras. Porque si dice lo contrario, se le echaran encima y le llamaran debil... Ah no espera, se le echaran encima de todas maneras.

Es cierto, le doy la razon a Marta: a Felipe le ha costado asumir que ya no es el niño bonito del equipo, mostrando no una actitud egoista como dicen muchos, sino HUMANA, por desgracia demasiado humana para esta F1, que en 2011 espero se vea reducida a una mera competitivdad por ganar.

Si no fuera un hombre de equipo se hubiera rebelado a las malas, se hubiera largado y no le hubieran renovado, eso lo tengo clarisimo. ¿Que mejor que quedar como la victima? Pero no lo ha hecho. Por algo sera.

No ha empezado el año, no hemos visto que pasa con todos esos cambios, y ya se esta dejando claro que se va a repetir el 2010 y que no tiene nada que hacer: con todos mis respetos, me parece injusto.

Por eso espero que en este 2011 que viene, este preparado, tranquilo, los celos, las secuelas, todo convertido en fuerzas... y calle muchas bocas.

Noe_Izumi dijo...

perdón, "mire", no "mide"
Tiendo a que me tiemblen las manos cuando opino, es una neurosis XD

Orroe dijo...

Buenas noches.

Marta ;) Me quedo con lo del descoloque de Felipe, pero sinceramente este año me ha defraudado mucho porque esperaba más de él :P

Luis ;) Me gustaría que ambos nos equivocáramos, pero no tengo argumentos para esgrimir otra opción. Felipe llegó a lo más alto en 2008 y la mala fortuna se le cruzó en 2009, el resto, o sea, 2010, ha sido un año para borrar que no augura nada mejor ;P

Tadeo ;) Siempre he dudado de que lo de los neumáticos fuese una simple excusa. Las diferencias entre el español y él siempre han sido demasiado grandes y hay algo que no encaja. Corrió bien en 2006, 2007 y 2008... Los Bridgestone comenzaron a ser torpes a partir de 2009... No, no veo que sea posible que no se haya ajustado a las gomas :P

Noe Izumi ;) Yo las he sacado punta, desde luego, pero mi Felipe siempre ha sido muy dado a exteriorizar estados de euforia que luego no se han correspondido con su labor sobre la pista, y como he dicho más arriba, me gustaría equivocarme, aunque sigo pensando que el accidente de Hungría le ha cambiado :P

Un abrazote

Jose

Noe_Izumi dijo...

Lo que está claro es que él es así, y hay que quererlo como es xDDD

Y por desgracia yo yambien creo que tras el accidente no está todo igualpor mucho que diga que si...
Pero bueno, todo en esta vida se supera... Y haber vuelto de eso ya de por si es todo un milagro.

Veremos que pasa en 2011...

Un beso enorme :)

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Buenos días.

Noe Izumi ;) A ver si los Pirelli le ayudan a reencontrarse. sería un hermosa noticia ;)

Un besote

Jose