martes, 9 de junio de 2009

HAL-9000


No deja de tener gracia que la escudería que había hecho de la aplicación tecnológica sustitutiva su estandarte más señero, ande naufragando por falta de mano de obra cualificada, y la reflexión me ha llevado a echar la vista atrás, hacia un lejano 1968 en el que la Discovery surcaba el universo buscando respuestas de la mano de una supercomputadora que respondía al nombre de HAL-9000.

Para los que no lo sepáis (sospecho que seréis muy pocos), Clarke y Kubrick, guionista y director de «2001, Odisea en el espacio», eligieron la secuencia HAL para denominar al personaje principal de la que sin duda es la película de Ci-Fi por antonomasia, por ser éstas las letras anteriores a IBM en el abecedario. Con ello se pretendía reafirmar la potencia del aparato, sustantivando que había llegado antes y que seguramente llegaría más lejos…

Ha llovido mucho desde entonces y la ficción ha seguido trabajando en el asunto con bastante ahinco. Llegó «Alien, el octavo pasajero», y nos hizo comprender que madre sólo hay una, y que siempre es mejor la que nos amamantó o nos cubrió de cariño cuando éramos pequeños; y después «Terminator», que nos puso los pelos como escarpias antes de convertirse en gobernador republicano por el Estado de California (lo que son las cosas); y más tarde, o incluso antes, otras que os ahorro, pero el mensaje parece seguir permaneciendo inalterable para nuestro espanto.

No me enrollo, las máquinas son un engendro del diablo, incluso mi Mac me produce algún que otro quebradero de cabeza. Dependemos de ellas para casi todo, y cuando no funcionan correctamente nos sentimos en extremo solos…

A McLaren le ha pasado. Tanto fardar de simulador, tanto alardear de solvencia virtual, ha llegado Paco con la rebaja y ha parido un huevo huero lleno de unos y ceros. El MP4/24 es un mal trasto, ineficiente, incapaz de ayudar a defender los laureles ganados por Lewis Hamilton I el año pasado, quien para su sonrojo se las ha tenido que ver con Nelson Piquet y su ornitorrinco disputando una miserable plaza en la trastienda turca. ¿Quién te ha visto y quién te ve?

Lo de HAL-9000 fue un ardid creativo, una licencia sin mayor calado, una nadería, aunque con el tiempo ha venido a significarse como un aviso certero de que la glorificación de la tecnología conlleva sus riesgos, porque en la realidad, como en la cinta, hay momentos en que se hace imprescindible desconectar el ordenador y dejar trabajar al ser humano por el bien de este último. Desconozco si el simulador de Wocking es un HAL-10000 u 8500, pero de lo que sí estoy seguro, como muchos, es de que por este año ha tocado techo y que por tanto ya va siendo hora de que alguien lo apague, porque de no hacerlo seguirá produciendo monstruos; y de paso, el que sea, que aproveche para darle al interruptor que ponga en off a todos esos imbéciles que sobrevalorando la capacidad de la tecnología decidieron reducir gastos eliminando de un plumazo el kilometraje necesario para la puesta a punto de los vehículos, o para la solución de sus inevitables problemas, o para asegurar sus correctas evoluciones, porque a la vista está que los simuladores no dan para tanto.

11 comentarios:

Jors dijo...

Pues resulta sorprendente que tanta tecnología no pueda predecir el resultado final en pista, a mí al menos no deja de sorprenderme.

Si el simulador de McLaren no atina con las evoluciones el de Renault le va a la zaga, porque resulta lamentable a día de hoy el Ladrillo Amarillo, o como dirías tú, el ornitorrinco.

En fin, veremos si finalmente los equipos están por la labor de seguir trabajando en los monoplazas de 2009 o piensan ya en el 2010.

Un saludo.

Jors dijo...

Ah, por cierto, el HD de mi MacBook se llama modelo sí y modelo también Skynet ;-) No hay que olvidar nunca que tanta tecnología se puede volver contra el ser humano.

csm dijo...

Hola Jose ;P, ¡Peliculón!
Es precioso cómo nos cuentas siempre cosas tan específicas de forma tan "literaria".
(...)
Entonces abre las puertas del hangar, HAL.

- Lo siento, Dave (léase Lewis) . Temo hacerlo. Se que tu y Frank (léase Papá Anthony) quieren desconectarme. (...)

¿ y ahora qué? XDDD.

Al parecer algo similar le ha ocurrido a Renault en Turquía con el alerón delantero que llevaban, en simulación les daba una ligera ventaja que en pista no era tal.
Es un error prescindir de uno u otro recurso, la técnica y la práctica humana son complementarias, sobre todo, y ésta es la madre del cordero, en un año en que hay una revolución de diseños y restricciones aerodinámicas, con la introducción del KERS, la variación de las distribuciones de pesos y los slicks. Demasiado para no tener posibilidad de probar físicamente, en pista y con el agravante de que no hay precedentes en los que basarse y de los que poder partir para evolucionar.
Tienes toda la razón, Jose.
Otra muestra más de que la FIA regula sin pies ni cabeza, por su cuenta y sin medir las repercusiones.
Me ha encantado este artículo.
Un beso
Concha

Tadeo dijo...

