miércoles, 29 de diciembre de 2010

La ley del embudo [Enigma 12]


El Red Bull de 2010 ha desconcertado en muchos aspectos a sus rivales, y también a los aficionados y entendidos. Sin duda, lo más destacable de todo ha sido esa extraña facultad que ha mostrado durante toda la temporada para bajar el fondo plano en calificación, logrando una configuración mucho más cercana a la de carrera y por tanto optimizando prestaciones, lo que llevó en su momento a valorar incluso la posibilidad de que Newey y su gente hubieran implementado algo en las suspensiones que permitiera tal milagro.

Antes de atacar este punto en concreto conviene que sigamos visitando el fondo plano, al menos mi aproximación, pues si no me fallan los cálculos y tal y como dije en la anterior entrada, es en él donde reside el ardid sobre el que trabaja Adrian.

Sea como fuere, como estamos abusando de las imágenes frontales me he permitido hacer un escorzo de la sección de fondo plano que nos estamos hartando de ver estos días, para que los que no estéis acostumbrados lo entendáis mejor.



Así, visto en profundidad, podemos observar cómo la bañera del fondo plano se remete antes de dar paso al volumen externo del doble difusor. Cómo se alivia la estructura, como comentábamos hace unos días, quedando muy limpia y ganando por tanto flexibilidad, y cómo queda un espacio generoso y oscuro que es donde me voy a adentrar con vuestro permiso.

En la imagen de más abajo volvemos a las andadas: a la izquierda, el fondo plano tal cual, y a la izquierda, una pequeña aproximación que nos señala cómo el aire penetra con libertad por las ventanas abiertas en la bañera, para salir bajo la luz de lluvia y sobre el esquema del difusor.


Obviamente, el DD del RB6 tiene una marcada forma de embudo (una boca más ancha que la opuesta) y el asunto me ha traído de cabeza porque si queremos acelerar el caudal que pasa por debajo del fondo plano, bastaría con que el aire superior y el inferior se encontraran en un determinado punto para que las diferentes velocidades y temperaturas de uno y otro hicieran el resto. Para colmo de males, el difusor del RBR dispone de aberturas como las que veíamos ayer...

Bien, el embudo de Newey permite que los flujos interiores que lamen la bañera se concentren y aumenten su temperatura en un punto que está precisamente en la perpendicular del eje trasero. Hay ganancia de velocidad en esa porción de aire en concreto porque un fluido caliente es menos denso que el frío, con lo cual se origina tiro, como en las chimeneas, pero debido al cambio de ángulo del caudal inferior al traspasar el doble difusor y a la diferencia de tamaños de las diferentes secciones, hay que pensar también en que existe drag porque las paredes laterales de la abertura del embudo se enfrentan directamente al aire.


Sin querer, volvemos a contemplar una vez más cómo Adrian abunda sobre la estrechez en la estructura principal para favorecer la función de torsión en el coche, esta vez situando la zona de ese supuesto drag que mencionaba hace unos párrafos y el lugar donde se maximiza el tiro dentro del embudo, justo en el eje longitudinal del RB6.

¿Y por qué me interesan especialmente los flujos que lamen la bañera...?


Anterior / Siguiente

2 comentarios:

Primo de Anónimo dijo...

Estimado Orroe,
¿Y …? ¿Por qué nos haces esto? ¡Que tú no necesitas índices de audiencia! ¿O sí? No nos dejes con la miel en los labios, por favor termina el diseño y háblanos de como restringe la fricción debida al embudo.
Bueno maña leeremos más (¡Un coitus interruptus!).
Saludos

Orroe dijo...

XDDDDDDDDDDDD

Primo de anónimo ;) No necesito índices de audiencia, pero sí dibujos para explicarme, y sólo puedo hacerlos por la tarde XDDDDDDDD A ver si esta tarde cuelgo algo más XDDDDD

Un abrazote

Jose