miércoles, 27 de noviembre de 2013

Trooper and the maid


Conspiracionista es un término que aun no siendo recogido por la R.A.E. forma parte del acervo común de nuestra neolengua, aunque bastante devaluado, cabe decirlo. Algún oficialista de la línea más cavernaria lo ha usado recientemente para afirmar que serlo, en mi caso y tratando de llamarme conspiranoico —palabra que tampoco debería usarse pero es más comprensible—, resulta ventajista. El caso es que  los que creen en las conspiraciones suelen ser minoría, van contracorriente y desde que el mundo es mundo reciben para el pelo, cuando no los condenan a garrote vil por tocar los cogieron, sospecho que en el fondo lo que hay detrás de tanta lagrimilla y tanto señalamiento es una sencilla e infantil pataleta, ya que hay hechos que afloran en cuanto rascas la superficie.

En fin, es miércoles, tarde y hace un frío de narices en el estudio, así que allá vamos. La imagen que he escogido para encabezar esta entrada vale tanto que merecía no ser formateada: Sebastian enmarcado por la sombra de una cámara, la mercadotecnia en estado puro, protagonista y medio juntos, una metáfora de lo que supone un producto que necesita de una fuerte proyección fuera de la pista para ser entendido por el público...

Se lo comentaba a un aficionado esta misma mañana: si Red Bull no cree en la calidad de Vettel, por qué demonios debería creer yo. La verónica que nos ha regalado esta temporada la de Milton Keynes a cuenta de que los zapatos del RB9 no iban bien sólo tiene dos explicaciones, o bien que no confiaba en las bendiciones del cacharro o bien en las del piloto, no hay más, porque Sebastian y Red Bull lideraban las tablas de conductores y constructores a la salida del Gran Premio de España.

Existía miedo, sin duda. Tal vez Horner y su tropa tasaron a la baja la capacidad del tricampeón para defender sus opciones y las del equipo, o la chance del RB9, en todo caso, se estaba admitiendo con el acoso a Pirelli, que Seb es mucho más vulnerable de lo que parece...

Antes de que lo supieran ahí fuera, en este miserable blog ya sabíamos que los trastos austriacos van bien con aire eficiente y sufren muchísimo en montonera. Era como en 2009, más o menos. En sintonía con esta conspiranoia doméstica, Sebastian ha estado siempre vendido a la hora de pelear entre iguales si el coche, su coche, no le permitía estar delante, así que había que ir a por la pole como fuera, y no me refiero al Vettel del RB9 de Singapur para adelante, cuando las demás escuderías habían tirado la toalla, obviamente, sino al que sufría de lo lindo en Malasia, China, España o incluso Alemania.

Elegir entre Vettel y su RB9 es una cuestión que se destila de ese esquema que dice que un campeón es el resultado de la suma escudería+vehículo+piloto, y Milton Keynes, como equipo, escogió lo más seguro: reforzar las posibilidades del monoplaza presionando a Pirelli y modificando el campeonato, ergo no confiaba tanto en su piloto estrella.

Que hizo bien no le cabe la menor duda a nadie a tenor de los resultados, pero que se decantó en favor del coche tampoco debería suponer una afrenta para los seguidores del piloto. Vehículo o conductor, quién mejor que una escudería para saberlo.

Pero no os dejéis engañar por mis palabras, valoro a Seb aunque no me gusten sus modales ni sus récords ni sus títulos. Ahora bien, pienso honestamente que si Red Bull prefirió evitar un tú a tú con Ferrari durante la sesión 2013 fue por impedir que en el momento menos adecuado se repitiera aquella primera vuelta en Interlagos 2012, en la que el alemán, saliendo cuarto, era último sin haber terminado el primer giro. Seb cuando está confiado se viene muy arriba, pero cuando no... bueno, esto lamentablemente todavía no lo sabemos.

Es una cuestión de confianza, como vengo diciendo, y si Red Bull no confiaba en primavera en Vettel, quién coño soy yo para llevarla la contraria.

