jueves, 17 de junio de 2010

Los pequeños detalles


La F1 es un mundo que da grandes pasos a base de resolver cosas minúsculas, buscando con ello limar las asperezas del tiempo, nunca mejor dicho, que en este santuario de la excelencia tecnológica se calibran en milésimas de segundo.

A cuenta de las penurias sufridas por el F10 en Turquía, no han sido pocos los que han sugerido dejarse de F-Duct y chanfainas, insinuando que el retorno a la configuración del coche italiano en Shakir supondría la panacea para todos los males, como si desandar el camino recorrido fuese posible, que no lo es, porque en este deporte siempre se avanza, independientemente de cómo se haga, y en el caso del monoplaza de Maranello salta a la vista que con él se tomó un camino equivocado que por fortuna parece a punto de resolverse.

En términos generales todos los equipos progresan desde que comienza la campaña hasta que termina, y el asunto consiste en mantenerse en sintonía con el avance de los inmediatos rivales, evitar perder terreno, y si es posible, sacar alguna ventaja y mantenerla, de manera que podemos afirmar que a estas alturas del campeonato las diferencias existentes entre unos y otros vehículos sólo deberían ser valoradas en términos de aquí y ahora, porque la distancia evolutiva que los separa de los aparentemente idénticos que iniciaron la sesión, es sencillamente insalvable, circunstancia que hace desaconsejable «volver atrás» como salida.

Me he tomado la libertad de encabezar esta entrada con la imagen de la parte posterior de la carrocería del McLaren MP4/25 para destacar a qué nivel de detalle se trabaja cuando se busca mejorar el comportamiento de un coche, porque bastaría que echásemos un vistazo al mismo monoplaza que lleva corriendo desde Bahrein, para descubrir cómo se ha mejorado la aerodinámica de esa zona en cuestión haciendo coincidir los elementos que la modelan con el camino que toma el flujo lateral y superior de los pontones a su paso hacia la parte alta del difusor, sencillamente trasladando los estorbos (juntas y tornillos de sujección) a un área menos comprometida.

Y es que ganar milésimas de segundo no sólo corre a cargo del difusor o de la incorporación (o no) de inventos como el F-Duct, sino en saber vencer en batallas celebradas en los estudios de diseño y en los túneles de viento, que pasan totalmente desapercibidas, pero que se pueden medir en la reducción de alguna micra en el perfil de un elemento de la suspensión, o en la variación de un segundo de grado en su alineación o inclinación… Cosas pequeñas, detalles a veces ridículos, que permiten que tu coche se mantenga en línea de comportamiento con el nivel alcanzado por sus rivales inmediatos, y que en algunos casos te ayudan a obtener una ventaja que a la larga puede suponer la victoria.

Si me apasiona la F1 es, entre otras cosas, porque se trata de un mundo en constante evolución en el cual se queman las naves cada fin de semana de Gran Premio, impidiendo cualquier retorno por muy pequeño que parezca el paso que se ha dado.

9 comentarios:

pulguitaatodogas dijo...

Como bien dices, los pequeños detalles hacen grandes las diferencias: pequeños detalles que no sólo son técnicos, sino también en las relaciones personales. Un gesto o una declaración marcan también grandes diferencias.
Creo que uno de los mayores potenciales de Ferrari frente a McLaren o RedBull es el espíritu de equipo y espero que les da tantos puntos como para reducir las diferencias técnicas.

Primo de Anónimo dijo...

Estimada Orroe,
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que el paso atrás en las evoluciones no existe, por eso es tan importante elegir bien cuál debe ser tu paso adelante. Si tienes claro cuáles son esos pasos, no tienes porque volverte loco copinado de forma desesperada los cachivaches de otros equipos. Por ejemplo RB está probando el F-duct pero priorizando su propia evolución y cuando toque de forma más o menos armoniosa se implementará. Otros equipos han mostrado que tienen poca personalidad copiando de forma un poco alocada ese cachivache y ahora se dan cuenta que quizás si hubiesen seguido otra línea de evolución habrían ganado más milésimas. Ahí está el error.

csm dijo...

Pues fíjate que yo era de las que pensaba que retomar el coche de Bahrein era lo mejor :-(. Ahora comprendo que es imposible, pues, los demás ya han avanzado respecto a sus propios modelos de la primera carrera.
Tine mucha razón Pulguita y apuesto por esos otros detalles sutiles, pero determinantes.

