domingo, 1 de febrero de 2015

Mercedes W06


Mercedes AMG es la vigente campeona del mundo y tiene en sus filas a los pilotos campeón y subcampeón de 2014. Sus coches van propulsados por la mejor unidad de potencia de toda la parrilla, la PU106A de Mercedes-Benz, marca alemana de la cual, la escudería de Brackley en Fórmula 1, es el estandarte oficial. En los instantes en que estoy escribiendo estas líneas, Nico Rosberg está dando en el andaluz trazado de Jerez, un aunténtico repaso a todos sus rivales en cuanto a kilómetros recorridos...

Quiero decir con todo esto que el equipo anglo-germano podía ni haberse molestado en evolucionar el W05 del año pasado y así y todo, seguiría siendo el más firme candidato a revalidar sus laureles en 2015. Pero lo ha hecho, y como hoy por hoy es el auténtico rey de la máxima categoría se ha permitido incluso el lujo de enseñar el W06 de tapadillo, haciendo como que no quería pero en el fondo, pretendiendo amargar los postres a la competencia, cosa que ha conseguido.

Dicho lo cual, esta es una de esas entradas facilonas que se pueden escribir a cualquier hora del día, incluso una tarde de domingo, porque como hiciera Red Bull en sus vehículos RB8 y RB9 de 2012 y 2013 respectivamente, el W06 es una inteligente secuela del W05 de la temporada anterior, en la que cabría destacar el apurado de algunas zonas, como esos pontones que ahora parecen mejor torneados y apuntan con mayor inclinación y algo más estrechos en su finalización, al vano abierto en la zaga sobre la parte superior del fondo plano, o esa nose más afilada a la que me refería el otro día cuando hablaba del coche de Enstone [Lotus E23].


El calor del interior del vehículo sigue saliendo atrasado pero demasiado voluminoso para mi gusto aunque debo reconocer que el esquema en 2014 funcionó de maravillas, razón por la cual solo me atrevo a decir que a lo peor la insistencia acaba originando algún que otro quebradero de cabeza con el tratamiento de unas ruedas que esta vez se prometen más delicadas.

En líneas generales, el W06 parece bien organizado alrededor de esa idea de aprovechar hasta las últimas consecuencias los flujos bajos y laterales bajos que rodean el monoplaza en su zona central, para que desprovisto del prohibido FRIC, el suelo del coche se mantenga en su posición óptima y el difusor goce de un caudal generoso de aire.

No puedo decir que me encante estéticamente ni negar que sigue pareciéndome pelín poco afinado en cuanto a diseño, pero la eficiencia también tiene su puntito de belleza así que sí, podemos decir que el W06 es tremendamente bello.

Os leo.

2 comentarios:

GRING dijo...

Este aparato es un MONSTRUO.
"Para un monstruo lo monstruoso es lo ordinario, ya que cada uno se considera a sí mismo normal. Para quien lleva un monstruo dentro de sí, ello debe de ser aún más tenebroso, ya que carece de signos visibles que le permitan establecer comparaciones con los demás. El que ha nacido desalmado considerará ridículo a cualquier ser atento al dictado de su conciencia. Para un delincuente, la honradez es de tontos. No debemos olvidar que un monstruo sólo es una variante y que, según su parecer, lo monstruoso es normal."

John Steinbeck

Pelayo Blanco dijo...

Coincido plenamente caballero!!. Aunque estéticamente no sea una maravilla, su eficacia hace que lo llegue a ver como algo hermoso. Cierto es que la unidad de potencia es escandalosamente superior al resto, pero como muy bien has dicho varias veces, la eficacia de la aero no existiría sin una parte mecánica que funcione de forma óptima, por lo que al final ese motoraco hace que la bestia se constituya en bestia y no amague, como pasara con Ferraris y Renaults.
Un abrazo al anfitrión y los invitados y seguiremos espectantes esta precuela de la temporada 2015!! 😉😉👋👋