domingo, 28 de octubre de 2012

No sólo Red Bull [Buddh]


La carrera en Buddh International Circuit estaba prevista como un nuevo paseo militar de Red Bull, toda vez que ayer sus dos vehículos lograron las dos primeras plazas de salida en parrilla, sin embargo, lejos de cumplirse el pronóstico, la prueba ha gozado de todos los ingredientes para pasar como una de las más entretenidas de la temporada, y no sólo por la actuación de Fernando Alonso, sino y también, por las de Sebastian Vettel, Mark Webber y Lewis Hamilton, y en este orden.

La salida en el circuito indio (un tilkódromo ante el cual cabe quitarse el sombrero, como Istambul Park) resultaba crucial, y haciendo honor a las expectativas, no ha defraudado. 

Vettel, consciente de que la pole sirve para largar rápido y extender cuanto antes el mayor espacio posible entre la zaga de su vehículo y los rivales, ha encontrado rápidamente ese estado de gracia que le permite ser uno de los mejores calificadores de la historia, y concentrado Dios sabe en qué o en dónde, ha dejado que su compañero el aussie se encargara de proteger sus espaldas.

El australiano ha vuelto a estar en su sitio, como hiciera en Corea. Saben de sobra lo que admiro a los escuderos, y en este sentido vuelvo a darle un 10 a Mark, porque ha tenido que vérselas nada más y nada menos que con los dos McLaren y un Ferrari intentando abrirse hueco a su través, o por encima, o por los lados (es un decir, perdónenmelo), mientras permitía que Vettel obtuviera el bendito aire limpio que vuelve tan gráciles y veloces a los coches austriacos los domingos.

Button y Hamilton, con el puñal respectivo entre los dientes, se lo han puesto realmente difícil al asturiano de La Scuderia, quien saliendo desde la quinta plaza sólo tenía ojos para Sebastian. Sea como fuere, Fernando se ha quitado de encima rápidamente a Lewis, no así a Jenson, que le ha durado al de Oviedo cuatro giros completos. 

Michael pinchaba en la vuelta de inicio en un toque con Vergne y prácticamente quedaba descartado, y en la segunda vuelta, Pedro rendía a Charles Pic para tener que devolverle el puesto en la siguiente, en esa guerra particular que se llevan entre manos Marussia y HRT. Los demás integrantes de la parrilla buscaban sus respectivos huecos y los mantenían sin que en la parte baja de la carrera ocurriera nada que resultara destacable a estas alturas de la sesión.

Arriba de nuevo, Sebastian volaba sereno en cabeza. Tras él aunque a prudente distancia (nadie como un colega de equipo para saber lo que esconde la estela del coche que se comparte), Mark mantenía a raya a Fernando (el Nano también sabe lo que se cuece a unos metros de la zaga de un RB8), quien poco a poco se distanciaba de sus inmediatos rivales, Lewis y Jenson (Nicole había adelantado a Jessica en la vuelta seis). Cerrando la sexta del baby probeta, Massa, incapaz de molestar a Button; y detrás del brasileño, un Kimi algo alicaído.

Los tres primeros sacaban astillas a sus neumáticos y Sergio Perez pinchaba en la vuelta veinte, pero quedaba lo difícil para Alonso: acercarse a Webber sin resultar lastimado. En el giro veinticinco entraba Jenson a cambiar gomas. En el veintiocho, Felipe. Una antes, Kimi, y una después, el Nano. Mark pasaba por boxes en la treinta, para contrarrestar la estrategia de Ferrari con su número 5. Vettel seguía volando y cambiaba neumáticos sin necesitarlo, en la vuelta treinta y tres. En la anterior lo había hecho Hamilton —Grosjean, que había salido con duros, entraría a cambiar de compuestos en la treinta y cinco—.

Dado que la estrategia más adecuada se dibujaba a una parada, Sebastian y Lewis disfrutaban de un buen margen, mientras que el resto de sus contrincantes, se esperaba que tarde o temprano comenzaran a cruzar los dedos para llegar enteros.

Pero Fernando comienza a inquietar a Mark pasado el giro treinta y ocho, y el australiano se salva por los pelos en dos ocasiones a pesar de no poder disponer del KERS, mientras Pedro lo ve desde los garajes porque ha roto uno de sus frenos y ha quedado apeado de la carrera. DRS con KERS, contra DDRS abierto por presencia de doblados (¡para que luego digan!), el asturiano ataca y no puede con el australiano, y se toma un respiro y vuelve a meterse en la estela venenosa del Red Bull para conseguir superar al aussie en la cuarenta y siete.

Todo está visto para sentencia. Vettel va camino de otro Grand Chelem que al final será chafado por la vuleta rápida de Button. Alonso comete un error y desiste, conformándose con minimizar daños. Webber brega como puede contra un Hamilton que arrea pujante durante los últimos giros, y termina tercero por delante de los dos McLaren. Massa sufre atrás por un cálculo erróneo en la gasolina que hay en el depósito de su F2012, incapaz de acercarse a Jenson, pero sosteniendo a Kimi.

Nico Hulkenberg conseguía alzarse con la octava plaza, seguido por Romain Grosjean. Bruno y Nico (Rosberg) cerraban la tabla de puntos.

A destacar, el trazado —como dije ayer, Tilke se lo había pasado bien la noche antes de diseñarlo—, la serenidad de Vettel, el hambre de Alonso, el buen hacer de Webber y las ganas de Hamilton. En el saldo negativo, Maldonado (¡quién te ha visto y quién te ve!), el pinchazo de Pérez y el abandono de Schumacher por supuesta rotura de caja de cambios (con el heptacampeón, uno nunca sabe a qué atenerse).

