jueves, 16 de mayo de 2013

Más allá de las rompientes


Las vibraciones que ofrece McLaren son cada vez más inquietantes, o a mí me lo parece. Sea por la intervención de Pirelli o sencillamente porque el MP4/28 ha nacido malparío, el asunto con la de Woking pinta cuando menos raro de narices porque para estas alturas, no se debería sentir tanto la ausencia de Lewis Hamilton. Y es que de Stevenage, aunque las cosas no pintaran mejor que ahora en algunos momentos de la historia reciente de la plateada, tenía su puntito de gallo alocado que quitaba todos los malos sabores de la boca, y aquí Jenson sigue sin poder o saber dar el callo.

Sergio Pérez es un recién llegado, pero el de Frome ya lleva su tiempo en Woking. Ha estado a las duras y a las maduras desde que aterrizara en la segunda escudería con más tradición del campeonato, allá como en 2010. En su costal hay etapas negras, muy negras, como aquel 2008 que pasó en Honda, y otras llenas de mieles aunque no cuajara el asunto (2004), y aún otras deslumbrantes y repletas de alegrías, tal que el mundial que ganó con Brawn GP en 2009.

Quiero decir con todo esto que Jenson, a pesar de estar quién sabe si dando los últimos pasos de su carrera, teniendo el deber de tirar del equipo porque sabe lo que se cuece en una escudería cuando vienen mal dadas, está resultando en extremo anodino, como deseperanzado o falto de vitalidad.

Con el rubiales es cierto que nunca se sabe, pero lo que no se puede negar es la evidencia de que el británico está acusando en exceso el nuevo concepto de monoplaza que le ha brindado su escuadra para esta sesión.

Al hilo, confieso que tamaña circunstancia me ha resultado totalmente inesperada. El MP4/28, como sabemos, clona el esquema de suspensiones que utilizó el año pasado Ferrari con su F2012. En principio, la suspensión en doble configuración pull-rod tiene su mayor aliciente en el cuidado de los compuestos y en la mejora del rendimiento aerodinámico. La de Maranello tardó lo suyo en poder aplicar sus bendiciones, es verdad, pero en el caso de McLaren da la sensación de que se está tardando demasiado, y ello pasa inexcusablemente por atribuir alguna responsabilidad a los pilotos.

En este sentido, siempre a mi modo de ver, el Checo tiene bastante de momento con profundizar en la comprensión de las diferencias existentes entre el Sauber de 2012 y el McLaren de éste, y por tanto, cinco carreras me parecen un margen todavía escaso para evaluar al mexicano como corresponde. Pero con Button, el caso es que su natural cuidado de gomas, su finura al volante, literalmente se han evaporado como por arte de magia, lo que me tiene bastante descolocado.

Por encontrar más extrañezas donde apoyar mi discurso, me animaría a decir que incluso veo a Jenson más triste en los anuncios…

Soy consciente de que es sumamente difícil para los aficionades entrever qué demonios ocurre tras las bambalinas de un equipo, pero no me negaréis que mientras McLaren parece que se resiste a darse por vencida (hoy mismo hemos conocido que se casa con Honda en 2015), o que sigue apostando por vender cara su piel, Jenson anda taciturno, malhumorado, como un marinero que mira más allá de las rompientes sabiendo que el horizonte firmará en negro su destino.

¿Y qué hay en ese horizonte tan lóbrego que sólo ve el campeón del mundo de 2009? Pues ya me gustaría saberlo, en serio.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Con lo que me gusta ver sonreír a la bella Michibata y nos dices que Jenson anda taciturno. :(

King Crimson

GRING dijo...

¿Os imaginais al Ferrari F2012 en manos de Massa, "El desarrollador" exclusivamente?".Pues eso mismo, aplicado al McLaren MP4/28 con Button.Un equipo que termina la temporada 2012 peleando por el triunfo no puede hacer un coche completamente nuevo, con cambios sustanciales, que deben desarrollar Jenson Button y Sergio Pérez. Error estratégico rotundo que tendrá como resultado tener que luchar por el 5º puesto en el mundial por equipos.

Anónimo dijo...

Al final McLaren acaba pagando todos los muchos errores de estos últimos años. Como siempre pasa, si hay mala gestión las cosas no pueden ir bien. De ser un equipo campeón a estar perdidos y sin rumbo.

King Crimson

rudyBB dijo...

Alguien sabe si peligra Whitmarsh? 2009 queda lejos.
Me caen bien Martin

Aficionando dijo...

Quien sabe si lo que McLaren ha hecho, como creo que apuntó el dueño de este blog hace tiempo, es preparar el monoplaza del año que viene conociendo a fondo las suspensiones pull road...
Desde luego, si no es así lo que han hecho es pegarse un tiro en el pie.

Txomin dijo...

McLaren lleva y ya unas temporadas con mejores coches que pilotos. Echo de menos la epoca Montoya/Kimi. En fin, se han estrellado y, si, yo tambien pienso que el principio del final empezo cuando RD decidio papearse a Alonso para esconder el robo a Ferrari.