jueves, 18 de junio de 2009

G.P. de Gran Bretaña [Silverstone]


El circuito de Silverstone mide actualmente 5.141 metros de longitud. Existen dos variantes más cortas de 3.619 y 2.638 metros, que usan los campeonatos británicos de Fórmula 3, turismos, gran turismos y superbikes. Es un autódromo situado en Silverstone, Inglaterra, en el que se disputa el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1. El primer Gran Premio del Campeonato del Mundo de F1 se corrió allí (1950), en un aeródromo inactivo desde la Segunda Guerra Mundial. Las tres pistas de despegue, trazadas en el clásico formato triangular de la época, aún pueden apreciarse en su interior.

El Gran Premio de Gran Bretaña se alternó entre los circuitos de Silverstone, Aintree y Brands Hatch entre 1955 y 1986, pero se realiza permanentemente en Silverstone desde 1987, aunque este año supone su desaparición del calendario a favor de Donington Park.

El Gran Premio de Gran Bretaña de Motociclismo del Campeonato Mundial de la categoría se corrió allí entre 1977 y 1986. Los 1.000 Km. de Silverstone es una carrera tradicional de sport prototipos, que perteneció al Campeonato Mundial de Resistencia durante las décadas de 1970 y 1980 del siglo pasado, y a la Le Mans Series en la década de 2000. El «Trofeo Internacional del BRDC» fue un prueba no puntuable de la F1 desde 1949 hasta 1978, y luego se usó para designar la carrera en Silverstone de la F2 y la F3000. Al ser uno de los principales circuitos del país, también ha recibido los campeonatos mundiales de turismos, motociclismo de resistencia y superbikes, así como la GP2 Series, el Campeonato FIA GT y la World Series by Renault.

Es famoso por tratarse de un trazado de alta velocidad, especialmente en su primera parte, que incluye una de las secuencias de curvas más atractivas del mundo. Las altas velocidades que se alcanzan convierten a esta pista en una prueba muy exigente para los neumáticos y motores, ya que los pilotos no tocan los frenos en ningún momento durante el primer tramo, acometiendo un lento complejo al final de vuelta. Por si fuera poco, los coches deben superar también un asfalto bacheado y caprichoso, además de las rachas de viento que siempre afectan a este antiguo aeródromo.

Aerodinámica
Los niveles de apoyo aerodinámico en Silverstone son medio-altos para obtener la suficiente adherencia en las curvas rápidas de la primera mitad de la vuelta. Eso no supone un handicap en las rectas, que no son especialmente largas y por tanto ofrecen frenadas más bien cortas, lo que complica en exceso los adelantamientos. La ausencia de fuertes frenadas también permitirá al equipo utilizar conductos de refrigeración de frenos más pequeños, lo que ayuda a optimizar el rendimiento aerodinámico.

El sector más rápido de la vuelta es la secuencia de Maggots y Becketts (curvas 2 a 5), tal y como explica Fernando Alonso: «El paso por Maggots y Becketts es realmente exigente y una parte muy atractiva de la vuelta. Las velocidades son altas, especialmente a la entrada, y es básico disponer de un coche con una buena respuesta en los cambios de dirección. No tocamos los frenos en ningún momento en esa zona y simplemente se trata de ir levantando un poco el pie del acelerador para mantener la trazada. Estas altas velocidades también provocan que ésta sea una parte muy física del circuito, donde llegamos a experimentar fuerzas de hasta 4G.»

Al tratarse de un antiguo aeropuerto, Silverstone está inevitablemente expuesto al viento y eso puede tener un gran efecto en el rendimiento del coche. Las rachas de viento alteran el equilibrio aerodinámico de los monoplazas y provoca que su comportamiento sea impredecible, sobre todo en las curvas de alta velocidad. El piloto debe ser capaz de avanzarse a la dirección y la fuerza del viento, y ajustar su pilotaje de acuerdo con ello.

Chasis
La altura del coche es un elemento importante en Silverstone, donde mantener un rendimiento aerodinámico consistente es crítico para ser competitivo en las curvas rápidas. Como hemos comentado, la pista está bastante bacheada, sobre todo en la frenada de la curva 8, donde las irregularidades del asfalto pueden desequilibrar los vehículos. Los pilotos también acostumbran a subirse a los bordillos en la salida de las curvas rápidas para poder coger la mejor trazada, lo que puede originar la sensación de que el circuito parezca más bacheado de lo que realmente es.

