martes, 9 de octubre de 2012

Una altra film [Suzuka]


Llego tarde pero se debe la crónica del G.P. de Japón y las deudas hay que saldarlas cuanto antes, así que por no dejar el asunto del ajuste de cuentas para peor momento, vengo a pasar por ventanilla hoy, martes de dolores para buena parte de la afición y prensa española porque en el fondo, se nos llena la boca a todos afirmando que disfrutamos con los campeonatos de F1, pero lo cierto es que no tenemos paciencia para esperar a que finalice el partido, y querríamos ver, cómo no, que desde el minuto tres ya está todo el pescado vendido para quejarnos luego, obviamente, del coñazo que resultan los ochenta y siete restantes.

Esto es F1 y todo es posible salvo que medie un error de cálculo federativo como el que sufrimos en 2009 y 2011, y tantas veces antes, por qué no decirlo. Había igualdad, ¿no? Pues la igualdad ha aflorado en Japón y conviene que nos vayamos acostumbrando, porque en ésto, cuando hay igualdad precisamente, unos días estás arriba y otros, abajo.

La cosa comenzó el sábado, durante la calificación. Hamilton por un setup inadecuado y Alonso por tener que tragarse el sapo de una bandera amarilla, perdían buena parte de sus opciones ante la carrera del domingo, porque para dominarla ya estaban Vettel y su RB8 saliendo desde la pole y con el enemigo bastante lejos.

Cabía tener esperanzas, soñar un poco, aspirar a minimizar daños o a que Valencia se reflejara en Suzuka, pero la cosa estaba difícil, admitámoslo. Red Bull iba a proteger a su niño. Webber salía a su lado y ya sabemos de sobra lo que pasa cuando la austriaca comanda la parrilla con alternadores buenos... Tras ellos, Kobayashi con hambre de agasajar a su público, y Billy the Kid Grosjean ocupando la cuarta plaza. Pare usted de contar, vamos, que la cosa seguía estando chunga por mucho que queramos ver lo contrario.

Y se da la largada y Fernando busca un hueco que también quiere Kimi, y pasa lo que pasa cuando un finlandés piensa que un español lo tiene todo calculado y a éste le fallan sus cálculos por centímetros. Unos metros delante Romain desenfunda primero y se lleva puesto a Mark. Detrás, Rosberg cae en una emboscada, y tal y tal...

Sin Alonso, con Webber tocado y con Hamilton con abundante plomo en las alas, la prueba consistía a partir del primer giro en ver cómo Sebastian y su Red Bull gestionaban las Pirelli. En este sentido, Massa, mi Felipe que ha vuelto y espero que se quede, sacaba incluso pecho pero sería iluso exigirle más de lo que hizo, porque como vengo diciendo desde que diera comienzo todo esto, las ruedas mandan, y si quieres llegar vivo a la bandera a cuadros lo mejor es que no seas demasiado exigente con los compuestos. De manera que se montó el trenecito de costumbre, salpimentado, eso sí, con algunas escaramuzas por aquello de que todo siga pareciendo un espectáculo de toma pan y moja.

Jenson, descamisado frente a la lucha por el título, sin nada que perder o ganar, hizo bien su trabajo, pero a los McLaren se les había atragantado el fin de semana y el británico no tuvo de dónde sacar, ni siquiera para resolver su lucha con Kamui en los compases finales de la prueba. Hamilto cayó pronto, el setup elegido personalmente (sic) no daba mas que para ir bien un puñado de vueltas, aunque sirvió para enseñarle a Sergio, que el puesto que deja vacante y que ocupará el mexicano en 2013, es para pilotos un poco más hechos.

Como decía antes, arriba todo quedó meridianamente claro desde prácticamente el comienzo del Gran Premio. Vettel se calzaba su segundo Grand Chelem de su carrera y podía incluso haber abierto las puertas del cielo y haberse echado luego a dormir la siesta, y es que sin presión, con aire limpio alrededor y gomas que no se estresan como Dinio, ganar parece coser y cantar, aunque humildemente pienso que es para tanto como pregonan los de la resurrección de Red Bull y el vigente campeón del mundo, porque faltaban Fernando y Lewis en la ecuación, como poco.

Abajo, lo de siempre, así que os lo ahorro. Y en la montonera, pues Michael que no podía con Daniel para rebañar el último punto; Nico (Hulkenberg) llegando séptimo por delante de Pastor; Bruno destacando a ratos aunque terminaría decimocuarto; y Raikkonen certificando que a los de Enstone ya no les quedan pelas.

Os leo, que al fin y al cabo, el de Oviedo sigue primero, aunque sea con cuatro miserables puntos de saldo.

4 comentarios:

GRING dijo...

Jose: Pero Hamilton estaba mucho más verde que Checo cuando llegó a la F1 y mira la temporada que se marcó.Lo que le pasó a Sergio es que se encendió despues del interior que le endosó al de McLaren y cuando tuvo de nuevo la oportunidad más adelante en la misma curva tiró de "zapatismo" mexicano, se ató los machos,pensó "y ahora por fuera" y... eso ya era demasiado.Sergio comete pocos fallos graves y me temo que será un excelente segundo piloto en McLaren el 2013 y algo más en el futuro. Sobre Massa: Yo estoy muy cabreado con un piloto que parece despertar cuando está en la picota. Vale, nunca es tarde, pero es que lleva tropecientos años en Ferrari, y aquí,siguiendo tu símil, se vacía uno desde el minuto 1 al 90. Un saludo

csm dijo...

Pues para que el mismísimo VET haya salido a defender a Massa...será que la prensa se ha cebado. No digo que no haya motivo de crítica, pero ya sabemos como es el amarillismo.

Te agradezco que, al final de la crónica, nos recuerdes que, pese a todo, Fernando sigue estando primero. Aún hay esperanza :)
Un besote

Interlagos dijo...

Consigues hacernos sonreir en estos momentos en que todo parece perdido. Ole por ti.

En cuanto a Massa, más vale tarde que nunca. Ahora que ha encontrado la senda que no se pierda otra vez.

Pérez aprenderá la lección, seguro. No podemos decir lo mismo de Grosjean.

Lo de Hamilton y los set up no es nuevo. En 2007 calcó los de Fernando, salvo en Silverstone, creyendo que sería profeta en su tierra y la ca...

Y enhorabuena a Vettel, fin de semana para enmarcar.

Un abrazo!

jose maria B G dijo...

Claro que hay esperanza,leñe!!!
En 2005,2006 Fernando y en 2007 Kimi,dejan claro que no el mejor carro gana el campeonato...además,visto el segundo puesto de Felipe,junto a las manos de Fernando,creo que son buenos motivos para tener esperanza...al menos eso creo yo.
PuxaFernando!!!