martes, 26 de noviembre de 2013

9/91


Está la cosa bastante más jodida de lo que pensaba. No sé por qué imaginaba que a estas alturas la mayoría de aficionados y ex-pertos entendían que un neumático de Fórmula 1 no sólo consiste en un volumen cilíndrico que permite por rozamiento, que el vehículo avance sobre el circuito, pero te metes en una discusión sobre la importancia que ha tenido el cambio al que ha sometido Pirelli a su gama 2013, y descubres que no se pasa de estos valores convencionales y lo que es peor, que nadie se molesta en querer entender que afectar a las suspensiones, supone afectar al diseño de monoplaza.

Y es que las gomas forman parte de las supensiones de un F1, y lo repito como si no fuese importante porque sé que los habituales de este blog lo sabéis de sobra, ya que cuando discutimos entre nosotros, esto de los compuestos como parte final del esquema de suspensión forma parte de nuestro acervo. Pero como digo, ahí fuera llueve y hace frío, de manera que si te despistas te largan un artículo en italiano en el que se profundiza (sic) sobre la pobre aerodinámica del F138 en Abu Dhabi pero sin mencionar su posado en pista, y por ende, sin necesidad de usar el nombre de Pirelli.

Sin contar con las suspensiones, el balance dinámico y la estabilidad pasan a un segundo término y hablar de aerodinámica resulta lo mismo que hacerlo sobre el sexo de los ángeles. Total, que vórtice va vórtice viene, el Ferrari es malo y el Red Bull una maravilla y ahí nos quedamos.

Llegados a este punto, chasquea un poco contrastar que Red Bull y Mercedes se hayan desvivido tanto por lograr unas gomas adecuadas a sus propósitos cuando las ruedas valen tan poco. Y más si contemplamos que en el caso del coche austriaco su aerodinámica ya era excelente antes del golpe de estado de Silverstone, lo que lleva a uno a preguntarse por qué necesitó Milton Keynes tomar el Palacio de La Moneda si el RB9 ya era bueno de cojones y el F138 una perfecta mierda…

Así que aunque algún gilipollas lo llame teoría de la conspiración en Twitter, voy a incidir de nuevo en ese aspecto al parecer tan poco explorado que otorga a los neumáticos un valor ineludible como componente de las suspensiones, para recordar que no se puede hablar de aerodinámica sin entender que ésta pasa por contemplar primero cómo se posa el vehículo sobre la pista y cómo el fondo plano consigue la downforce necesaria.

Sin supensiones no existe esquema que valorar porque cada diseño es diferente y hablar de suspensiones, mal que les pese a los del Serengueti, es hablar también de Pirelli.

¿No mola entender que la milanesa ha favorecido con sus cambios a los proyectos más eficientes y a la vez más vulnerables? Lo entiendo. Lo que no puedo comprender es que ahora se pueda afirmar sin ruborizarse que un RB9 saca 1’5 o 2 segundos por vuelta a sus rivales porque Ferrari se lo ha servido en bandeja.

No jodáis. El cacharro de Newey aplasta a quien se le ponga delante porque Pirelli con sus cambios, ha ayudado a que el coche austriaco sea tremendamente eficiente mientras se hacían polvo las expectativas del italiano. No hay más, pero para eso hay que entender qué suponen las supensiones en los F1 y qué papel juegan las ruedas, y sé que es mucho pedir para una sabana que no ve a los leones hasta que los tiene encima.

Pirelli, actualmente, está molesta porque las escuderías no están colaborando en el desarrollo de los neumáticos de 2014, pero para qué iban a hacerlo si desde 2011 la milanesa ha cambiado de rumbo conforme eran las necesidades de Red Bull. Endurecimiento, siempre edurecimiento, la única garantía para que un proyecto sensible en su aerodinámica, triunfe y arrase en los circuitos. Y es que ya se sabe: al enemigo ni agua aunque esté en casa.


5 comentarios:

Alvaro dijo...

Hablando de neumáticos, de la forma que trabajan, de su simbiosis con los movimientos propios de la suspensión y en definitiva de la estabilidad de estos monoplazas ¿Cómo es posible que se esté diseñando, incluso probando en el simulador, túneles de viento, etc. si aun no tenemos ni idea de como serán los malditos neumáticos del año que viene?
No me entra en la cabeza que visto la excepcional importancia que tienen hoy en día alguien se atreva a adelantar el trabajo. Ya muchas escuderías manifestaron estar trabajando en este proyecto hace meses.
¿Habrá algún equipo de esos que gozan del favor de los de Pirelli que tenga datos precisos y ya esté hace tiempo trabajando sobre ello?
¿Soy un conspiranoico?
Lo veremos.
Alvaro.

Anónimo dijo...

Hola Jose y todos,

Es que para los que no quieren ver es fácil quedarse con que aero dinámica significa el aire en movimiento y ná más. Y pensar en que lo más importante para generar depresión en un F1 es cómo fluye precisamente ese aire por debajo del coche, y que ese flujo está condicionado por dos, DOS, o sea "2", superficies: el fondo plano más difusor y ¡o caramba! el puto suelo, es tarea que sobrepasa los límites de entendimiento (parece). Y que la distancia entre una superficie y otra está ¡o caramba! condicionada por las suspensiones, y ¡o caramba! que en éstas juega un papel primordial el neumático (y más en movimiento) es ya únicamente apto para irreductibles galos.

Total que ¡están locos estos romanos!

Un saludo,

ABB

rudyBB dijo...

¿Quien se va a FIAr de esos datos precisos?
De ahí que nadie quiera probar con Pirelli. Le das información de cómo funciona tu sistema. Y ya introduces un agente externo que tiene información sensible tuya y que en determinadas circunstancias pueda tener otros intereses de empresa diferentes a los tuyos.
Lo que a mi no me cuadra es que RedBull y Mercedes no trabajaran para adaptarse a las ruedas. Tenían las especificaciones. ¿Cuándo se decidió que no se querían adaptar?

¿En el diseño con información de primera mano de que habría "adaptaciones"? Contraprestaciones quizás a la anulación de los soplados por parte de la FIA?

¿A mitad de diseño cuando se dieron cuenta de lo que perdían en prestaciones y jugándose el todo por el todo a la gestión política y presión posterior? ¿Alguien se dio cuenta del revuelo que se iba a armar con la fragilidad de las ruedas y se lo jugo todo a aprovecharlo como baza?

¿En las pruebas primeras de la temporada? Esto supondría una falta de precisión sin precedentes. Te dan unas ruedas y pasas de ellas? No me cuadra. Insisto. No me cuadra aquí. Nadie se presenta a un examen esperando que en lugar de biología le pregunten por historia del arte contemporáneo. ¿O eran tan egocéntricos y ególatras que se creían que todo el mundo perdería rendimiento y se encontraron con el buen hacer de Ferrari y Lotus? Un auténtico zas en toda la boca (hey, chicos, que nosotros los de rojo también sabemos de que va esto de la F1!)

Que pensáis vosotros!

Yo opino que es la 3, pero porque me va la marcha jajajja

GRING dijo...

RudyBB: ¿Y te cuadra que Montezemolo salga AHORA ( en mayúsculas, negrita y subrayado) con lo del cambio de neumáticos?. Por que a mí me acaba de descolocar por completo. Un saludo

Anónimo dijo...

No sería más fácil que hubiera más de 1 proveedor de neumáticos y que cada escudería escojiese el que quisiera?
Por ejemplo;good year con x escudería,bridgestone con Y escudería,michelin con z...
Es decir,competencia entre las distintas marcas de gomas.