El equilibrio mecánico se asienta en la parte delantera, con el tren anterior más rígido y el posterior más blando. La rigidez delantera le permite al coche tener un buen cambio de dirección en las curvas rápidas y lentas, mientras que una parte posterior más blanda le ofrece una mejor adherencia en tracción, sobre todo saliendo de las curvas 9, 11 y 16.

Neumáticos
Las numerosas curvas rápidas del circuito convierten a Silverstone en un trazado ciertamente exigente para los neumáticos, y eso hace de Silverstone, junto con Spa y Barcelona, uno de los trazados más duros de la temporada. Bridgestone ha elegido los compuestos blando y duro de su gama de neumáticos 2009 para poder superar todos estos desafíos.

Consumo
El consumo de combustible en Silverstone es alto, como también lo es la penalización en tiempo por rodar con una carga extra de gasolina. Eso implica que se trata de un circuito donde no se verán excesivas variaciones en cuanto a la estrategia habitual, como lo podrían ser dos vueltas extra de combustible, que podrían llegar a costar hasta dos décimas de segundo por giro. Así pues, esperamos que los equipos opten por la habitual estrategia de dos paradas en boxes, con una carga de gasolina algo más ligera en el caso de los pilotos de cabeza, para así poder asegurarse una buena posición en parrilla. Dado que los adelantamientos son casi imposibles en este circuito, la posición en la salida será muy importante.

Motor
El porcentaje de la vuelta que se completa con el acelerador pisado a fondo es de un 66%. A pesar de la reducción de la aerodinámica este año, el tanto por ciento de tiempo que se recorre a fondo es similar al del año pasado debido a la mayor adherencia que ofrecen los neumáticos lisos en Bridgestone. La prioridad es asegurarse de que el motor responda bien a altas revoluciones, ya que los pilotos trazan las curvas rápidas, como es el caso de la de Stowe (curva 7) con el acelerador pisado a fondo o casi.

Breve historia
El primer GP de Gran Bretaña se celebró en Silverstone en 1948 y estaba previsto que se hiciera una única vez, ya que la pista era originalmente un aeropuerto. Giuseppe Farina ganó la primera prueba del Campeonato del Mundo en 1950 para Alfa Romeo.
En 1973 ,Jody Scheckter hizo un trompo en Woodcote, la curva a la derecha que lleva a la recta de boxes, causando un accidente múltiple. Debido a esta circunstancia, la pista alteró su diseño por primera vez en 25 años, incorponado una chicane en Woodcote para la carrera de 1975. En este circuito Clay Regazzoni daría a Williams su primera victoria en 1979.

En 1987, un complejo en Woodcote sustituyó a la chicane, y ese año Nigel Mansell derrotaba a su compañero Nelson Piquet (ambos en Williams) en una de las mejores carreras que se han visto en Silverstone. La pista volvió a modificarse en 1991, seguida de otra transformación importante en 1994, año en que Damon Hill consiguió la victoria, mientras Johnny Herbert ganaba para Benetton un año después. Jacques Villeneuve consiguió la victoria en 1996 y 1997 y Michael Schumacher ganó en circunstancias controvertidas en 1998, al lograr la victoria para el equipo Ferrari en el pit lane.

En 1999, el alemán sufrió un grave accidente en la primera curva que le impidió participar en los siete grandes premios posteriores al haberse roto la pierna. Schumacher volvía un año después (2000), pero no ganaba, el piloto de McLaren David Coulthard se llevaba ese honor por delante de su compañero Mika Hakkinen; pero Schumacher subía al podio, en el tercer escalón.

Amenazada con ser eliminada del calendario de F1 debido al constante caos de tráfico, la carrera de 2001 fue ganada por Mika Hakkinen, pero Michael Schumacher volvía a lo más alto del cajón en 2002.

El Ferrari de Rubens Barrichello consiguió la victoria en el GP de Gran Bretaña 2003, en una carrera que se vio empañada por el caos producido por un manifestante, vestido con la típica falda escocesa, que se lanzó a la pista con los coches a 200 km/h.

