domingo, 4 de enero de 2009

Puro veneno


No sé vosotros, pero yo, en mi próxima reencarnación, me pido ser Flavio Briatore… Y si no puede ser, me conformo con repetir encuadre pero con la cuenta corriente del italiano, que la pasta te permite andar por la vida con una soltura que ni pa qué, como la que ha demostrado al disparar sin silenciador y a bocajarro: «[…] entre Michael Schumacher y Fernando Alonso creo que Fernando comete menos errores. Cuanta más presión pones sobre él, mejor responde. Michael no era así cuando estaba bajo presión. En 2006 lo tenía todo a favor a falta de dos carreras y fue Fernando quien ganó el título.»

Y es que Flavio es un canalla, de los que saben hacer daño con una sonrisa, como quien anda haciendo un favor, y por eso mismo hay que leerlo como los buenos textos: por niveles.

¿Que sólo habla del Nano y de Schumacher? Pues hay que intuir que entre líneas va un recadito para Ferrari, porque Michael sigue siendo Ferrari, al menos la Ferrari que retienen en la retina las nuevas generaciones, la única que conocen, y de suyo se infiere que Flavio lo utiliza de forma retórica para advertir que tras la retirada del alemán, la de Maranello naufraga con dos segundones en nómina hasta finales de 2010, y que mientras tanto, él, y sólo él, tiene al mejor piloto del mundo en su escudería.

¿Que la carga dramática corre a cuenta del Kaiser? Pues hay que deducir que el de Verzuelo está lanzando un aviso a navegantes, porque a él no le hace puñetera falta andar alabando cosas minúsculas, ni ensalzando nimiedades como hacen en McLaren, ni buscando comparaciones idiotas, porque es grande y gusta compartir su virulenta grandeza a manotazos, y si delata la fragilidad del piloto más encumbrado de los últimos tiempos es para que podamos contemplarlo a él golpeándose el pecho con sordina, anunciando a los cuatro vientos que el título 2009 tiene un firme candidato en el hombre que lidera su escuadra.

¿Que las alabanzas caen del lado de nuestro compatriota? ¿Qué queréis? Flavio tiene estilo, estilazo, y apuñala con cariño, como quien no quiere la cosa.

Me dejo de florituras. Briatore no se ha vuelto loco afirmando lo que ha afirmado hace unos días a F1 Racing, ha buscado un icono y lo ha derribado de un plumazo porque nadie mejor que él para saber que es el momento de empezar a meter presión. Y como buen latino, ha salido a defender a los suyos golpeando primero y bajo, porque si Fernando jubiló al heptacampeón del mundo con un cascajo de vehículo y este año ha comenzado a hacer daño con un R28 renovado, el aviso resulta razonablemente claro.

Y es que Flavio es puro veneno, ha elegido al alemán como diana de sus dardos porque a pesar de las apariencias Michael no es intocable y sí presa fácil.

Y Schumacher no ha abierto la boca ni la abrirá, porque es el primero que sabe que sus dos primeros títulos mundiales los consiguió, precisamente, bajo el abrigo de Briatore, en Benetton (1994 y 1995), y que por tanto, sería vano intentar defenderse, porque si hay alguien que sabe de sus temores y debilidades, ése es el patrón de Renault, y con él conviene no meterse.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Veneno puro, sí señor...

Orroe dijo...

Hola, campeón, encantado de leerte ;)

Un abrazo

Jose

PiratF1 dijo...

Jose, lo que me gusta de tus escritos es que no hay fogueo, cuando tiras , tiras con bala.
De tu entrada, puedo deducir también que se le ha mandado un recadito a LHI por no incluirles como candidatos al título en una de sus últimas entrevistas, no?

Tengo muchas ganas de que empiece la fiesta y el circo de nuevo, a ver que ha hecho Renault....

Orroe dijo...

Yo juraría que sí ;)

Un abrazo

Jose

Mai dijo...

Si es que no hace falta ser briatore para darse cuenta de muchas cosas jejeje.

Orroe dijo...

Pues ahora que lo dices, Profesor... Sí, es él XDDDDDD, Lakshmi Mittal XDDDD

Un abrazo, ojo de lince ;)

Jose

Orroe dijo...

Mai ;)

No, si al final lo que me mola de él es su cuenta corriente, para qué vamos a engañarnos :P

Un besazo

Jose