Primo de Anónimo me lleva a cuestionarme éso de la falta de personalidad. Parece igual a lo que ocurrió el año pasado con los dobles difusores y creo que más que falta de personalidad puede ser falta de tests, limitación de túneles de viento, de CFD, recortes de personal técnico... lo que nos lleva a éso que tan a menudo nos mencionas Josetxu, la falta de creatividad.
Cuando no se puede elucubrar y probar en circuito (que es donde verdaderamente piloto y máquina se tienen que entender) no nos dejan más salida que copiar rápido y palpando grosso modo la ventajilla, las decimillas que se pueden ganar...que, en realidad, al final ( encima ), supone mucho más gasto que si se hubiera podido probar en el asfalto.
Muy buen artículo, Jose.
Un besote

seeyouinthenextlife dijo...

Si dejasen descansar la normativa en cuanto a coches unos años la cosa se pondría más y más interesante, podrían desarollar los coches como Dios manda y "parir" esos detalles o esa "diferencia" mínima que hace grande a un momnoplaza.

Un saludo.

Sinónimo dijo...

Desde luego, seeyou...
Yo, a la maFIA:
- Le prohibía prohibir (asunto KERS/limitaciones de uso, motores capados, )
- Le congelaba la normativa por un tiempo
- Le quitaba el rollo ese de los proveedores únicos
- Echaba a la calle a tanto comisario y a su "cherif"
- Y, finalmente, les obligaba a celebrar TODAS las carreras en Canadá, Spa, Monza y Mónaco XDDD.
Orroe, estos pequeños detalles que nos escribes también cuentan ¿eh? XDDD
Slds

Aficionando dijo...

Lo que es impepinable es que en McLaren saben hacer coches bonitos. Es para estar mirándolo una hora.

J-CAR dijo...

“Acariciad los detalles, los divinos detalles, en el arte elevado y en la ciencia pura” (Nabokov. Curso de literatura Europea).
En esos pequeños detalles que van cambiando de una carrera a la siguiente está esa salsa que añade la F1 al deporte del automovilismo. Las carreras anteriores te dan una tendencia pero la siguiente es imprevisible porque ya no corren los mismos coches. Cuando se puede hay que seguir el fin de semana completo, y hay que seguir a los cazadetalles: fotógrafos y preguntadores.
Algunas opiniones parecen sentencias ad aeternum. Cuando caiga la bandera en Valencia tendremos muchas de estas… que valdrán poco cuando lleguemos a Silverstone.
Carpe diem.

David Plaza dijo...

Y es que estamos en la F1 que lima los detalles del concepto que se modeló en 2009. Ahora es cuando estamos inmersos en la carrera de las milésimas que comentas Orroe. Aunque, a pesar de ello, aún muchos siguen enfrascados en comprender el concepto para, posteriormente, poder limarlo.

Conducto F de McLaren, suspensiones/escapes/alerón trasero de Red Bull, doble fondo Renault...

Orroe dijo...

Buenos días, aunque con retraso :P

Jon ;) La parte humana de este deporte siempre pasa desapercibida, y llevas razón en recordar que es tan importante o más que la mecánica. Sí, ahí también son importantes los pequeños detalles ;)

Primo de Anónimo ;) Sin duda el camino tomado después de Bahrein ha sido de los peores, ahora sólo toca cruzar los dedos y esperar a que el nuevo sea el correcto ;)

Concha ;) La reducción de entrenamientos lleva tiempo pasando factura al deporte. Mira sin ir más lejos lo que pasó el año pasado con el piloto suplente (Badoer) XDDDDDD

Seeyouinthenextlife ;) No pueden, porque entonces no podrían justificar sus sueldos XDDDDDDDDD

Sinónimo ;) Se agradece ;)

Aficionando ;) Reconozco que me ha costado acostumbrarme a sus líneas, pero a día de hoy hay que afirmar rotundamente que es precioso y que saben hacerlos hermosos ;)

J-Car ;) Carpe diem, compañero, un gusto leerte ;)

David ;) Tiempo sin leerte XDDDD Gracias!!! Buen apunte, porque el mejor colocado es precisamente ese hijo del RB5 que ya prometía tanto en 2009 ;)

Un abrazote

Jose