Y nada más por hoy, el próximo fin de semana pasamos por Abu Dhabi, y veremos.

Os leo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues lo mejor de todo el carrerón que hemos tenido y aún más que el mundial sigue muy vivo. Segundo puesto de auténtico oro, tengo ganas de ver un mano a mano entre los dos primeros espadas.

Imagino que el mundial se decidirá por un pequeño detalle, hoy hemos visto mucha igualdad en el ritmo de carrera. Una pena esas primeras vueltas peleando con los McLaren o las vueltas tras Webber en el primer arreón.

Trece puntos parece mucho pero en realidad no es nada, cualquier problema que haya y la diferencia se esfumará. Un gran mundial el que estamos disfrutando, no creo que tenga nada que envidiar a los mejores de épocas pasadas. Lástima que McLaren se haya diluido un tanto en estas últimas carreras.

Hay que seguir creyendo, y tanto que sí. Fernando es un sabueso que no suelta la presa en ningún momento. En Red Bull tienen que estar preocupados con él.

King Crimson

Pedro González dijo...

Hay cuatro preguntas fundamentales.

1, ¿que habria sido de salir mas pegado al aleman?
2, ¿que habria pasado si el juego de ruedas del primer stint de fernando no tuviera tres-cuatro vueltas mas?
3, ¿que pasaria si massa fuese capaz de hacer solo un 50% de lo que hace fernando y hacer el papel de webber?
4, ¿que ha pasado cuando los rb estaban igualados con los ferrari?
Pues si, ha sido una carrera epica de fernando, y las tres que quedan, pero no se puede luchar con un coche inferior, pero no solo por prestaciones
tambien tu compañero juega, y el equipo, hay que afinar el coche, pero tambien al escudero y la escuderia, sino, esto tiene pinta de tener un final
que ninguno queremos, ahora, como las estrellas se alineen con nuestro astro, los va a fundir, palabra de honor. ;-)

GRING dijo...

El coche de Vettel ha estado intratable. Seb ha tirado cuando, cuanto y como ha querido. Hoy por hoy sigue inalcanzable. Me temo que más lejos que en Corea si atendemos a la diferencia por vuelta de calificación en un trazado más corto, que ha aumentado.Y en carrera tiraba como un condenado aumentando la brecha. Yo espero que realmente haya novedades y que funcionen, porque esperar que algo falle en el bicho... Es más, iba echando chispas a unas 8 vueltas del final y milagrosamente se ha ¿AUTOREPARADO?...hasta marcar su vuelta rápida en el último giro.
Saludos a todos

Jose Arce dijo...

¿Entretenida? ¿Carrerón? Para mí fue un tostón sólo animado por el empecinamiento de un tío al que su equipo va a acabar quemando. Como un Quijote, así es Alonso, luchando solo contra los gigantes. Merece algo más que esto.

Anónimo dijo...

Hola a Todos,

Yo me quedé con un sabor agridulce en la boca. Es que los paseos militares de VET descorazonan... (claro, cuando lo que esperas es que ALO lo coja, que es para gustos, por supuesto).

Me pregunto si, como dije cuando lo de Valencia, están relacionados los fallos en el alternador con los fallos en el KERS y la demanda de energía en la parrillada trasera de los RBR8...

No tengo claro que necesiten células Peltier, porque estas se utilizan, creo, para cuando quieres calentar y enfriar (básicamente, cambiando la polaridad de la corriente eléctrica que las alimenta).

Pero es F1. Así que Adrian no sólamente calentará la zona sino que, si lo necesita, también querrá enfriarla. Esto tiene lógica porque, ya que el control de un proceso térmico es lento por naturaleza y tiende a diverger si sobreactúas, poder tanto subir como bajar la temperatura hace más fino (y mejor) el control, esto es, permitirá mantener con unos márgenes de desviación mucho menores la temperatura de la zona en la consigna deseada. Y que cuando cambies esa consigna, porque así te interesa, el sistema responda rápida y eficazmente.

Ahora, esto se usa en electrodomésticos más o menos desde que a Jonás le apeteció rizarse la barba cuando estuvo dentro de la ballena, así que no utilizarlo antes, y no sólo detrás, sino en toda la carrocería considerada aerodinámicamente "obra viva", pues induce a pensar en que los problemas son de aúpa.

Aunque puede ser un reto propio del amigo Adrian, cachisenlosmengues.

Total, que la otra pregunta es ¿porqué no se le fríe el alternador o le peta el KERS a VET y los problemas van para WEB? ¿Tan crítico puede ser el sistema que aún con la distancia entre VET y WEB el aire de WEB fuera los uno, dos o tres grados más caliente que provocaran la descompensación que acabó por anular el KERS un ratito? Porque puede ser que en eso veamos también la diferencia de calidad de los pilotos, que VET sea capaz de utilizar el RBR8 con más mimo en esa faceta que WEB. ¡Lo que nos faltaba, que el jodío fuera tan bueno como parece! (es broma, jeje, me temo que sí que lo es, aunque personalmente a mí el dedo ese me gusta más bien ná)

Un saludo a Jose y a los demás,

ABB

Anónimo dijo...

"Nicole había adelantado a Jessica en la vuelta seis." Con el debido respeto a lo (y los) demás, ¿qué estupidez de "pseudometáfora" tosca, desafortunada, ridícula, patética, penosa, pésima y pueril es esta?