viernes, 24 de enero de 2014

Otro que no cobra


No me lo toméis demasiado en serio. De momento no hay ninguna noticia al respecto de las posibles telarañas en la caja de caudales de Lotus, salvo que Éric Boullier se marcha, dicen que con dirección a McLaren, y Gerard Lopez se encargará a partir de ahora de su puesto. Pero visto lo visto que ha sucedido con Kimi y con Davide, y la salida de Allison y el retraso en sacar el E22, y... Haceros cargo, algo sucede en Enstone y como esto siga así, aquí no se salva ni el tato.

El caso es que había llegado Pastor con la tela, pero como insinuábamos el otro día, ésta parece que sólo ha servido para tapar agujeros.

Ya digo que el título de esta entrada es algo apresurado, pero me temo que tras muchos años de seguir la Fórmula 1 puedo tirarme a la piscina sin miedo a partirme la crisma, vamos que hay agua. No sé si mucha o poca, ya me gustaría saberlo, pero por concretar la cosa, os diré que cuando hay desbandada en una escudería suele ser porque los problemas resultan insoportables y el futuro pinta negro zahíno.

Y el caso es que Lotus lleva un derrotero bastante extraño. No se trata de una escudería de las de abajo, sino una bien diferente que durante 2013 ha sabido sacar la cabeza y plantar cara por momentos, a la mismísima Red Bull. Cuando lo de los cambios de compuestos, allá por junio, sufrió un considerable desinfle que auguraba lo peor, pero fue llegar a Spa y como Lázaro, se puso de nuevo en pie para concretar una temporada de notable alto que sólo se vio empañada por la descorazonadora renuncia de Iceman.

Sea como fuere y como veníamos diciendo, Éric Boullier se marcha de la que ha sido su casa desde que tomara el relevo a Briatore en Renault. El francés no me cae bien, ni siquiera simpático, pero tengo que reconocerle que al igual que Flavio él también es un domador de hienas, capaz de sobreponerse a cualquier coyuntura y de llevar su equipo a cuestas así caigan chuzos de punta. Concretando, que es de esos tipos a los que les importa un carajo cargarse a cualquiera con tal de obtener resultados.

Y aquí es donde sopeso la posibilidad de que tampoco haya cobrado. La trinchera es un lugar inhóspito y húmedo, pero si el rancho y la soldada llegan puntuales a su cita incluso es posible seguir en ella por muchas bombas que caigan alrededor. Pero si esto falla, a lo de la comida y el dinero me refiero, se puede porfiar un trecho en la indigencia más absoluta pero jamás, apostar a vivir en ella como si no hubiese sucedido nada.

Hay tema, lo huelo en el aire. Se veía venir (yo no lo vi, desde luego) que Ron Dennis necesitaba un recambio para Martin y ha pillado a uno de los mejores jefes de escuadra y seguramente sin tener que negociar demasiado. Boullier podría ser ese hombre, rematadamente bueno, con ideas claras, apenas mochila y no demasiado exigente con el montante del pecunio, como le gustan al boss de McLaren.

Os leo.

5 comentarios:

GRING dijo...

Como sigan asi las cosas, el único que no abandonará Lotus será Rexona, y por razones obvias. No me negarás que la temporada 2014 F1 viene caliente, caliente...
Saludos

Aficionando dijo...

Ya estás tardando en comentar la nueva estética. No se, a mí el McLaren me parece espectacular, aunque lo están poniendo a parir.

GRING dijo...

Aficionando, a mí también me gusta, aunque mirado de frente le pega el famoso soneto de Quevedo que dice "Érase un coche a una nariz pegado, érase una nariz superlativa,
érase una nariz gris e incisiva,
érase un MP4 estilizado..."

Me gusta el aleroncillo trasero y hubiera preferido un delantero menos voluminoso; y me encanta que haya desaparecido la publi de Vodafone...aunque seguro que los flancos se adornen con algo en breve.

Un saludo.

Aficionando dijo...

Para napia la del Ferrari. Ahora, sospecho que se pegará al asfalto. Venturi, Bernouille y todas esas cosas.

rudyBB dijo...

Esperando el análisis de Orroe de los nuevos conceptos.

NERVIO Y ANSIA