martes, 5 de noviembre de 2013

Donuts


Con los indios huyendo del general Custer en Little Bighorn, Milton Keynes ha entrado en éxtasis. A pesar de que un aguafiestas como Alain Prost dijera en Abu Dhabi que le gustaría ver a Sebastian conducir otro vehículo para valorarlo correctamente, los pétalos de rosa caen sobre el tetracampeón más joven de la historia como si de maná se tratara pero a todas horas, cubriendo al héroe de arriba abajo, alimentando nuestro maltrecho criterio y avivando de paso las brasas de un fuego al que los pérfidos y envidiosos no queremos ni acercarnos.

Cantan las vestales, suenan pífanos y timbales cuyo eco reverbera entre cantones y proezas arquitectónicas, pero el velo del templo de Salomón «el justo» no aguanta, y se rasga y las lascas se desprenden para yacer en el suelo mientras alguien, tímidamente, levanta la mano entre el polvo para pedir clemencia...

¡Por Dios, basta de donuts! Tuvieron su gracia en Buddh y si me apuráis en Yas Marina, sobre todo en lo que a Mark se refiere, porque por la tontería, en vez de una multa como a Seb le podía haber caído otra amonestación que por acumulación (es un decir), podría originar que el aussie en Interlagos, se viera obligado a salir con 10 puestos de retraso en su última carrera en la Fórmula 1, que para eso la FIA es muy seria. Vamos, que el domingo pasado, si nos ponemos, quien realmente se la estaba jugando con la celebración era el matao del número 2 de la número 1, y es que hay que tenerlos bien puestos para tentar a la suerte, ya me entendéis.

Pero no me distraigo. Decía que ya basta de donuts porque aquí se está columpiando hasta el último mono con el asunto del poderío austriaco y la excelencia del chavalín que sigue dando grititos en cuanto pasa primero bajo la bandera de cuadros. 

Sabiendo lo que sabemos que pasó cuatro días antes de que se celebrase el Gran Premio de Bahrein, cuando por el artículo 33 Pirelli decidió sin previo aviso pasarse por el forro de los cogieron su elección inicial de compuestos, endureciéndola, of course!; conociendo lo que pasó en primavera con las gomas duras traseras en Montmeló (endurecidas, habéis acertado), y lo que trajo posteriormente el entrenamiento fantasma con Mercedes AMG, las decisiones preliminares para Montreal, y el pitorreo  montado en Silverstone que sirvió de entremés a la decisión de la FIA de volver al encuadre de 2012 a partir de Nürburgring, lo menos que se puede pedir es un poco de tregua entre tanto dislate.

Que sí, que Sebastian es el campeón; que los números hablan sin que admitan que les demos la vuelta; que el alemán es un portento conduciendo un vehículo que según las palabras de su diseñador se vio beneficiado por el cambio de neumáticos; que los rivales de Milton Keynes son unos gandules y no saben hacer su trabajo... Pero coño, que ahora venga Newey y nos revele que Lotus y Ferrari «tuvieron suerte» a comienzos de año, es como para meter dos boinazos al mago y mandar todo a tomar por el saco, porque los donuts están bien, quedan resultones y eso, pero sólo cuando no son un ejercicio de soberbia extemporánea e idiota que suena a mear fuera del tiesto, como me parece honestamente que es el caso.

Os leo.

7 comentarios:

rudyBB dijo...

Acabo de leer las declaraciones y me he quedado de piedra. Ahora tengo la sensación de que sólo leo pulmonías como la de Newey y como Vettel que no le importan los números, ja!
Donde esta Lucaaaaaaaaa!!!!!!!!
Lucaaaaa, sal ahora y defiende a Ferrari!!!!!!!!
Sal ahora y di las verdades del barquero, y que prefieres ver a hombres dejándose la espalda para conseguir un miserable quinto puesto que a la encarnación enlatada de Helios con su Carro De Fuego Soplado.

Por cierto, antes estaba claro que sin Ferrari no había F1, pero, es que el Plan Divino puede ser crear otro Mito para que no sea tan determinante?
Y si el año que viene RedBull pinta el coche de Rojo Aluminico??

LAN dijo...

y por qué será que me ha venido a la cabeza aquel anuncio de chaval:
¡Andá, los Donuts! ...
¡Andá, la cartera!
Pues eso, ¡que nos la han "robao"!

Anónimo dijo...

Que sepas, que el Sebas también corta el césped de su jardín.... Esto ya nos lo habían contado cuando ganó el primer mundial, pero es importante recordarlo.
Me encantaría ver la cara de Montezemolo estos días. ¿Que pensará? ¿Está preocupado? ¿Le da igual? ¿El show debe continuar?

Susana

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!

Anónimo dijo...

¡Qué desastre es Ferrari! No fichan a Hulkenberg y ahora ya tenemos movida con el "ingobernable" de Kimi. Así la de Maranello no va a ninguna parte.

http://www.fernandoalonso-fanclub.it/2013/11/kimi-raikkonen-sta-rimpiangendo-la-scelta-del-ritorno-in-ferrari/

King Crimson

Anónimo dijo...

Qué poca o ninguna vergüenza tienen algunos.


Tronchetti Provera: "Se Alonso non vince non è colpa della Pirelli"


http://www.fernandoalonso-fanclub.it/2013/11/tronchetti-provera-se-alonso-non-vince-non-e-colpa-della-pirelli/


King Crimson

GRING dijo...

King. Y mira esta otra perla traducida del mandamás de Pirelli: “Podemos hacer lo que sea necesario, pero con respeto a las reglas. Eso significa que los neumáticos tienen que ser utilizados dentro de los límites que ponemos a los equipos”. Y se queda tan ancho, el tío, demostrando que no se ha enterado de lo que ha pasado este año en la F1 o que tiene el morro más grande del mundo (bueno, después de Bernie, que ha estado hoy sembrado con sus declaraciones de capo de tutti capi).
Declaraciones como esta hacen bueno el pensamiento de Francisco de Ayala: "La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente". Un saludo