viernes, 17 de julio de 2009

C'est la vie, Sebastien


Bajo el olimpo deportivo habita el más vulgar mercado de la carne, donde el mejor postor o la mejor oferta triunfan sobre la inteligencia y la sensibilidad por aplastante y grosera goleada.

Sebastien Bourdais es un ejemplo vivo y reciente, pero ha habido otros y los seguirá habiendo porque la F1 es sobre todo un enorme negocio que carece de sentimientos, en el que lo que realmente importa es lo que se aporta como valor añadido o lo que se puede demostrar en un juego a la ruleta rusa que acostumbra a estar amañado.

Hace no mucho, mi editor de libros infantiles me dijo que yo ya lo había demostrado todo, que ya no me hacía falta hacer esfuerzos inútiles… Curiosa forma de adular a un viejo que acaba de comprender que hay que desandar lo andado y pelear por demostrar día a día que sigue siendo aquél que luchó y soñó con quedarse; que acaba de entender que la única forma de mantener la posición es luchar por desequilibrar y tumbar al tipo que lo ha demostrado todo y no requiere de esfuerzos inútiles; matarlo si se puede, eliminarlo siempre…

Sebastien podría ser mi propio hijo (en realidad, cualquiera que tenga 30 o menos años podría serlo a poco que me hubiese puesto), y me duele su inocencia, su necesidad de espacio y comprensión en un mundo dominado por tiburones blancos y talonarios, porque me recuerda a mi hijo enfrentándose en solitario al instituto y sus claras referencias pedagógicas. Paul Newman, su mentor, vio en él lo que otros no vieron y le brindó la oportunidad de que alcanzara su sueño con un coche capaz de llevarlo a lo más alto. Pero decidió cambiar de aires, venirse a su Europa natal a probar suerte en la F1, para estrellarse contra Briatore y para soñar que un miserable Toro Rosso se parecía en algo a un Newman-Haas. Y se ha partido en dos al toparse consigo mismo en un entorno totalmente desconocido y hostil.

«We're Not Programs, Gerty, We're People» Necesitamos espacio, confianza a raudales, tiempo para demostrar lo que somos, ilusión a nuestro alrededor, un aliento tibio que nos anime y nos dé los buenos días cada mañana, alguien al lado que intuya dónde llegaremos y que nos dispense toda la confianza del mundo. Y a los que piensen que este planteamiento es muy de muñecas, poco útil en los tiempos que corren, les recordaré que no hace mucho existió un hombre viejo que creyó en uno joven con fe ciega, y le dejó errar, madurar en los fracasos rodeándolo de nuevas oportunidades; y que el joven supo devolver cada gramo de confianza convirtiéndose en el mejor piloto que ha volado sobre el asfalto. Eran otros tiempos, obviamente, eran tiempos nobles, tiempos de espada láser, de jedis y de esperanzas.

El anciano se llamaba Enzo y el muchacho Gilles, y lo siento Sebastien, siento en el alma que te hayas dado de bruces con el nuevo espíritu ramplón y miope que da aliento a la F1. Merecías más, pero así es la vida querido amigo. Te echaré de menos.

4 comentarios:

Wallias dijo...

Este post debería trascender más allá del ámbito de un blog deportivo.

Bravo. Brillante. Sospecho que hoy en día con 30 y pocos años casi todos nos sentimos un poco Bourdais esperando cruzarnos con un viejo Enzo...

Orroe dijo...

Buenas tardes Wallias ;)

Tenía ganas de charlar un poco contigo y voy a aprovechar que la canícula está haciendo estragos en la concurrencia XDDD

Lamentablemente el blog y el bloger no dan más que para lo que dan, o sea, para bien poquito XDDD, pero sí, estoy contigo en que este puto mundo está acabando con todo lo bueno que tenemos, porque en la juventud, en las ganas, en el futuro, está nuestra supervivencia, larvada, un poco acojonada, y demasiado lastrada por saberse pan para hoy y hambre para mañana.

Y voy un poquito más lejos, incluso rayando los 50 me gustaría encontrar un Enzo XDDDD Sin embargo, y por no ser demasiado mezquino conmigo mismo, debo reconocer que en la medida de mis posibilidades he creído en el potencial de algunos, los he cuidado y les he visto volar solos, porque soy de esos idiotas que aún creen que estamos aquí para hacer algo por la humanidad, y veo con agrado que no estoy solo ;)

Un enorme abrazo y gracias por pasarte ;)

Jose

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu post Orroe... sinceramente es de lo mejor que he visto últimamente por la web.
Mis felicitaciones y me apunto tu web.

Orroe dijo...

Buenas tardes.

Martín ;) Mira en qué fechas te leo XDDDDD De todas formas, bienvenido ;)

Viagra ;) Pues que lo disfrutes ;)

Un abrazo

Jose