Buenas noches

Creo que somos bastantes aqui los que hemos estudiado o trabajado con tecnología y no puedo mas que darte la razón. Por el momento, y esperemos que por siempre, los ordenadores hacen las cosas más rapido que nosotros y sin errores de aplicación, con mas precisión en algunos casos (siempre que la parte mecanica sea del mismo nivel que la electronica). Pero por muchos sistemas expertos que usemos, el don que tienen algunas personas no lo tienen ni lo tendrá nunca un ordenador.

Ese don es la diferencia entre el ingeniero normal y el genio Ross, ese don es el que tenia un deportista como Senna, Shumacher, el Nano, etc y un piloto como Barrichello, trabajador como él solo pero sin el don.

McLaren se ha quedado sin don, sin ese plus que da esa persona, ese concepto, ese aspecto que a veces parece colateral, pero con el tiempo se muestra central y principal.

¿Y porque será que no lo siento?

MAND dijo...

Quizás sea pronto para decirlo, y a lo mejor viene bien esperar un año o dos para que al comentarlo haga más daño, pero no hace falta ser un entendido en informática, tecnología o mecánica para darse cuenta de que el MP4-23 fue un sucedáneo del MP4-22 que un bicampeón del mundo logró poner en lo más alto, aunque pasase luego lo que pasó. Ahora se ve a la legua que, dejando a un lado la ya terminada guerra de los difusores, el MP4-24 no es más que un aborto de sus predecesores, que no ha sabido evolucionar el tiempo necesario para llegar a tener un parto normal, como lo tuvo su compañero, el F60. Así, y sin que haga falta visionar el r27, creo que hay tecnologías que no entienden de chips, y esas tecnologías mal cuidadas te pueden dejar sólo, como cuando tu mac te deja tirado.
Un saludo.

Mai dijo...

Yo no me fio de la tecnologia, y menos desde que mi portatil se ha muerto asi sin avisar y n solo 5 meses de vida.

Si s q no podemos dejar todo dependiendo de máquinas. A mi la verdad es que no me da pena ninguna ver a hamilton con un coche mediocre, haber si asi se le bajan los humos de una vez.

Saludos!!!

PiratF1 dijo...

¿Qué te voy a contar, Jose?

Las máquinas a veces tienen fantasmas, meigas, duendecillos traviesos o lo que le quieras llamar y hay problemas que ni los diseñadores ni los que les metemos mano sabemos por qué ocurren. Las simulaciones valen de poco cuando no tiene todos los valores o les faltan funciones para meter en la simulación y es que, no sabemos nada ;)

Saludos desde la orilla del Meno

winarthez dijo...

Yo desde que jugaba al Revolt, (juego de coches radiocontrol) y vi como la primera vez que iba a ganar la carrera final (bastante difícil de ganar) y acabarme el juego, se colgó el PC en modo pantalla azul por primera y única vez, entendí que Skynet ya está aquí, y el Pentium no quiere que ganes. Decía un profesor mío que los ordenadores son simplemente, tontos muy rápidos, y tiene toda la razón del mundo. Si el simulador está mal programado, va a simular mal por muchos millones de cálculos por nanosegundo que haga.

PD. Creo que eres la primera persona o ser vivo que conozco que tiene un Mac y admite que a veces funciona mal XD

R74 dijo...

Una máquina tan avanzada no pierde su utilidad de un año para otro. Seguramente no han tenido tiempo o no han sabido calibrarla convenientemente. Si los datos introducidos son incorrectos o insuficientes la máquina simulara a la perfección, pero con resultados erróneos.

HAL 9000 no se volvió loco, seguramente lo programaron mal.

Así que Jose, esta conversación ya no tiene ningún objeto. Adiós... ;)

PiratF1 dijo...

Joerrrrr, Jose,

¡Qué razón tenías con el tio Bernie!

http://www.as.com/motor/articulo/ecclestone-llevara-tribunales-quienes-creen/dasmot/20090610dasdasmot_9/Tes

¿O es miedo a perder la "panoja"?


Me encantaría pensar lo segundo pero me temo que llevas toda la razón del mundo, los tiene descolocados y desgañitados por el gasto de este año. Madame Maxime los ha picado, los ha toreado y ahora viene el tío Bernie para entrar a matar.

Un crack, Maestro, eres un crack.

Saludos desde la orilla del Meno

Eratostenes dijo...

Siempre han habido fantasmas en las máquinas. Fracciones de código, que se han agrupado para formar protocolos imprevistos ... Ya lo decía Asimov .. No es que sea un fiel seguidor de Asimov, que a mi entender es criticable, aunque tengo que reconocer que tiene sus momentos ... Pero esta cita viene como anillo al dedo al análisis tan elegante que nos has hecho esta vez, Jose.

Perdona por no intervenir de tanto en tanto. Sigo tu blog (he añadido un enlace en mi futuro blog al tuyo ...) periódicamente como un MAS ... Simplemente, ando muy liado de trabajo, pero esta vez no he podido evitarlo.

Como siempre, chapó Maestro.

Buenas noches,

Felipe.