lunes, 15 de junio de 2009

Luz propia


El dominio aparentemente absoluto de Jenson Button y su BGP001 en este inicio de temporada ha suscitado un silencioso debate sobre la importancia real que tiene cada cual en una escudería, atrayendo la luz de los focos sobre la figura de Michael Schumacher, ya que ambos, el británico y él, comparten la figura de Ross Brawn como responsable de sus respectivos vehículos.

He mencionado más arriba que el debate es silencioso porque muy pocos se han atrevido a dar el paso de cuestionar abiertamente los logros del alemán. De entre ellos, Enrique Scalabroni lo ha hecho sin asomo de sombras desde su faldoncillo en el interior del número 7 de la revista Grand Prix Actual, con bastante respeto y acierto, a mi modo de ver, pues una vez abierta la interrogante, sitúa al ingeniero como posible piedra Rosetta que desentraña el enigma jeroglífico ejerciendo de estratega.

Es posible, sí, que Ross sea la clave que desvela el ardid por el que Michael y Jenson se pueden parecer tanto, aunque no lo creo porque la distancia entre uno y otro se me antoja demasiado gigantesca como para establecer un paralelismo, pero como digo, podría ser que lo fuera porque a todas luces resulta incuestionable que el mal ejercicio de las funciones competenciales de cada uno de los hombres que integran un equipo, puede originar daños irreparables: desde un sencillo mecánico que pone mal una tuerca hasta un ingeniero de pista que yerra en la estrategia adecuada, pasando por los pilotos en sus funciones o los diseñadores en las suyas, todos y cada uno de los elementos humanos de una escudería pueden ejercer una impronta funesta en el desarrollo de las carreras y aún de la temporada…

Obviamente, todo en la F1 va al límite, y por tanto, las pequeñas variables adquieren una importancia desmesurada, sin embargo, admitiendo que el escenario es extremadamente sensible, cabe ir un poco más allá de donde llega Scalabroni tomándolo como estribo, ya que el modelo de estrategia vigente ha condicionado en extremo la evolución de los campeonatos a partir de principios de esta década. No es que sea contrario a que la estrategia, como tal, tenga reservado un papel importante en el desarrollo de las pruebas, pero me parece que el actual es excesivo porque no atiende a cubrir aspectos deportivos sino a resolver la cuadratura del cículo del espectáculo. Y es que echo de menos las carreras a la vieja usanza, con los tanques llenos, con gomas para una sentada, donde la entrada a boxes suponía una penalización que daba pleno sentido a la palabra garajes, porque se entraba en ellos para arreglar un desperfecto o para subsaran un problema que no podía ser paliado por el piloto en la pista.

Si como parece, para el año que viene se prevé aplicar algunas modificaciones, soy de la opinión de que ganarán el espectáculo y el deporte porque permitirán ver realmente lo que da de sí cada piloto o cada máquina, y al respecto, no me cabe la menor duda de que un Jenson Button o un Fernando Alonso brillarían con luz propia, como creo que lo haría Michael Schumacher si volviera a coger un volante.

9 comentarios:

csm dijo...

Joseeee ! :)
La verdad que tendría mucha más emoción un GP con los tanques a tope y sin paradas de estrategia en los repostajes. ¡Ojalá!
Respecto a Button y al Kaíser, por lo poco que sé, Schumacher curró muchísimo en la Scudería, mantenían reuniones con Todt, Brawn y los mecánicos hasta altas horas, trabajaban y estudiaban hasta el más mínimo detalle, de Button conozco más su faceta de traje smoking por las calles de Mónaco, y sus "juergas" con Coulthard. Dos caracteres distintos que, a manos de Ross, y con un buen coche, dan siempre resultado,XDD.

Concha

Mai dijo...

A mi se me haría raro no verles parar a repostar, pero a todo se acostumbra una.

Por otra parte Ross tiene mucha culpa de que enlacen tantas victorias seguidas con sus estrategias particulares.

Saludos!!!

alfonso de dijo...

Estoy de acuerdo, pero siempre apoyado en una reducción aerodinamica. En principio se pensaba en favorecer el espectaculo con los repostajes y cambios de ruedas, pero al final, como tú dices todo ha quedado en estrategia de paradas.
Hay que encontrar la manera de que no haga falta uns diferencia tan grande de tiempos por vuelta para que un coche adelante a otro, "por lo civil o por lo criminal!!!" jejeejeeje

Jors dijo...

Sobre el artículo de Scalabroni, en esta ocasión, no puedo decir que lo comparta al 100%, básicamente porque Schumacher, en Bennetton y con un monoplaza en principio, inferior, ya demostró tener mucha calidaz. Cosa que Button no ha conseguido dejar claro hasta que se ha topado con un coche fuera de serie y un estratega que da miedo.

Creo que no son pilotos al mismo nivel. Schumacher batiría a Button sin problemas. Button lo está haciendo muy bien porque la verdad que no comete errores y pilota con mucha clase. Pero es que el coche...

Por ejemplo, el año pasado con un coche mediocre, no obtenía mejores resultados que su compañero de equipo.

No sé, no me enrollo más, a mi modo de ver no son comparables.

Un saludo.

Anónimo dijo...

El Kaiser tampoco lo hizo mejor en 2002 que le tuvieron que parar a Barrichello. Totalmente de acuerdo en que las estrategias a paradas solo benefician a tipos como Hamilton.
Salud2

Alvaro dijo...

Brawn es mucho Brawn. No quiero decir directamente que Jenson es un petardo pero se me ocurren ahora mismo diez pilotos mejores (o mucho mejores) que él. La prolongación de este asunto a Chumi pues es curioso. ¿Que hizo en Ferrari cuando R.B.se fué de vacaciones? Pues muchas cosas buenas, que Jenson no haría ni en sueños, pero no ganó. Bueno, no creo que de esto se pueda deducir que Michael sea un piloto del monton, ni mucho menos, porque fue de los mejores, sino que deducimos lo mismo de antes: R.B. es mucho R.B.
¿Que hubiera pasado con R.B y F.A. en el mismo equipo? Inquietante.

pro_magicalonso dijo...

A mi lo de que no haya repostaje la verdad que no me gusta mucho, me gusta como está ahora y las estrategias de los distintos equipos, ahora todos irán iguales y no se, pero bueno me acostumbraré. Saludos

MAND dijo...

Pues yo soy, como pro_magicalonso, de los que creen que una carrera sin repostajes perdería muchísimo, ya que no habría más emoción que la de la lucha por la pole y luego la espera de un fallo mecánico el domingo. No sé, quizás el pilotaje pasase a ser importante, pero si un coche va como el Brawn esta temporada, jamás podrás tener una opción. De cara al espectáculo se me antoja perjudicial, pero ya veremos cómo funciona la cosa. Saludos.

Aficionando dijo...

Ya lo dije en una ocasión: el coche es, al menos, el 80%. El resto lo pone el piloto.
A iguales condiciones Button lleva ganadas cinco carreras y media y Barrichello, ninguna.
¿Si en vez de Barrichello fuera Alonso el que está en Brawn con Button? Alonso llevaría ganadas cinco carreras y media como mínimo y Button, probablemente, ninguna.

A mi juicio, también lo dije, Button no estaría entre los 8 mejores pilotos del mundial si todos corrieran con el mismo coche. Antes irían
Alonso
Hamilton
Massa
Raikkonen
Kubika
Vettel
Trulli
Glock
De la Rosa...