Kimi Raikkonen se hizo con brillantez con la pole position del GP de Gran Bretaña 2004, pero después en carrera, el finlandés volvía a ceder ante el empuje de Michael Schumacher y su Ferrari. Kimi, que demostraba de esta forma el potencial del recién estrenado MP4/19B, concluía en segunda posición sólo dos segundos por detrás de Schumacher y aventajando en uno a Barrichello.

Raikkonen fue de nuevo el gran protagonista de la carrera en 2005, ya que tras tomar la salida desde la décimo segunda posición de la parrilla, terminaba tercero justo por detrás de su rival en la lucha por el título, Fernando Alonso. La victoria fue para el compañero de Kimi en McLaren, el colombiano Juan Pablo Montoya.

En 2006 llegó la primera victoria en Silverstone para Renault, como constructor desde el año 1983. Fernando Alonso dominó la carrera con claridad, consiguiendo la pole y logrando un cómodo triunfo sobre Schumacher y Raikkonen.

En 2007, Lewis Hamilton era el centro de atención en su primer GP de Gran Bretaña, sobre todo después de conseguir la pole con su McLaren-Mercedes. El piloto británico lideró la prueba en los primeros compases, pero se vio superado rápidamente por su compañero Fernando Alonso y por Kimi Raikkonen con su Ferrari. Lewis terminaría en tercer lugar mientras Kimi conseguía superar a Alonso en la segunda parada, llevándose la victoria. Aquel mismo año, Felipe Massa protagonizaba una espectacular remontada tras salir desde la última posición después de pararse su coche en la parrilla, terminando en 5º lugar, a menos de un segundo detrás del BMW-Sauber de Robert Kubica.

Hamilton ganó el accidentado GP de Gran Bretaña de 2008 bajo la lluvia después de dominar la carrera en condiciones muy difíciles. Nick Heidfeld también realizó una magnífica actuación y terminó segundo, mientras Rubens Barrichello aprovechó al máximo la oportunidad y consiguió una memorable tercera posición para Honda. La carrera también se recuerda por la impresionante actuación de Mark Webber en la calificación, pero un trompo en la primera vuelta al entrar en Hanger Straight hizo que su Red Bull quedara mirando en dirección contraria mientras el resto de los coches lo superaban. Webber tuvo suerte de no tener un accidente grave.

Como hemos dicho antes, 2009 supondrá el último Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, antes de trasladarse a Donington Park.

Palmarés
Ganador 2008: Lewis Hamilton, McLaren
Ganador 2007: Kimi Raikonen, Ferrari
Ganador 2006: Fernando Alonso, Renault
Ganador 2005: J. Pablo Montoya, McLaren
Ganador 2004: Michael Schumacher, Ferrari
Ganador 2003: Rubens Barrichello, Ferrari
Ganador 2002: Michael Schumacher, Ferrari
Ganador 2001: Mika Hakkinen, McLaren
Ganador 2000: David Coulthard, McLaren

G.P. de Gran Bretaña [Datos de interés]
Vueltas: 60
Longitud: 5.141 metros
Distancia total: 308,355 Km.
Número de curvas: 17
Vuelta Rápida: 1:18.739 M. Schumacher (2004, Ferrari)
Consumo de gasolina: 2,4 Kg/Vuelta
Penalización gasolina: 3 décimas por cada 10 Kg.
Tiempo de Paso por boxes: 19 segundos (Tiempo estimado)

2 comentarios:

Heikki dijo...

Pos Driver Weight (kg)
1. Sebastian Vettel 666.5
2. Rubens Barrichello 657.5
3. Mark Webber 659.5
4. Jarno Trulli 658.0
5. Kazuki Nakajima 652.5
6. Jenson Button 657.5
7. Nico Rosberg 661.5
8. Timo Glock 660.0
9. Kimi Raikkonen 654.0
10. Fernando Alonso 654.0
11. Felipe Massa 675.0 *
12. Robert Kubica 689.5 *
13. Heikki Kovalainen 695.5 *
14. Nelson Piquet 682.5 *
15. Nick Heidfeld 665.5 *
16. Giancarlo Fisichella 668.0 *
17. Sebastien Bourdais 687.5 *
18. Adrian Sutil 692.0 *
19. Lewis Hamilton 666.0 *
20. Sebastien Buemi 672.5 *

* declared weight

Orroe dijo...

Gracias, Heikki ;) Ando un poco más liberado y en un par de días actualizo el tinglado.

Un abrazote

Jose