6 comentarios:

LAN dijo...

Siempre me han llamado la atención las continuas declaraciones de Marko, Horner y cia. alabando las excelencias de Seb (una de las últimas, que él solito era como Hamilton y Rosberg juntos).
¿Qué necesidad tiene un tetracampeón que está pulverizando todos los records en F1 de tanto elogio por parte de su equipo?
Tras leerte, pueden tener sentido:
Dime de qué presumes ...

pedro gonzalez dijo...

Joer Jose, me has hecho creer que alguien me lee la mente, has clavado los pensamientos de mas de uno que siguen esto de los cochecitos de scalextric (este año mas que nunca ha sido asi despues del pirelligate).

Nos leemos.

winarthez dijo...

Yo siempre digo que Vettel lo único que ha demostrado es que está al nivel de, por ejemplo, Button. Es decir: es un piloto capaz de ganar el mundial con un coche superior (y aún así sólo llegó a definir cuando las circunstancias se tornaron favorables). Cuando las cosas se complican, aparacen las pataletas por la radio, y los incidentes estúpidos (toque al doblar a Kartikeiyan en Malasia, que si casi me como al de delante durante el safaty car de abu dabi, el toque en Brasil del año pasado, en el que creo firmemente que es más culpa de él que de Senna)
En fin, como decía cierto alemán, una mentira repetida el número suficiente de veces se convierte en verdad....

Nacho lascaray dijo...

Daría lo que fuese por poder estar dentro de la cabeza de Sebastian cuando está por las noches en su cama y saber qué piensa realmente , cómo valora todas esas victorias , todos esos campeonatos , todas esas poles realmente ...creo que en el fondo de su ser él , mejor que nadie , sabe a qué se deben y sin duda tiene que estar convencido que , ya no con igualdad , sino con un poco menos de tan insultante superioridad , con un coche de la misma categoría no como el que ha tenido éstos años que es un ejemplar único de otro capmpeonato diferente , el resultado de sus luchas con Fernando , Lewis , Nico , sus clasificaciones el sábado ....hubiesen sido muy diferentes , estoy seguro que lo tiene que pensar
Por otra parte dentro de poco los jefes de equipo volverán a elegir al mejor piloto del año....eso seguro que también le tiene que doler porque si hasta esa gente lo dice a pesar de todos sus records.......
Gracias por tu Blog y saludos

GRING dijo...

Josetxu: Que ladren lo que quieran. Por aqui seguiremos cabalgando. Y Vettel jugando por las tardes la partidita al Backgammon con Bernie, y Christian "nominado" a sucesor de Bernie...
LAN: Curiosas las últimas declaraciones de Webber sobre su ignorancia (después de siete años en RedBull) sobre el papel de Helmut Marko en el equipo...
Pedro: No "insultes" al scalextric. Aqui hay un "dron" y 21 coches de carreras, con sus glorias y sus miserias.
winarthez: Personalmente coloco a Seb un paso por encima de Jenson. Pero muero por verle en el quinto o sexto coche de la parrilla. ¿Recuerda alguien quién y con qué monoplaza consiguió más puntos en la segunda parte del campeonato 2008?.
Nacho Iascaray: El postramiento de Seb ante su bólido lo escenifica todo. La necesidad de sus jefes de estar siempre defendiendo su contribución en los medios...
Buen día a todos.

Interlagos dijo...

Queridos amigos, Vettel vive en los mundos de Yupi. Seguro que os acordáis: la mayor celebración del año fue en Suzuka. Se bajó del coche, dio botes, se abrazó de un salto con sus mecánicos, estaba hiper feliz, en un estado de satisfacción total.

¿Por qué? Porque había ganado una carrera desde la tercera posición en el primer stint, y remontando tanto a su compañero, como a Grosjean.

Pero el resto de los mortales vimos como a Webber le enchufaban una estrategia de tres paradas cuando lo ideal eran dos. ¿Legal? Por supuesto. ¿Cicatero? También.

Y no hay más!

Un abrazo!