lunes, 14 de junio de 2010

El llanero solitario


Ayer domingo, al comienzo de la tarde gala, concluía la 78ª edición de las 24 Horas de Le Mans con los tres Audi R15 TDI oficiales ocupando las primeras plazas.

El equipo compuesto por Bernhard, Rokenfeller y Dumas, obtenía la victoria tras desarrollar 397 giros al circuito de La Sarthe, imponiendo un nuevo récord de distancia recorrida: 5.410 kilómetros, que dinamitaba el establecido en 1971 por el Porsche 917 de Helmut Marko y Gijs Van Lennep, cuando el circuito era mucho más rápido que ahora. De manera que el Audi número 9 lideraba el retorno de la marca de los aros a lo más alto tras derrotar a la armada Peugeot Total capitaneada por dos de los vencedores del año pasado, nuestro compatriota Gené y el alemán Wurth, que compartían esta vez vehículo con Anthony Davidson, sustituto de David Brabham, quien competía en la categoría LMP2 a bordo del HPD ARX.01 del equipo Highcroft Racing.

A pesar de que los coches franceses fueron los más rápidos sobre la pista y salían desde las primeras posiciones de la parrilla, una serie de averías mecánicas los fueron descartando poco a poco: el de Lamy, Panegaud y Bourdais, cedía en la vuelta número 38, y el de Sarrazin, Minassian y Montagny, lo hacía en la 264 después de haber liderado la prueba.

Casi cien giros más tarde, apenas a dos horas de concluir la carrera y cuando ocupaba la segunda posición de la general, sucumbía el 908 Hdi-FAP número 1 con Alex Wurth [*] en el asiento del conductor.

No fue una buena jornada para los españoles, pues el Corvette C6 ZR de la escudería Corvette Racing, cuyo volante compartía Antonio García con Johnny O’Connell y Jan Magnussen, también abandonaba tras mantenerse en pista durante casi 16 horas.

Con la de ayer, la marca alemana empata a triunfos a Ferrari (9), ocupando la segunda posición en el palmarés detrás de la todavía imbatible Porsche (16), elevando a cuatro sus tripletes sobre el trazado francés (2000, 2002, 2004 y 2010), y recuperando el trono cedido a Peugeot el año pasado tras una década casi completa de dominio absoluto, pues el Bentley EXP Speed 8 que venció en la edición de 2003 era heredero del proyecto Audi R8C, con el que compartía numerosos elementos, incluyendo el motor de los victoriosos R8 de comienzos de siglo.

¡El llanero solitario ha vuelto!


[*] Equivocadamente puse como piloto en el momento del abandono a Marc Gené. Subsanado el error, recomiendo encarecidamente la lectura de la entrada realizada por Félix Iturbide (El Lince del Paddock).

5 comentarios:

Orroe dijo...

¡Eo, eo! XDDDDDD

Lola dijo...

Vaya, nadie ha comentado nada, por eso me he animado a hacerlo yo. Además, prefiero comentar esto que las palabras de los anónimos que se creen superiores.

Lástima¡¡¡ Este año no ha podido ser, Gené no ha podido ganar como el año pasado. Una pena, me cae bien este chico.
Pero lo que sí se ha repetido es el silencio en los medios de comunicación respecto a esta prueba, silencio total y absoluto, todo lo que no sea futbol no es digno de mención. Triste pero cierto.

Bueno, supongo que en algún medio se habrá comentado, pero que no me he enterado, vamos. Si alguien lo ha hecho que lo diga.

Saludos a todos/as, incluidos los anónimos.

Orroe dijo...

Buenas noches ;)

Lola ;) Ésta ha sido la prueba más huérfana de noticias que recuerdo, y eso que era la reválida de Marc, y ha habido cambios de reglamento, y Audi había sacado pecho, y Peugeot llegaba con buen saldo en las ALMS... ¡Una lástima!, pero cierto ;P

Un besote ;)

Jose

El Lince del Paddock dijo...

Ey Jose,

Lo primero gracias por el linkeo y buena entrada también. Menos mal que estamos gente como tú, yo, y los "pofesionales" como la gente de GPA para dar cobertura a esta mítica carrera.

Ahondar en la calidad de los medios de información generalistas de este país y más cuando se trata del motorsport, es una pérdida de tiempo. Aún asi, afortunadas las nuevas generación que gracias a internet tiene en su mano toda la información que deseen buscar. Nosotros en nuestra época, respecto al motorsport, era prácticamente como vivir en las cabernas. Hasta que no salí al extranjero y luego con la llegada de internet, apenas podía saciar mi hambre de conocimientos sobre las carreras internacionales.

En fin, de todos modos, seguimos siendo jovenes, ¿no? jejejeje

Un abrazo !!

Orroe dijo...

Félix ;)

El honor de es mío XDDDD Sí, menos mal que no bajamos la guardia en las trincheras... a los «jóvenes» me refiero XDDDDDD

Un abrazote largo ;)

Jose