sábado, 27 de octubre de 2012

Si estás cerca


La guerra psicológica se ha desatado en el paddock en todo su esplendor. Fernando va y dice que no lucha contra Sebastian sino contra Adrian. El primer espada de Red Bull se olvida de su compañero el aussie y pone en valor la calidad de Massa. Entretanto, Ferrari arde por los cuatro costados mientras Domenicali decía ayer que la cosa está jodidita pero que hay que creer que es posible y Alonso afirma en la prensa británica que van a ganar este campeonato.

Lo bueno de las guerras piscológicas no está en conocer quién dice la verdad o quien miente, ni siquiera en saber que nunca hay que creérselas por mucho que en los retretes de la escudería aparezcan pintadas que afirmen que tal o cual integrante del staff es una nenaza. Lo bueno de ellas radica en que siempre preludian guerras de las auténticas, de esas que han sido diseñadas para que todo parezca tan normal y tan distinto que puedas pillar al enemigo con los calzones bajados mientras lee la tontería que ponía como ejemplo más arriba.

Si en Corea se dijo que Felipe iba mejor que Fernando y pudimos verlo durante un puñado de giros... Si el paulista terminó cuarto y sabemos de sobra que es lo que puede dar de sí el F2012, porque para llevarlo más lejos ya está el asturiano... Si en el patatal asiático intuímos que el de Oviedo había apostado por un setup rápido en aras de calificar alto, sacrificando el rendimiento en carrera... 

Si allí donde Cristo perdió sus sandalias no estaban los McLaren, para entender lo que ha ocurrido esta tarde en India convendría que metiésemos primero a los monoplazas británicos en la ecuación e hiciésemos después algunas cuentas entre lo visto hoy y lo visto en Yeongam, pues tal vez podríamos discernir que mi Felipe ha quedado más cerca de Vettel y que Fernando ha sacrificado algo menos de una décima con respecto al alemán, lo que bien podría indicarnos que el brasileño va mejor que en Corea y que el español ha entendido que su fuerte sigue siendo la prueba del domingo.

En este orden de cosas, llevaría razón Lewis cuando tras la calificación ha dicho que ve a los Ferrari muy fuertes, y también McLaren, al afirmar que red Bull es asequible, porque entre unas cosas y otras, esta mañana (tarde india), Sebastian ni ha ido tan cómodo como se esperaba, ni ha sabido despegarse de un paquete como Massa (¡lo de paquete es coña, que os veo venir!), en un circuito, Buddh, que a priori iba como anillo al dedo a las características del galgo austriaco.

Mañana saldremos de dudas, desde luego, pero esta noche de lobos en la que me ha dado por permitirme el lujo de tirarme a la piscina, me apetecía recordar que un viejo sabio al que leen todos los generales del mundo mundial para entender de qué va la estrategia, dijo hace ya un puñado de siglos que si el ejército está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos.

Más claro, el agua. Os leo.

4 comentarios:

GRING dijo...

¿Sabes cuando uno tiene una intuición muy fuerte sobre que algo va a salir bien y no puedes explicarlo objetivamente?. Pues eso.(¿Será el buen sabor de boca del 0-5?)

rudyBB dijo...

Webber tiene un papelon mañana en la salida. Si consigue hacer de tapon en favor de Vettel...
Muy interesante la carrera de mañana

Anónimo dijo...

La balanza tiene que cambiar un día u otro. Sigo confiando en el cavallino aunque nos haga sufrir.

King Crimson.

ferran-munoz dijo...

Gran noticia, pero yo por desgracia no soy tan positivo....

En mi opinion RedBull ha reservado en la quali. y mañana van a estar delante todo el rato tranquilamente a menos que se acerque alguien a presionarles, entonces apretaran un poco. Y sobre Ferrari ya ni quiero hablar, menuda decepción me he llevado.